Domingo 02 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
20/09/2020

Fase 3, crisis teatral: “Hay una realidad que pasa por la comida y otra por el arte”

Desde Attra evaluaron cómo afectó al sector la vuelta a la fase 3. Preocupación por la falta de respuestas de la Secretaría de Cultura e incertidumbre respecto a la temporada.

Fase 3, crisis teatral: “Hay una realidad que pasa por la comida y otra por el arte”
(Foto: ilustrativa/ Qué digital)

Desde que comenzaron las medidas para paliar la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, el sector cultural y en particular el teatro independiente de Mar del Plata viene realizando en conjunto acciones solidarias para sostener a trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, la situación se complejizó luego del retroceso de la ciudad a fase 3, y en ese marco desde la Asociación de Trabajadores del Teatro de la Región Atlántica (Attra) evaluaron junto a Qué digital cómo se vio afectado el sector. Por otro lado, advirtieron acerca de la falta de respuestas concretas del secretario de Cultura, Carlos Balmaceda. “Hay una realidad que pasa por garantizar el plato de comida y otra que tiene que ver con el arte”, resaltó Carmen Domínguez.

El retroceso de Mar del Plata a fase 3 afectó a muchos sectores económicos y productivos. Y dentro del campo artístico muchas salas de teatro no alcanzaron a reabrir sus puertas para empezar lentamente a reactivar algunas de sus actividad y las pocas que sí llegaron a hacerlo, tan solo lo hicieron por dos semanas para dar talleres.

En este sentido y ante la crítica situación sanitaria, Carmen Domínguez -integrante de la Asociación- explicó que en Attra siguen brindando ayuda económica y alimentaria a “unas 60 o 70 familias”. “Seguimos con el Bono Solidario y gestionando con diferentes organismos la ayuda alimentaria”, puntualizó y detalló que en ese marco llevan adelante un censo para conocer en detalle cómo es la situación particular de cada persona del ámbito teatral.

Si bien en un principio hubo una ayuda desde la Secretaría de Cultura a cargo de Carlos Balmaceda, desde diversos sectores de la cultura local, en el último tiempo, ven con preocupación la falta de propuestas y acciones concretas. “Ahora tendríamos que reunirnos porque muchas cosas hasta ahora no se han cumplido como el Convocarte”, dijo la referente de Attra.

Leer también:

Con más dudas que certezas por la temporada que se aproxima, Carmen Domínguez, también eferente del Centro Cultural América Libre, consideró que el ámbito de la cultura necesita “en principio escucha y comprensión; acompañamiento y que nadie pase hambre”.

Por último, y al igual que sus pares en distintas disciplinas, desde Attra siguen apostando a la “construcción colectiva, a establecer vínculos entre nosotres, a contener a quien haya que contener y acompañarles“. Con el regreso a fase 3 reforzaron las acciones solidarias porque lo fundamental para salir de esta pandemia no es sólo volver a las salas y hacer funciones, sino también acompañar. “Es la función comunitaria y responsable que tiene el arte como piso fundamental de nuestro quehacer”, sumó la artista.

Leer también:

– ¿Cómo afectó al sector el retroceso de fase?

– En realidad el retroceso de fase paralizó todo lo que se estaba pensando. Lo que nos pasó a muchos centros culturales  y salas específicamente es que estábamos empezando a proyectar cómo volver: a hablar con les talleristas, pensar en cómo reacomodar los espacios en cuanto a la limpieza y necesidad de insumos para cumplir con cuestiones sanitarias. Los espacios que sí empezaron lo habían hecho dos semanas antes por lo cual tuvieron que repensar talleres virtuales.

 – ¿Cómo está sobrellevando el sector la situación económica?

– Es muy difícil. Hay salas que recibieron subsidios, la red de salas a nivel provincial tiene la participación de más de cien salas. Ahí se están armando acciones parea pedirle a Provincia y a Nación el acompañamiento a los espacios culturales, específicamente a las salas teatrales que no recibieron el subsidio. Hay muchos talleristas que se están reinventando, pero la verdad es que la virtualidad no da los mismos resultados que los talleres en cuerpo presente.

– Desde la Secretaría de Cultura ¿hubo alguna acción concreta o propuesta para atender la situación?

– Desde la Secretaría de Cultura la acción concreta fue en un principio. Cuando nos dieron bolsones de alimentos a través de Desarrollo Social, hicieron ese puente. Mantuvimos diálogo con el secretario de Cultura con la promesa de algunas acciones, pero nada en concreto. Ahora tendríamos que reunirnos porque muchas cosas hasta ahora no se han cumplido como el Convocarte, al Observatorio Cultural dejó de contestarle los mail. Estamos acéfalos, no sabemos cómo se proyecta lo que viene.

– En este contexto ¿Qué necesita el sector?

– En principio escucha y comprensión; acompañamiento y que en principio, nadie pase hambre. Que nos garanticen que los espacios no tengan que cerrar. Hay una cuestión con atender los derechos básicos de las personas y después ver cómo podemos ir mejorando. Hay una realidad que pasa por el plato de comida y otra que tiene que ver como el arte; en este caso el teatro, también forma parte de la salud. No poder vernos, encontrarnos y actuar también implica la salud de quienes vivimos del teatro.

– ¿Ven posible el desarrollo de la temporada? ¿Cómo?

– Respecto de la temporada la verdad hemos pasado por varios momentos. Con el pico que está teniendo Mar del Plata entendemos que es muy difícil. Es muy complejo de pensar, las salas independientes son pequeñas y en el teatro hay contacto entre compañeres. Seguimos escuchando y repensando, pero todavía no hay respuestas para eso.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios