Martes 30 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/01/2016

“El Auditorium debe ser un polo cultural de la provincia”

Así lo manifestó su nuevo director, Marcelo Marán, quien se mostró satisfecho con la programación que ofrecerán en el verano. Además, dijo que aceptó el cargo con la condición de que “no se saque a nadie de su puesto”.

“El Auditorium debe ser un polo cultural de la provincia”
Marcelo Marán, director del Teatro Auditorium. (Foto Lucho Gargiulo).

El Teatro Auditorium debe transformarse en un polo cultural de la región y la provincia”, dijo su flamante director, Marcelo Marán, quien vuelve a ocupar el cargo tras 18 años y un cambio de signo política drástico tanto en la ciudad, como en la provincia y en el país. “Hay un acuerdo con el secretario de Cultura de la provincia para que el Auditorium tenga perfil de teatro oficial, cosas de calidad, que integren a la comunidad y con bajos costos en las entradas”, remarcó.

Marcelo Marán no viene de Cambiemos. El llamado a ocupar el cargo de director del Auditorium lo sorprendió, lo agarró por sorpresa, ya que dice tener “diferencias ideológicas y políticas” con Macri y su gente. Sin embargo, consideró que asumir era una oportunidad para “intervenir” en un lugar clave para la cultura.

Las áreas de cultura deberían estar exentas de determinada marcación y rigidez. Los que estamos en la cultura si hay algo que no somos es rígidos y si hay algo que debemos aplicar es la conversación, la palabra, la charla”, dijo Marán.

-¿Cómo es el Auditorium que encontraste?

-El Auditorium que encontré no es muy diferente al que yo conocía. Fui director hace 18 años de este teatro, soy usuario del teatro y artista que ha trabajo en el teatro. Me encuentro con el Auditorium que conozco. Con las dificultades y las grandes virtudes que tiene. Lo que sí encuentro es que está como falto de un proyecto, la conducción estaba en manos de los empleados que con mucho esfuerzo han sostenido la programación y generado programas para poder implementar una actividad importante, pero me parece que falta una mística de trabajo, un impulso hacia un proyecto. Yo voy por eso, por un Auditorium que no sea solo una sala de espectáculo sino que sea un espacio de cultura viva.

-¿A qué llamás “cultura viva”?

-Hay expresiones de la cultura y del arte que son para pocos, que excluyen y se limitan a lo espectacular. No intervienen en materias como desarrollo humano, los derechos humanos, la diversidad, la identidad. Hay una cultura que si no está muerta está por lo menos boqueando y hay una cultura que se mete con el hombre y sus necesidades. Creo que hay una cultura transformadora y una que solo divierte, que no está mal, pero no creo que sea la obligación del Estado divertir solamente, creo que tiene que ser otra y por eso vamos por esa cultura. Una cultura profundamente humana, en eso creo.

-¿Y cuál será el rol del Auditorium para promover esa cultura viva?

-Hay un acuerdo con el secretario de Cultura de la provincia, que hemos hablado sobre el rol de esta institución y se acordó que el Auditorium tenga un perfil de teatro oficial, que no tenga perfil comercial. Cosas de calidad, cosas que integren a la comunidad y bajos costos en las entradas.

Espacio oficial suena sectario…¿podrías explicarlo?

Espacio oficial en el sentido de que sea abierto a todos y de calidad. Y en amplitud en cuanto al concepto de cultura, no será un teatro de espectáculos. También estos años ha sido un teatro de producción, de talleres, eventos y actividades. Todo eso hay que reforzarlo, conducirlo con una estrategia e involucrar a los trabajadores del teatro en un proyecto. Que la gente que está acá se sienta parte de la mística de este teatro.

-¿Habrá espacio para producciones marplatenses en ese proyecto?

-Sí, cuando asumí la primera vez casi no había cabida para lo local y en aquel momento yo hablé de que el 70% de la actividad del teatro la disfrutan los marplatenses y la realizan los marplatenses, artistas y público. En un porcentaje similar deberíamos tener nosotros la actividad. Va a estar dirigido en su gran mayoría al público marplatense. Igualmente el Auditorium debe transformarse en un polo cultural de la región y la provincia. Y después dar una respuesta a nivel nacional en las etapas que es una vidriera del país.

-En las vidrieras se suele poner lo comercial.

-Claro, siempre cuidando lo que se muestra, tampoco tiene sentido que una persona que viene de afuera vaya a ver un espectáculo comercial al Auditórium. Ese es el sentido del teatro privado y hay muchas salas que se ocupan de eso.

MARCELO MARAN (1)

CULTURA Y MILITANCIA POLÍTICA

El Teatro Auditorium depende de la provincia de Buenos Aires, que luego de tantos año de dirección peronista está ahora bajo la órbita de Cambiemos.

-¿Cómo ves la relación entre cultura y militancia política?

-No me niego a la militancia política. Pero justamente la cultura debe ser más abierta, para a la hora de formar un colectivo para democratizar la cultura estar presente. Que la cultura es una herramienta política impresionante, y que por suerte se empezaron a dar cuenta desde hace unos años está muy bien. Porque la cultura antes estaba relegada a los museos, a las orquestas, esa tontería de creer que solo eso era la cultura de un país. Por suerte se machacó mucho eso y por fin se entendió que la cultura es una herramienta de transformación, no es un divertimento o un cuadro colgado mudo en un museo.

-¿Qué es la cultura?

-La cultura es la calle, es lo que hace el hombre constantemente. Pero ha sido muy fuerte, casi 2000 años de referenciar a la cultura con las bellas artes, con los teatros, con el espectáculo, con lo exclusivo. Y en un momento se popularizó mal, esa cultura rígida de museo pasó a determinadas expresiones populares decadentes, con todo respeto, pero no me parece que el teatro de revista deba ser la expresión de un pueblo. Por suerte se rescata hoy las expresiones culturales tanto de los distintos estamentos sociales, como de aquellos que han estado relegados, como gente que vive en las villas, los pueblos originarios y los que tienen una sexualidad diferente. También se latinoamerizó un poco nuestra Argentina tan afecta a mirar a Europa. Han sido los golpes de nuestra historia que ayudaron a darnos cuenta que los hermanos están más cerca y los enemigos lejos.

TRABAJADORES EN LUPA Y UNA TEMPORADA TARDÍA

Los trabajadores del Teatro Auditorium hace años colgaron banderas en reclamo por su situación laboral, por el pase de temporarios a planta permanente y por la necesidad de nuevas contrataciones.

“El trabajador reclama un estatus quo más formal. Están con trabajo precarizado y quieren pasar a planta, eso –no para pasarme el tema- son decisiones de arriba, presupuestarias y políticas. Con el temor de que cuando viene un recorte el que no está en planta tiene un riesgo muy grande”, explicó al respecto Marán.

-Cambiemos viene de recortar trabajadores en diferentes áreas, como en el Centro Cultural Kirchner. ¿Estos recortes podrían afectar a trabajadores del Auditorium?

-Asumí el compromiso de no sacar a nadie y lo puse como condición. Si eso cambia tendré que irme.

-¿Cómo viene la programación esta temporada?

-Parte ya estaba armada y parte se sumó que se acordó con secretaría de Cultura de la provincia. Y hubo momentos de indecisiones, por todos los cambios que hubo, de signo político, de autoridades y de estructura. Estamos con una programación que no es comercial, que está apoyada en instituciones como el Cervantes y el Teatro San Martín de Buenos Aires. Producciones de mucha calidad y bajo costo.

-¿Cómo será la programación?

-La programación que tenemos es muy buena. La diferencia entre teatro comercial y el público o independiente (aunque sean dos cosas diferentes) es que en el teatro comercial prima la ganancia económica, el productor quiere ganar plata. Cuando el objetivo es ganar plata estamos en el teatro comercial, el teatro público no tiene que tener ese objetivo. Acá muchas veces hubo espectáculos que no deberían haber estado porque eran de teatro comercial.

-Pero muchas veces en el Auditorium hubo espectáculos comerciales.

-Es que el Auditorium es tan grande y ofrece tantos beneficios al productor que va en detraimiento de salas comerciales. Si el espacio público acepta propuestas comerciales se genera una competencia desleal. Durante esta gestión eso no va a ocurrir. Si es posible que tengamos en algún momento espectáculos que no los puede recibir una sala comercial, como músicos internacionales.

“Mi intención es darle un perfil más joven al teatro”, aseguró Marán y agregó: “Quiero que esté la juventud acá dentro y que esté creando. Voy a trabajar mucho para que los jóvenes tengan un lugar acá. Los jóvenes son los que empujan y en algún momento son los que se harán cargo de todo esto. Quiero que vuelva el teatro a tener en todo momento movimiento”.

Marcelo Marán empieza un nuevo ciclo frente al Teatro Auditorium. “No me da miedo el tema presupuesto, es un tema de gestión y estoy acostumbrado a época de vacas flacas”, bromeó.

Ver más: , , , , , , ,