Domingo 21 de abril | Mar del Plata
29/06/2023

Bienalsur 2023 inaugura una muestra con 21 artistas en el Museo MAR

A partir de este sábado, marplatenses y turistas podrán recorrer “EXTRA/ordinario”, la cuarta edición de esta red global de arte.

Bienalsur 2023 inaugura una muestra con 21 artistas en el Museo MAR
(Foto: archivo / Qué digital)

Llega Bienalsur 2023 al Museo MAR con la muestra “EXTRA/ordinario”, compuesta por obras de 21 artistas de Argentina, Brasil, Colombia, España, Francia, Turquía y Uruguay. Según el cronograma previsto, esta cuarta edición continuará sus acciones hasta fin de año en más de 70 ciudades de 28 países del mundo.

Es una invitación a deshabitar la mirada sobre las cosas de todos los días para develar su potencial subversivo, cuestionando el canon de lo cotidiano y poniendo en evidencia un nuevo orden”, explicaron previo a la inauguración.

Como es habitual, las muestras en las distintas salas del Museo MAR se renuevan y en esta oportunidad desembarca Bienalsur 2023. La inauguración será este sábado a las 14 en el museo ubicado en Félix U. Camet y López de Gómara, que funciona de martes a viernes de 10 a 16 y sábados y domingos de 14 a 20, con entrada libre y gratuita.

En esta oportunidad, participan de la muestra los artistas marplatenses Amadeo Azar y Daniel Baso, quienes exponen junto a Gaspar Libedinsky, Esteban Álvarez, Mariana Tellería, Delia Cancela, Liliana Porter, Leonardo Damonte, Mimi Laquidara, Eugenia Calvo, Irina Kirchuk, Juliana Iriart y Nicolás Bacal. También exponen sus trabajos la francoargentina Marie Orensanz, la brasileña Regina Silveira, los uruguayos Pedro Tyler y Marco Maggi, la colombiana Olga Huyke, el francés Pierre Ardouvin, el turco Ali Kazma y el español Pedro G. Romero.

Bienalsur es una red global colaborativa, creada y dirigida por Aníbal Jozami y Diana Wechsler de Argentina que, defendiendo lo singular en lo diverso y lo local en lo global, apuestan a “diluir distancias y fronteras, reales y simbólicas, a través del arte y la cultura”, con la convicción de que se trata de un derecho humano básico que posibilita visibilizar otros derechos.

Por ese motivo, en sus propuestas se incluyen proyectos seleccionados mediante convocatorias internacionales abiertas, así como obras de artistas clave dado su compromiso de desarrollar un “humanismo contemporáneo”. A través de este tipo de muestras se busca construir nuevos puentes de diálogo que hagan de cada espacio de arte un lugar de pensamiento y ampliar audiencias bajo la propuesta de pensar a partir de imágenes y experiencias estéticas.

DE QUÉ SE TRATA “EXTRA/ORDINARIO”

Los materiales que componen la nueva exhibición que tendrá el Museo MAR son, en su mayoría, elementos de uso cotidiano sumergidos a otro contexto para apelar a los sentidos. De esta manera, las obras que estarán exhibidas fueron repensadas y resuenan en diferentes aspectos del presente: desde la problemática ambiental hasta el consumo.

Para el armado de esta muestra que reconfigurará la imagen, el Museo MAR permaneció cerrado unos días, pero este sábado volverá a abrir sus puertas y ya en el hall de entrada, las y los visitantes se encontrarán con la instalación “Un año de aire”, de Esteban Álvarez. La muestra está compuesta por una nube gigante de botellas de agua interconectadas, de las que cuelgan mascarillas para respirar el aire que circula por ellas. Una vez que termine la exposición, las botellas volverán al circuito de reciclado.

También cabe destacar que el día de la apertura, el “Biscoito Arte” con el que Regina Silveira invitaba en 1976 a los espectadores a comer literalmente su obra -algo documentado fotográficamente y expuesto en el museo- adquirirá una acción performática y se ofrecerá una replica de las galletas para que el público pueda consumir arte con todos los sentidos, al tiempo que se exhibirá el histórico dispositivo y las imágenes documentales de aquella icónica intervención.

Esta vez, “El origen de las especies”, sitio específico de Gaspar Libedinsky, funcionará como metáfora de la necesidad de protección del medioambiente. Se trata de un arrecife hecho con los escobillones de uso cotidiano, que ya son una marca personal. Los mismos también regresarán al mercado una vez finalizada Bienalsur, intervenidos con una etiqueta dando cuenta de que fueron usados en la muestra “EXTRA/ordinario”.

Llega Bienalsur 2023 al Museo MAR

A su vez, varias propuestas girarán en torno a los nuevos sentidos que pueden adquirir las cosas que nos rodean al ser reconfiguradas estéticamente: desde “Figuraciones contradictorias en tres ficciones y algunas variables”, una instalación lumínica de gran tamaño creada por Leonardo Damonte, a las “Intenciones Muralistas”, de Mimí Laquidara a partir de los dibujos de objetos que recogió en tienditas mexicanas, pasando por los breves relatos visuales de Eugenia Calvo sobre lo peculiar en lo cotidiano.

Por otra parte, el tiempo será objeto de varias propuestas: de la instalación “Taxonomía de una línea”, hecha con mecanismos de relojes desarmados por Olga Huyke; del video “Clock master” de Ali Kazma; y de alguna manera también lo será en la acción festiva y celebratoria de “Lanzamiento”, de Juliana Iriart, quien se pasa días recortando el material que luego lanzará en dos minutos, en la explanada del MAR, siguiendo una especie de partitura de color.

Además, las constelaciones que Nicolás Bacal suele armar con banquitos y mesas a las que le incrusta objetos de la vida cotidiana tendrán con “La velocidad de las cosas” un capítulo sur en la Bienalsur 2023 y un capítulo norte que se inaugurará más tarde en el Museo Nacional de Arte Decorativo de la Ciudad de Buenos Aires. A todo esto se suman las sopapas y demás objetos intrascendentes, rescatados por Irina Kirchuk y una instalación de Mariana Tellería, que seguirá trabajando sobre la significación cultural de las cosas cotidianas, guiada por la posibilidad de generar sincronías entre formas y sentidos lejanos, como la iconografía religiosa, la basura y la moda.

Entre otros, estará presente “Democracia”, un juego de living partido al medio (sillón, mesa ratona y alfombra persa) con el que Pierre Ardouvin sigue cultivando paradojas: escenas engañosamente alegres y realmente pesadas, y los retratos de escritores malditos hechos con cintas métricas de madera con que Pedro Tyler cuestiona la seguridad depositada en los sistemas de medida y la precisión.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

29/06/2023