Festival de Cine, ese lujo del séptimo arte

La trigésima edición del evento de cine más importante del continente fue, para su director, José Martín Suárez, “la mejor de todas”. Se realizó en la previa a las definiciones electores y funcionarios y artistas pidieron porque el Incaa y las políticas culturales se mantengan.

23/12/2015
Festival de Cine, ese lujo del séptimo arte
(Fotos: QUÉ Digital)

El cine es reflejo y consecuencia de un tiempo y un lugar. El arte es premonitor, pero también es una conclusión. Y el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se desarrolló entre el 31 de octubre y el 7 de noviembre, es una síntesis de todo esto.

El festival de cine más importante de América Latina proyectó este año más de cuatrocientas películas. Tuvo tres secciones competitivas para largometrajes: una para la cinematografía mundial, otra destinada a Latinoamérica y una tercera exclusiva para producciones locales.

Esta trigésima edición estuvo cruzada por la política. Todo el 2015 estuvo cruzado por la política. La gala de apertura fue una excusa para que diferentes actores políticas, como el exintendente Gustavo Pulti, el exministro de Cultura de la Provincia Jorge Telerman y la expresidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) Lucrecia Cardoso destacaran que lo logrado en el mundo del séptimo arte se debía a “políticas de Estado concretas”

El Festival de Cine es un lujo anual que tiene Mar del Plata y que gran parte de la población local no entiende que es un lujo, que es para aprovechar. Las salas de la ciudad se inundan de películas a precios especiales y económicos con títulos que aún no han sido estrenado en los cines comerciales y raros homenajes.

El Festival de Cine es un lujo por sus invitados internacionales. Este año la apertura estuvo a cargo del director francés Arnaud Desplechin y su película Tres recuerdos de la juventud.  Peter Sohn, director del estreno de Pixar Un gran dinosaurio. O el director norteamericano de culto de ciencia ficción clase z Trent Harris, creador de títulos como Rubin y Ed y Plan 10 from outer space.

El Festival de Cine es un lujo por su alfombra roja. En el inicio estuvieron presentes figuras como Benjamín Vicuña, la “China” Suárez, Nico Vázquez y Daniel Fanego. En el cierre estuvo Jazmín Stuart y Guillermo Francella, ganador del premio “Alcón de oro“.

El Festival de Cine es un lujo por sus películas nacionales. Con títulos diversos como el documental futbolero Los Pibes, de Leandro Colás, la comedia kitsch Hortensia, de Diego Lublinsky y Álvaro Urtizberea y la película de ciencia ficción y superhéroes basada en la novela de Leo Oyola Kryptonita, dirigida por Nicanor Loreti. Mención especial para la obra de ciencia ficción posapocalíptica Daemonium, una película desarrollada de manera colectiva y dirigida por uno de los cerebros de Farsa Producciones, Pablo Parés.

El Festival de Cine es un lujo por sus películas ganadoras y sus espectadores ganadores. En esta edición la obra del colombiano Ciro Guerra, El abrazo de la serpiente, se llevó el Astor de Oro; el mejor director fue para Iván Ostrochovsky por  Koza;  el mejor largometraje en competencia nacional fue para El movimiento, de Benjamín Naishtat y mejor director de largometraje en compoetencia nacional para Fernando Salem, por su trabajo en Como funcionan casi todas las cosas.

CIERRE FESTIVAL DE CINE (19)

El Festival de Cine es un lujo sobre todo por su director, José Martínez Suárez, que con 90 años sigue disfrutando organizar el evento más importante del año del séptimo arte. Para Martínez Suárez este año fue “el mejor festival” y dijo que lo seguirá haciendo ya que la única manera de renunciar es con los pies por delante y eso por el momento no va a pasar”. Martínez Suárez no descansa y ya adelantó que el año que viene, en la edición º31, el Festival de Cine, preparan “una retrospectiva del fútbol en el mundo, que no se ha hecho nunca”.

El Festival de Cine es un lujo para disfrutar independientemente del gobierno que esté.

Ver más: , , , , ,

Comentarios