Textilana teje precariedad: “Se viola la ley todo el tiempo”

Los más de 500 trabajadores no tienen servicio médico y se les descuentan horas por asambleas. Las denuncias y amparos se archivaron. La abogada de la comisión interna habló de los delitos laborales en los que incurre la patronal.

08/01/2017
Textilana teje precariedad: “Se viola la ley todo el tiempo”
(Fotos: QUÉ Digital)
Gonzalo Gobbi

Autor: Gonzalo Gobbi

redaccion@quedigital.com.ar @gonzalogobbi

En el 2017, la fábrica de Textilana en Mar del Plata mantiene precarizado a su personal con prácticas que además de pertenecer a viejas épocas, infringen la ley. Sobre las marcadas irregularidades y entre amparos y denuncias que hasta el momento fueron archivadas y desatendidas, la abogada de la comisión interna de los trabajadores detalló en diálogo con QUÉ los delitos que se cometen puertas adentro y remarcó la organización de los más de 500 empleados.

Casi el 80% del personal de la fábrica ubicada sobre la Ruta 88, a unas 20 cuadras de la avenida Juan B. Justo, son mujeres que trabajan en los distintos sectores de la cadena de producción. El 20% restante son hombres, principalmente dispuestos en el área de tejeduría. En ambos casos, se exige “un ritmo de producción arbitrario” y no regular. Del total, casi 80% padece enfermedades laborales que la ART no reconoce y la empresa desatiende por carecer de puntos esenciales del servicio médico que por ley debería tener.

La abogada Constanza Berisso brinda asesoramiento legal a la comisión interna de la planta y se refirió a los pocos avances que tanto en el Ministerio de Trabajo como en la Justicia tuvieron las denuncias y amparos presentados.

Unas de las conquistas del último tiempo fueron las vacaciones. Antes, durante largos años, la empresa “arbitrariamente imponía la fecha de las vacaciones y se las comunicaba a los trabajadores incluso solo 48 horas antes”, contó la abogada. La irregularidad se solucionó recién en 2016 a través de un acuerdo entre la empresa, el sindicato y la comisión interna. Sin embargo por este tema sigue habiendo inconvenientes ocasionalmente con algunos de los empleados.

Durante el 2016 el directorio de la empresa Textilana, encabezado por los hijos de Mauro Sergio Todisco -fallecido en julio del año pasado- y el gerente de la firma y la encargada de personal -una contadora que sin conocimiento médico se encarga de otorgar o no las licencias médicas-, repitió descuentos a los trabajadores que -amparados por la ley- realizaron asambleas dentro la fábrica, donde por cierto ya hay instaladas más de 50 cámaras de seguridad para “perseguir a los empleados”.

“Se aplicaron descuentos varias veces en 2016 por estar en asambleas. Hicimos presentaciones en el Ministerio de Trabajo. Hubo audiencias, pero el abogado de la empresa concurría sin instrucciones y se terminaba archivando el expediente”, contó la abogada y remarcó que “en ningún momento la empresa marcó su posición con respecto a este tema dentro de la fábrica”.

MAURO SERGIO TEXTILANA

Finalmente, los descuentos “fueron devueltos en negro”, sin reconocer legalmente la irregularidad cometida al aplicarlos inicialmente tras las asambleas. El sueldo mínimo de los trabajadores supera apenas los 5 mil pesos y quienes más ganan, no superan los 11 mil pesos de salario, pese a que la empresa es una de las de mayor producción textil a nivel nacional, con ventas al exterior.

Por este tema se presentó un amparo sindical que está en trámite, luego de que en la última asamblea la empresa aplicara descuentos pero decidiera no le descontarle parte del salario a los delegados de la fábrica, “con el objetivo de dividir a los trabajadores y alentar el mito de que los delegados tienen privilegios, cuando es lo mismo”.

SERVICIO MÉDICO: “NO SE CUMPLE”

Otra de las prácticas ilegales en la que incurre Textilana es la inexistencia de un servicio médico acorde a su planta de más de 500 trabajadores.  Se calcula que cerca del 80% del personal que tiene al menos cuatro o cinco años en la fábrica tiene enfermedades profesionales -no reconocidas por el directorio como tales-.

Por ley debería tener un médico en la planta que evalúe si alguno de los empleados se enferma, que controle los certificados médicos y evalúe las licencias. Pero “eso tampoco se cumple”, afirmó Constanza Berisso.

Detalló, en este sentido, que en toda la planta no hay silla de ruedas y que el servicio de ambulancia solo se paga cuando necesita de urgencia, cuando la cantidad de trabajadores, según la abogada, amerita que Textilana cuente con un servicio contratado en forma estable para una mejor asistencia. Tampoco hay enfermero y hasta hace unos meses ni siquiera había un botiquín en la planta.

TEXTILANA 2

Lo que termina ocurriendo, precisó la representante legal, es que la contadora que ocupa el cargo de jefa de personal recibe los certificados “sin tener conocimiento sobre medicina” y “decide arbitrariamente si los empleados tienen que tener o no la licencia médica”.

“Ella ve las radiografías, las placas. Y es contadora”, añadió y señaló que en términos generales “la ART funciona mal” y la empresa “no los deja hacer la denuncia correspondiente ni existe capacitación en ese sentido dentro de la fábrica”.

En simultáneo, se calcula que cerca de un 80% trabajadores con al menos cuatro o cinco años dentro de la empresa padece enfermedades laborales tales como Tendinitis, Tendinosis o Túnel Carpiano.

EL MINISTERIO ARCHIVA Y LA JUSTICIA NO INTERVIENE

A lo largo de los últimos años, la comisión interna de los trabajadores logró importantes avances y producto de ellos, presentó múltiples denuncias en el Ministerio de Trabajo e incluso un amparo ante la Justicia de Mar del Plata.

La respuesta de los propietarios ante la organización de los trabajadores, no se hizo esperar. Después de todas las presentaciones en el Ministerio de Trabajo, “la patronal hizo una desafiliación masiva de los cargos más jerárquicos del sindicato para generar lo que se conoce como práctica desleal, en busca de sacarle atribuciones a los delegados”, indicó la abogada.

Esta práctica también ilegal fue judicializada y existe hoy un amparo sindical en trámite por persecución sindical.

“Pedimos una medida cautelar para que la empresa se reúna con los delegados periódicamente, pero eso nunca se cumplió. La acción judicial apunta a que la Justicia ordene la realización de estos encuentros para resolver en conjunto los aspectos que fallan dentro de la fábrica, pero no avanzó”, agregó Constanza Berisso.

Meses atrás, el “atropello de las patronales textiles” que desde hace meses vienen exponiendo los trabajadores de Textilana se canalizó en una presentación que cruzó las fronteras de Mar del Plata y llegó a la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, a través del legislador bonaerense del Frente de Izquierda y de los Trabajadores Guillermo Kane.

Por último la abogada remarcó que el Ministerio “ha archivado cada expediente” y que la Justicia “hasta el momento elige no intervenir a pesar de las evidencias de esta arbitrariedad que infringe la ley”.

Todo indica que más allá de los pasos administrativos, los trabajadores dependen de seguir organizándose para defender sus derechos y enfrentar prácticas abusivas y propias de viejas épocas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios