Domingo 05 de julio | Mar del Plata
¡Seguinos!
14/12/2019

Aldrey Iglesias: la disputa de poder por el Paseo Hermitage

Especial | Anuario 2019

Aldrey Iglesias: la disputa de poder por el Paseo Hermitage
(Fotos: Qué digital)

Tras un acuerdo con un gobierno, nuevas playas públicas para marplatenses y turistas; tras otro acuerdo con otro gobierno, un retroceso y el regreso de la explotación privada en las playas del Paseo Hermitage – Las Toscas. En Mar del Plata, la intensidad del año electoral no solo trajo aparejado un cambio de gobierno, sino también un cambio de postura del Municipio en torno a una puja de poder que inició Carlos Arroyo contra el empresario Florencio Aldrey Iglesias y que con la llegada de Guillermo Montenegro, bajó varios decibeles.

Además de haber sido uno de los puntos fuertes de sus últimos dos años de gobierno, el haber iniciado el conflicto con el empresario mediático tras detectar irregularidades en el cumplimiento del pliego licitatorio puede ser considerado uno de los momentos más álgidos de la administración arroyista.

Cronológicamente, el escándalo se desató en 2018 al descubrirse que la empresa Hermitage SA pagaba un canon irrisorio por la explotación del Paseo Hermitage-Las Toscas, principalmente gracias a la explotación económica que Aldrey Iglesias realizó tras la instalación del Casino del Mar. A raíz de ello, y en una encendida conferencia de prensa, Arroyo anunció en abril de ese año que le quitaba la concesión y que, en paralelo, impulsaba una denuncia judicial por la “estafa” que aseguraba el empresario español había realizado al Municipio.

Sin embargo, tras un insólito giro en la postura del entonces intendente, y en virtud de una serie de presentaciones de Aldrey Iglesias, en mayo y tras rever las condiciones de la concesión del Paseo Hermitage-Las Toscas, el Municipio tomó el control de dos de las tres playas que forman parte de la concesión y que pasaron a ser públicas mientras que el empresario, además de actualizar el canon, logró retener la concesión que ostenta hasta 2030.

Sin embargo, cuando parecía que en su primer verano como intendente Guillermo Montenegro iba a tener la responsabilidad de gestionar por primera vez bajo el ala municipal dos playas plenamente públicas y equipadas en el Paseo Hermitage, todo cambió tras la asunción, una vez más y precipitadamente.

En especial tras los resultados de las elecciones -en las que Montenegro se impuso sobre Arroyo- la actitud del empresario en torno al cumplimiento del acuerdo hacía prever que quizás podría verse beneficiado en los meses siguientes, algo que finalmente sucedió. Entonces, primero demoró deliberadamente la liberación de las playas públicas y, luego de liberarlas, debió ser intimado -aun bajo la gestión de Arroyo- por volver a cercar el espacio.

Lo que se preveía, finalmente se concretó poco menos de una semana después de la asunción: el nuevo secretario de gobierno, Santiago Bonifatti, anunció que el Municipio iba a acudir a la Justicia en el marco de una acción iniciada por el sector empresario y, bajo el argumento de querer evitar un juicio y preservar fuentes laborales, terminó aceptando que Aldrey Iglesias explote en ese espacio a través de una subconcesionaria –Parador Alberus SA,  que se presentó como “damnificada”-  120 carpas y 30 sombrillas, a cambio de instalar 200 sombrillas públicas.

De esa manera, uno de los “bastiones” de Carlos Arroyo a la hora de describir sus cuatro años de gobierno quedó reducido -tras la asunción de las nuevas autoridades- a un nuevo triunfo para el empresario español.

Ver más: , , , ,