Violencia de género: la ayuda, tras haber perdido todo

A dos semanas de conocido su caso, Mara recibe colaboración para reconstruir parte su casa del barrio Libertad, que quedó destruida tras un incendio por el que apunta a su ex. Dice que la asistencia del Estado es poca y que la Justicia “se lava las manos”.

18/06/2016
Violencia de género: la ayuda, tras haber perdido todo
(Fotos: QUÉ Digital)

Hace dos meses, la vida de Mara cambió para siempre. En un marco de violencia de género y hostigamientos permanentes por parte de su exmarido, su casa del barrio Libertad apareció incendiada. Semanas atrás se animó a hacer público su caso, a exponerse, para pedir ayuda. Y si bien esa ayuda de a poco empezó a llegar, todavía falta mucho porque su casa en el interior quedó destrozada. Hoy, mientras integrantes de Nuevo Encuentro refaccionan una parte, Mara sigue pidiendo ayuda, remarca que desde el Estado sólo le dieron un colchón, dos frazadas y una tarjeta de $200 para alimentos y cuestiona que la Justicia “se lava las manos”. En definitiva, dice que busca volver a empezar.

Hace dos semanas QUÉ contó su historia. Mara tiene 57 años y hace dos meses que duerme en el piso. Con toda su vida a cuestas, y tras una tormentosa relación cargada de violencia verbal y física, perdió su casa y hoy habita una precaria vivienda junto a su hija y su nieta de quince años. Ella se animó a denunciar a su exmarido y hoy le pide ayuda a la comunidad: sostiene que fue él quien prendió fuego la casa que compartían en el barrio Libertad y apela a la solidaridad para reconstruir su vivienda.

Un grupo de integrantes de Nuevo Encuentro que trabaja en el barrio y que asiste a las familias en diversos contextos pasa horas poniendo en condiciones uno de los espacios de la casa ubicada en Río Negro casi Leguizamón, que en su interior quedó completamente afectada por el fuego, y por ello Mara perdió todo.

“No me quedó nada, ni ropa interior”, grafica mientras ve cómo de a poco uno de los espacios empieza a volver a tomar forma. De todas maneras sabe que falta mucho para recuperar su casa y para “volver a empezar”.

MARA BARRIO LIBERTAD VIOLENCIA DE GENERO INCENDIO AYUDA NUEVO ENCUENTRO (5)
MARA BARRIO LIBERTAD VIOLENCIA DE GENERO INCENDIO AYUDA NUEVO ENCUENTRO (2)
MARA BARRIO LIBERTAD VIOLENCIA DE GENERO INCENDIO AYUDA NUEVO ENCUENTRO (4)

Hoy, mientras sigue pasando sus noches durmiendo entre el piso y un sillón, cuenta que cuando su casa fue atacada vendía ropa, y que uno de los lugares más afectados justamente fue donde tenía unos $30 mil en prendas y materiales. Pero toda la casa se ve afectada y todavía huele a material quemado.

Desde que el hecho ocurrió y luego desde que el caso se hizo público, Mara dice que la ayuda recibida por parte del Estado fue muy poca. Es que sostiene que desde Desarrollo Social sólo le dieron un colchón y dos frazadas además de una tarjeta de alimentos por $200. Qué hacer hoy con $200, se pregunta con lógica.

Mara dice que necesita un trabajo urgente. “Quiero que mi vida no esté más detenida como lo está desde hace meses, que se empiece a mover”, expresa y reconoce que la ayuda que hoy recibe “es un primer paso muy grande”.

“ESTÁN ESPERANDO QUE APAREZCA LASTIMADA”

Cuando su casa apareció incendiada Mara se animó a denunciar a su exmarido. Sin embargo, lamenta la poca respuesta de la Justicia.

“La Justicia se lava las manos diciendo que las pruebas fueron pisadas por los vecinos que vinieron a ayudar”, cuestiona y afirma: “Acá hubo un incendio intencional por parte de un persona desquiciada”. En ese sentido, advierte, con lágrimas en los ojos, que el hombre “es cinturón negro de karate” y pide “que le hagan una pericia psiquiátrica y van a ver cómo está”.

Mara dice que no la escucharon y que “están esperando que aparezca lastimada, que aparezca sin un brazo para empezar a actuar”.

DÓNDE AYUDAR

Mara necesita de todo: desde material de construcción (tirantes, ladrillos, chapas, placas durlock, cemento y pintura) hasta electrodomésticos, ropa y comida. En el barrio se juntan donaciones en el Centro Cultural “Pequeñas Manos de Amor”, ubicado en Paraguay 71. Quienes quieran colaborar pueden acercarse o también llamar al 487-7618 o al (0223) 155-901812.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios