Domingo 21 de abril | Mar del Plata
11/11/2019

“Vitalina Varela”, una película portuguesa en la Competencia Internacional

La película que participa en el Festival Internacional de Cine, dirigida por Pedro Costa, narra el duelo de una mujer africana que estuvo ausente en el momento de la muerte de su marido en Portugal.

“Vitalina Varela”, una película portuguesa en la Competencia Internacional
(Fotos: prensa MDQ Film Fest)
Mariano Taborda

Por: Mariano Taborda

Si existiera el premio dentro de la competición a Mejor Fotografía, sin dudas Leonardo Simöes lo debería ganar. Y Pedro Costa (por lo visto en las primeras ocho proyecciones de doce, en Competencia Internacional) merece la distinción a Mejor Director. Cada toma de “Vitalina Varela” es una composición técnica y estética de gran calidad y belleza. 

Vitalina Varela vuelve a Lisboa después de mucho tiempo. El motivo, la muerte de su marido. Busca, en los lugares y las personas, los rastros del hombre que ahora es casi un desconocido. Recorre una ciudad lúgubre, despoblada, con callejones laberínticos. Vitalina viene de Cabo Verde, en África. Se apena porque su marido no quiso volver a la tierra natal. Allá, en África, tenían algo. Poco, pero tenían. En Portugal, dejan la sangre en el trabajo a cambio de nada.

Las actuaciones son muy poderosas. Vitalina tiene la cara rígida, apenas mueve la boca cuando habla. El dolor, parecido al espanto, lo expresa con la mirada. Hay algunos artilugios teatrales: le habla al muerto, frente a la cámara, con la mirada perdida. El otro personaje fuerte es el cura. Nadie asiste a la parroquia del barrio. Él está viejo, parece ciego y con un incipiente Parkinson. El físico y la fe están en decadencia. Intenta un sermón pero el cuerpo lo traiciona. El resto de los personajes son sombras que deambulan. Cuerpos altos y flacos que se trasladan con movimientos apenas perceptibles.

Lo más destacado de la película tiene que ver con la filmación. Hay un trabajo con el color muy virtuoso. Es a color pero la impresión que queda es que vimos una filmación en blanco y negro. El cine es luz. Costa y Simöes lo ponen en duda. En casi todas las escenas la luz es mínima, solo se iluminan las caras, los contornos. Es un trabajo de gran complejidad técnica y mayor sofisticación. Cada toma es una composición justa: los elementos están dispuestos con precisión y, sin embargo, la sensación que transmite es de naturalidad. Nada parece forzado. Ese suele ser el problema de las apuestas estéticas altas que cumplen en lo técnico pero que no logran trasmitir. No es el caso de “Vitalina Varela”. La búsqueda estética está en armonía con lo que quiere contar.

Como punto más flojo se puede mencionar la falta de alternancia en el ritmo. Hay una escena con un viento fuerte y ruidoso que le imprime dinamismo a la narración. Podría haber más escenas de este tipo o tal vez unos minutos menos de duración para que la pasividad visual y de los personajes no acerquen a la película al tedio.

Hasta ahora, “Vitalina Varela” de Pedro Costa es la película más sólida de las que aspiran al Astor de Oro, máximo galardón que entrega el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

VITALINA VARELA

(Duración: 124 minutos/ Portugal/ Competencia Internacional)

FICHA TÉCNICA

* Título: Vitalina Varela

* Origen: Portugal

* Idioma: Portugués

* Dirección: Pedro Costa

* Guion: Pedro Costa, Vitalina Varela

* Fotografía: Leonardo Simöes

* Reparto: Vitalina Varela, Ventura

* Duración: 124 minutos

PRÓXIMAS FUNCIONES

* Día: Jueves 14 | Horario: 22:00

* Día: Viernes 15 | Horario: 15:00

* Sala: Teatro Auditorium | Sala Astor Piazzolla, Blvd. Marítimo Peralta Ramos 2280

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

11/11/2019