En la Competencia Internacional, un estreno absoluto

El lanzamiento a nivel mundial de “A portuguesa” tuvo lugar en el marco del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y compite por el Astor de Oro. La película vuelve a proyectarse este martes en el Teatro Auditorium.

13/11/2018
En la Competencia Internacional, un estreno absoluto
(Fotos: prensa Festival Internacional de Cine de Mar del Plata)

“A portuguesa”, de origen lusitano, tuvo su debut mundial en el 33° Festival Internacional de Mar del Plata. La directora portuguesa Rita Azevedo Gomes lanza una apuesta alta: una película larga, muy cuidada estéticamente y alejada del ritmo del cine comercial. Cuenta la historia de la esposa de Von Ketten, en medio del conflicto político-religioso en el Episcopado de Trento, al norte de Italia. El público marplatense fue el primero que vio el largometraje.

El cine comercial, con su centro en Estados Unidos, fijó un modo de filmar. Y educó a generaciones de espectadores. El toque final, normalizador, lo dieron las series. La gran cantidad de planos por obra, los movimientos frenéticos de cámara y el ritmo aceleradísimo que utiliza este modo de filmar, son artilugios propios de la publicidad y el videoclip. Todo esto, acompañado de una recurrente sobre explicación narrativa, obtura el necesario aporte del espectador que completa la obra de arte. El material fílmico que se proyecta en los festivales es un bálsamo dentro del cine hegemónico. A portuguesa es un claro ejemplo de una valoración diferente, propia de las muestras como la de nuestra ciudad.

La película transcurre, mayoritariamente, durante la ausencia del marido. La esposa portuguesa es sospechada de herejía. La vida cotidiana, la interacción con las asistentes de la casa construyen la vida del filme. El primer llamado de atención que nos advierte que estamos ante una mirada diferente es la duración de las escenas: cuando los personajes principales abandonan el plano, la cámara se queda unos segundos más registrando cómo los sirvientes acomodan el lugar o cómo un perro lucha con un trozo de carne.

La composición de las escenas es destacadísima. Muchas parecen pinturas realistas. Cada elemento juega un rol preciso y la luz siempre es la adecuada. Los planos siempre son profundos y de colores vivos. El movimiento de cámara, lento pero preciso, junto con una fotografía inspirada, redondea la estética de las dos horas y cuarto de película.

Existe un homenaje evidente a uno de los más grandes realizadores de la historia del cine, el maestro ruso Andréi Tarkovski. Los colores, los movimientos de cámara, la interpretación casi teatral de los actores es idéntica a la de Tarkoski. En una de las escenas, dos mujeres charlan, al aire libre, y la acción se clausura con una repentina caída de nieve(el final memorable de Nostalghia). Si no lo pensamos como recuerdo del ruso, no tendría justificación alguna.

En el cine, como en las otras artes, hay dos aspectos para tener en cuenta: lo que se dice y cómo se dice. Entre esos dos polos fluctúan las expresiones artísticas. A portuguesa aprueba con creces el modo de narrar cinematográfico y deja gusto a poco lo que cuenta. La última media hora media hora careció de algo potente para desarrollar. En eso, el cine de Tarkovski era insuperable.

A portuguesa festival internacional de cine
A portuguesa festival internacional de cine 1
A portuguesa festival internacional de cine 2
A portuguesa festival internacional de cine 3
FICHA TÉCNICA

Título: A portuguesa

Origen: Portugal

Dirección: Rita Azevedo Gomes

Reparto: Clara Riedenstein, MarcelloUrgeghe, Ingrid Caven, Rita Durão, Pierre Léon

Duración: 136

 PRÓXIMAS FUNCIONES 

– Martes 13, 14.00, Teatro Auditorium

A portuguesa festival internacional de cine poster

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios