Violento desalojo en Desarrollo Social: no hubo orden judicial

La fiscal Lorena Hirigoyen explicó que tras una presentación del Municipio del lunes se le informó a la Comuna que no existía delito. De todas maneras, reparó en que la Municipalidad tiene facultad de no permitir el ingreso de personas a una dependencia con el “auxilio de la fuerza pública”.

10/11/2017
Violento desalojo en Desarrollo Social: no hubo orden judicial
(Foto: QUÉ Digital)

Cuando el lunes se inició la ocupación del edificio de Secretaría de Desarrollo Social el gobierno municipal se presentó en la Fiscalía Nº12 de Usurpaciones, a cargo de Lorena Hirigoyen, para denunciar la situación. Al día siguiente desde la fiscalía le comunicaron al Municipio que penalmente carecían de intervención a partir de no existir las condiciones para configurar ni el delito de usurpación ni el de turbación, ya que no había daños ni amenazas y la dependencia seguía funcionando. Así la fiscal explicó que no existió este viernes una orden judicial de desalojo, pero reparó en que la Municipalidad tiene la facultad de no permitir el ingreso de personas a una dependencia con el “auxilio de la fuerza pública”.

Luego de que la explicación respecto al accionar policial de este viernes del subsecretario de Desarrollo Social, Guillermo Schütrumpf, estuviera centrada en la intervención en la causa de la fiscal Hirigoyen, QUÉ Digital habló con a la representante del Ministerio Público, quien aclaró que su intervención llegó hasta el martes cuando desde su fiscalía le notificaron al gobierno no existía delito por lo que no se podía disponer una intervención penal.

En concreto, la fiscal detalló que el lunes tras la presentación del gobierno municipal “se comprobó que la gente que había ingresado no había amenazado a nadie ni había roto nada y que dejaba que los funcionarios ingresaran y egresaran del lugar” con lo cual no se daban las condiciones que configuraran los delitos de usurpación o turbación.

De todas maneras, la fiscal aclaró que “el Municipio tiene la superintendencia de sus edificios” lo cual implica que “tiene el derecho de admisión de que la gente ingrese o egrese dentro del marco administrativo”. Eso, según explicó, podía concretarse llegado el caso “con el auxilio de la fuerza pública”.

Concretamente, según pudo saber QUÉ Digital, en el plano judicial lo que por estas horas sí existe y deriva de los hechos de esta mañana -que incluyeron un violento desalojo policial- es una causa por “atentado a la autoridad” a cargo de la Fiscalía de Flagrancia, con una persona detenida. Es que, según la versión de los efectivos al momento de explicar el porqué de la detención, un joven golpeó con un palo a un policía, en medio de los forcejeos. Esa versión “oficial” indica que la policía intentó impedir el ingreso de más personas a la dependencia y allí se produjo la agresión que desencadenó en la represión.

Ante la consulta respecto a si la policía tiene la facultad de acercarse a una dependencia municipal y no dejar entrar a las personas por la sola decisión del gobierno, la fiscal Hirigoyen sostuvo que sí, a partir de tener la “superintendencia del edificio”. “Dentro del derecho administrativo cada uno tiene un superintendente en un edificio que es un responsable, el que tiene que llevar el orden”, puntualizó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios