Tiene cáncer y no puede tratarse porque no le dan la medicación

No es la primera vez que Elsa, de 52 años, le reclama al Estado la entrega de sus remedios. Sin embargo, esta semana debió suspender la quimioterapia por no tener las drogas.

23/09/2017
Tiene cáncer y no puede tratarse porque no le dan la medicación
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

La tranquilidad que tuvo, semanas atrás -cuando logró, a fuerza de reclamos, que el Estado le entregara la medicación oncológica necesaria para su tratamiento- le duró muy poco a Elsa Orellana. Es que la mujer de 52 años denuncia que esta semana debió suspender el inicio de una sesión de quimioterapia porque, una vez más, no le enviaron los remedios necesarios.

Elsa tiene cáncer de pulmón y es paciente del Hospital Interzonal General de Agudos. Semanas atrás, QUÉ Digital hizo público su caso: hacia cinco meses que el Estado había dejado de enviarle la medicación oncológica, pese a lo establecido en el programa Incluir Salud, que brinda cobertura integral a beneficiarios de Pensiones No Contributivas (PNC).

Algunos días después, Elsa recibió la primera dosis de las tres prometidas, ya que el tratamiento implica una serie de sesiones, que deben tener un descanso entre cada una de ellas. Sin embargo, esta semana recibió una mala noticia desde Zona Sanitaria VIII: la medicación no está y no hay ninguna certeza respecto a cuándo llegará.

Por ese motivo, la mujer debió suspender la quimioterapia, lo que pone en peligro la efectividad de su tratamiento. “Tendría que haber empezado a tomarla ayer porque no podía perder la quimio: hice el primer ciclo y tenía que empezar el segundo pero no me llegó la medicación de vuelta. Es una vergüenza tener que pedir remedios oncológicos”, relató respecto a lo sucedido.

En ese sentido, cuestionó la falta de respuesta de las autoridades quienes solo se limitaron a decirle que el expediente relativo a su medicación “está en el área de compras desde el 17 de junio” y que no tienen otra solución para ella. “No me saben dar respuestas y hoy estoy con el tratamiento suspendido. No puedo continuar así. Estar luchando todo el tiempo se hace muy difícil”, se lamentó.

Pese a que la mujer presentó un recurso de amparo ante la Justicia para que el Estado regularice la situación, lo cierto es que tampoco hubo avances en ese sentido. Entonces, la urgencia es todavía mayor, y más aun teniendo en cuenta que la medicación cuesta más de $50 mil pesos. Por eso, Elsa decidió apelar a la solidaridad: quienes quieran ayudarla pueden comunicarse al (0223) 480-9589.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios