Martes 23 de julio | Mar del Plata
14/12/2019

Quilmes: un duro golpe para volver a levantarse

Especial | Anuario 2019

Quilmes: un duro golpe para volver a levantarse
(Fotos: Qué digital)

Quilmes peleó hasta último momento en la Liga Nacional pero no pudo evitar el descenso a la Liga Argentina. En la fase regular, fue un equipo al que Javier Bianchelli supo plasmarle su estilo de juego, que con sus armas y con roles muy marcados en cada jugador, dejó todo hasta el final. Las derrotas en la última parte del campeonato lo condenaron a jugar el playoff por la permanencia contra un histórico como lo es Atenas de Córdoba.

El conjunto Griego, para sorpresa de muchos, tuvo un muy mal comienzo de temporada pero, con la llegada de Osvaldo Arduh a la conducción técnica tomó forma y protagonismo. Pero todo eso no le alcanzó y quedó junto al Cervecero, en los últimos puestos de la liga. En el playoff por la permanencia, Quilmes no pudo contra el poderío de Atenas que lo barrió en tres juegos y así descendió a la segunda división de básquet nacional.

El juego final se desarrolló en Once Unidos, lugar en el que Quilmes se siente más que cómodo y sus hinchas le tienen un cariño especial. Cientos de quilmeños que acompañaron al equipo en un momento delicado de la institución se hicieron presentes ese 25 de mayo del 2019, aunque ya sabían que tenían una parada muy complicada y avizoraban lo que vendría.

Una constante en la serie fue que Quilmes apretaba el acelerador al comienzo de cada juego, y se iba desinflando con el correr de los minutos. El bajo ánimo del equipo ayudaba a no encontrar respuestas cuando Atenas se agigantaba y mostraba su temple en momentos decisivos del juego. Eso no cambió en el último duelo y ya con los últimos minutos jugados solo por reglamento, sus jugadores, hinchas y cuerpo técnico se fueron despidiendo de la máxima categoría de básquet.

El dolor de los juveniles, que sienten como nadie estos topetazos, el desconsuelo de su capitán Maximiliano Maciel, un abatido Bianchelli y el canto de los hinchas fueron las últimas imágenes de Quilmes en una competición que ya tiene marcada su huella y que tendrá un lugar reservado para ellos pronto, como marca la historia.

Sin dudas fue un duro golpe para el club de Luro y Guido, pero ahora le queda levantarse para, con mucho esfuerzo, paciencia y amor por sus colores, volver a disputar la Liga Nacional, como ya lo hizo en los tres ascensos de su historia, en los años 1999, 2011 y 2013.

Ahora, su presente en la Liga Argentina es irregular. Aunque fueron duros los partidos de visitante, tuvo una buena primera fase con siete partidos ganados y cinco derrotas. Ya en la segunda parte del torneo, a Quilmes le costó y, con tres derrotas en su última gira, se fue al receso de verano con un récord de 1-4. De todas maneras, el equipo marplatense es uno de los nombres de peso y está entre los animadores de la segunda división de básquet argentino.

Ver más: , , ,

14/12/2019