Lunes 28 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/09/2015

Bulldog: “Seguimos quejándonos y levantando nuestra bandera”

La banda rosarina de punkrock cumplió 25 años y en el marco de una gira nacional toca en Mar del Plata . “Somos unos bendecidos, viajamos, conocemos lugares, gente y culturas”, dijo el cantante de la banda, Hernán “Mantu” Mantoani.

Bulldog: “Seguimos quejándonos y levantando nuestra bandera”
(Foto página oficial Bulldog / fotógrafo Héctor figueredo)

La banda rosarina de punk rock Bulldog cumplió 25 años. Del no future como lema del género a llegar al cuarto de siglo juntos. Desde las orillas del Paraná sobrevivieron al neoliberalismo violento de los 90, a la debacle del under pos Cromañón y a la caída de ventas de discos. “Hace 17 años que hacemos giras nacionales, fuimos unos adelantados, es una forma de conquistar el público”, dice el cantante del grupo, Hernán “Mantu” Mantoani, en la previa a su show de esta noche en Abbey Road.

-¿Cómo es ser punk 25 años después?

-Hasta el día de hoy nos seguimos quejando de todo. El punk, no solo el punk sino el rock, era estar en contra del sistema. Responder con furia, con guitarras, levantando el brazo, eso era el rock contestatario y el punk rock era todavía más extremo y violento. Nosotros seguimos quejándonos, seguimos levantando nuestra bandera contra el sistema: de quejarnos, de gritar  y si no te gusta, bueno, podés ir a escuchar a los militantes a la otra esquina.

-Hacen mucho trabajo territorial desde antes que esto sea común ¿Por qué decidieron largarse de una a la ruta?

Hay que moverse por todas las ciudades para hacer una relación fluida con la gente y estamos entrenados, desde hace 17 años que hacemos la gira por toda la Argentina desde Ushuaia hasta Jujuy. Nos decían que éramos unos locos y fue un adelantamiento. Ahora como no hay venta de discos hay que salir a tocar, aunque nosotros nunca tuvimos mucha venta de discos tampoco, o no de una manera masiva y popular.

-¿Cómo se sienten cuando salen de gira?

-Nosotros hacemos las giras porque nos gusta, es una forma de conquistar al público. Somos unos bendecidos: viajamos, conocemos lugares, gente y culturas. La gente nos espera con remeras, tatuajes, banderas y corean los temas.

-¿Qué cosas te sorprenden de las giras, de la gente que los va a ver?

-La emoción con la que nos reciben nos sigue sorprendiendo. La primera vez que fuimos a México había gente con remeras y cantaba los temas. Ahora por internet la música viaja mucho más rápido y se hace todos más fluido, pero nos sigue gustando y sorprendiendo cuando nos piden una foto. Creo que también la gente te quiere por cómo te demostrás con ellos.

-¿Cómo sería eso?

-Si vos sos un grupo que viaja siempre, visita lugares y está con la gente, lo valoran. A nosotros nos gusta tocar, salir y cruzarnos con todo el mundo, no somos de esos grupos que quieren una salida especial, estar rodeados de patovicas y ese halo de misticismo del cual no somos amigos y nos escapamos.

-¿Descartamos que entren y salgan en helicóptero de Abbey Road entonces?

-(risas) Sí, sí. Descartado.

 

-Año ’89, orillas del río Paraná, nace Bulldog ¿Te imaginabas llegar a 25 años con el grupo?

-No, no. No solo no lo imaginábamos sino que no lo planteábamos, nos manejábamos con el día a día. Los grandes planes era dónde mudarnos cuándo nos echaban de una sala de ensayo y teníamos que conseguir otro garaje para tocar. Por lo general todo empieza así, en un garaje de un familiar, en un altillo y así nos íbamos moviendo. Fuimos haciendo la banda sin mucho proyecto a futuro. La fuerza y las ganas con lo que hacíamos todo nos llevó hasta acá. Todo grupo, matrimonio o pareja que se extienda en el tiempo 25 años es un éxito y más en Argentina.

-Sobrevivieron al no future del punk.

-Hemos sobrevivido a todo y está bueno. Fuimos de los primeros que íbamos a Cemento y a otros lugares que ya son de libros de historia. Fuimos parte de la movida y hoy nos encontramos bien, somos bendecidos y agradecidos con la gente.

-¿Se renovó el público en este tiempo?

-El punk rock tiene recambio generacional, mucha gente joven que va a los shows y eso nos mantiene jóvenes. En nuestros shows hay toda una comunión de razas que está buenísimo, ves de todo. A otros grupos les pasa que se van quedando en el tiempo y tal vez sea por una cuestión de género.

-Decís que se ve de todo en los shows de Bulldog ¿se acabó un poco esa guerra entre Ramoneros y Stones?

-Sí, cuando se empezó a armar la fiebre festivalera, en la que tocaban de todo, eso empezó a que se deshaga un poco el misticismo de las guerras, se fue desarmando y eso logra que crezca la escena y se hagan cosas más grande.

-Bienvenidos sean los festivales si lograron eso.

-Sí, no hay que hacerle la guerra a un pibe que va a escuchar otro tipo de música, que le gusta lo mismo que a vos pero con otro estilo. Hay que hacerle la guerra a los asesinos, violadores, a ese tipo de gente.

-¿Cómo anda tu punk interior, cuándo fue tu último pogo?

-Me parece que fue en Iron Maiden o Suicidal (Tendencies), una vez que tocamos con ellos en un Cosquín Rock, hace un par de años. Y estábamos viéndolos al costado del escenario y cuando tocaron “War inside my head” dijimos: `Woooooow´. Nos subimos todos al escenario y no nos tiramos al público porque estábamos lejos. Pero me encanta hacer pogo.

Bulldog se presenta esta noche en Mar del Plata, en Abbey Road. Después, de nuevo a la ruta y recorrer la Patagonia. En el marco de los festejos, la banda prepara un box set con registro de sus shows en Rosario de los festejos de estos 25 años y algunas sorpresas más para los fanáticos. El punkrock no murió todavía y el futuro a algunos les llega aunque lo hayan querido negar de pibes.

Ver más: , , , , , , , , , ,


Comentarios