Una cava como basural, amparo y audiencia judicial sin soluciones

El conflicto se inició en el verano cuando en medio de la paralización del basural la empresa 9 de Julio tiró basura entre los barrios 2 de Abril y El Retazo. Los vecinos siguen sin respuestas que reviertan la situación ambiental.

08/11/2018
Una cava como basural, amparo y audiencia judicial sin soluciones

En el verano pasado el grave conflicto que paralizó la actividad en el predio de disposición final de residuos contuvo denuncias de vecinos de los barrios 2 de Abril y El Retazo contra la empresa 9 de Julio por arrojar basura en una cava que se encuentra entre ambos barrios y que hace más de 20 años sirve para contener el agua de las lluvias. El reclamo se transformó en un amparo y recientemente hubo una audiencia de conciliación en el Juzgado Civil y Comercial Nº6, pero los vecinos aseguran no haber encontrado soluciones ni de la empresa ni de la Municipalidad.

La audiencia de conciliación se realizó en el marco del amparo que habían iniciado los vecinos de los barrios 2 de Abril y El Retazo junto  con la organización MAR. Además de sus referentes, en el encuentro ante la Justicia participó un representante de la empresa 9 de Julio, Norberto Vela, el titular del Ente de Servicios Urbanos, Eduardo Leitao, un funcionario de la Secretaría Legal y Técnica de la Municipalidad, Mariano Perticarari, y el defensor del pueblo Fernando Cuesta.

Desde la Defensoría recordaron que el conflicto se inició con la generación de un basural a cielo abierto en febrero pasado mientras se encontraba en conflicto el predio de disposición final de residuo. En aquel entonces los vecinos vieron cómo la empresa 9 de Julio arrojaba deshechos no sólo en la cava que divide a los dos barrios sino también en el trazado del camino vecinal conocido como El Retazo.

En este marco, desde la Defensoría remarcaron que la cava que desde hace más de 20 años sirve para contener el agua de las lluvias y así evitar que las casas de la zona se inunden tras ese accionar de la empresa 9 de Julio se convirtió en un foco de contaminación.

En los primeros días, hubo una quema de la basura que generó polución en el aire y hasta debieron interrumpirse las actividades del aeropuerto Astor Piazzolla. A su vez, los vecinos denunciaron que el lugar se llenó de roedores e insectos y remarcaron que como el terreno no tiene los requisitos de un basural, los líquidos lixiviados “podrían estar contaminando las napas en un lugar donde la gente consume agua de pozo”.

Ante esta situación fue que los vecinos presentaron el recurso de amparo que derivó en la audiencia de conciliación. Y desde la Defensoría repararon en que si bien la Municipalidad se comprometió a limpiar el camino y los terrenos en un plazo de 30 días, en la audiencia manifestó que “no dispone de los medios para limpiar la cava”. Y sólo se comprometió, junto al área de Legal y Técnica, a averiguar quién es el propietario de esos terrenos.

Pero los vecinos y la Defensoría del Pueblo advierten que el problema de fondo no se solucionó. “Las leyes ambientales estipulan que quien perpetró el daño debe recomponerlo. O sea devolver el medio ambiente a su estado anterior. Sin embargo, la empresa 9 de Julio sostuvo en la audiencia que no tiene la capacidad para hacerlo. La Municipalidad que es la que tiene poder de policía tampoco dio una respuesta”,  sostuvo la abogada de los vecinos Soledad Arenaza.

“Los vecinos no renunciarán al reclamo hasta que haya una solución”, anticipó la abogada y dijo que quedaron a la espera de una nueva audiencia judicial.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios