Sopas, abrazos y charlas contra el frío y la soledad de vivir en la calle

Cada semana los voluntarios de la Fundación SI van al encuentro con al menos 150 personas en situación de calle. Las “recorridas nocturnas” buscan mejorar su condición y romper el estigma del abandono.

30/05/2018
Sopas, abrazos y charlas contra el frío y la soledad de vivir en la calle
(Foto: Fundación SI)
Gonzalo Gobbi

Autor: Gonzalo Gobbi

redaccion@quedigital.com.ar @gonzalogobbi

Una vez a la semana (cada miércoles) un grupo de unos 30 voluntarios de la Fundación SI se organizan para ir al encuentro con al menos 150 de las personas que hoy están en situación de calle en Mar del Plata, siempre con una sopa caliente como sana “excusa” para acercarse y abrir el diálogo, y con la construcción de un vínculo cálido para ayudarlos a mejorar su condición y romper el estigma del abandono y la soledad como objetivo central.

Hace seis años que esta ONG realiza estas “recorridas nocturnas” atravesadas por la intención genuina de promover la inclusión donde rige el frío y la extrema marginalidad. Y en cada encuentro con el otro, los abrazos, las sonrisas y la ayuda no asistencialista se mezclan con la frustración de saber que al término de la recorrida, los hombres y las mujeres seguirán ahí, en la calle.

Las “recorridas nocturnas” no solo se realizan en la ciudad sino en diferentes puntos del país. Tienen un protocolo ya establecido que habla de la buena organización de los voluntarios. En Mar del Plata, cada miércoles se encuentran a las 20 en un punto establecido: Colón e Independencia. El único requisito es llevar un termo de agua caliente (que luego se volverá sopa) y bolsas para separar las donaciones.

De ahí en adelante, la recorrida se divide en cuatro zonas: Plaza Rocha, el Hospital Materno Infantil, Centro 1 y Centro 2. Cada uno de éstos son puntos de encuentro establecidos junto a otras ONG de la ciudad que también acompañan y ayudan a quienes están en situación de calle.

“Nos dividimos en grupo y salimos al encuentro. Lo más importante es el tiempo y la charla que podamos compartir. La sopa es la excusa. Nos encontramos con personas que duermen en la calle y también con algunos que no precisamente están durmiendo ahí, pero que cuidan coches, están en una situación de vulnerabilidad… y eso también es situación de calle”, explicó una de las voluntarias de la Fundación SI, Mariana Tridente, en diálogo con QUÉ Digital.

Desde que el frío se instaló en Mar del Plata, como pasa cada año, el número de personas en situación de calle creció. Y si bien existe una diferencia histórica entre la cantidad de personas que registran las organizaciones y las que reconoce el Municipio, la Fundación SI acompaña cada semana a unas 70 personas en Plaza Rocha, a más de 30 detrás el Materno Infantil y a algo más de 50 en todo el centro de Mar del Plata.

En el 99% de los casos los voluntarios encuentran que las personas presentan problemas con las adicciones, tanto con el alcohol como con las drogas, por lo que el abordaje no resulta sencillo, pero tampoco es imposible.

El objetivo, en las recorridas, es establecer “un vínculo de calidad” con la gente en situación de calle y de esa manera evaluar cómo ayudarlo a revertir o mejorar su situación.

“Inculcamos el no asistencialismo, pero cuando se necesita, se necesita”, reconoció la voluntaria en relación a la tarea que se realiza con los voluntarios y se refirió a un sentimiento con el que conviven: la frustración.

“La frustración hay que manejarla porque es lo más difícil que tenemos como voluntarios. La frustración está todo el tiempo, en cada encuentro, en cada abrazo”, indicó Mariana, quien viene participando de las “recorridas nocturnas” desde el inicio, allá por el 2012. Seis años de encuentros y desencuentros, de historias únicas, de un voluntariado de persona a persona, cuerpo a cuerpo.

“Acá lo más importante es venir con ganas de escuchar, sin prejuicios y con ganas de abrazar gente. La sopa que llevamos es la excusa, el tiempo y la charla que podamos compartir es lo verdaderamente importante”, completó la voluntaria.

Cada miércoles por la noche la Fundación SI renueva su compromiso con las recorridas nocturnas de la mano de sus voluntarios. Y las puertas de esta noble acción están abiertas a los vecinos, que en caso de querer sumarse podrán hacerlo yendo a las 20 a Colón e Independencia con ganas de escuchar, aprender y compartir, a partir de una sopa como disparador para construir vínculos que contribuyan a revertir la soledad, el abandono y la marginalidad.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios