Gran Martell, composición en tiempo real

La banda liderada por Jorge Araujo y Tito Fargo se presentó el viernes en Casa Rock, en lo que fue una muestra de su último disco, “4”, que está a días de salir. “Yo creo que componer es improvisar en el momento”, define Araujo.

09/09/2016
Gran Martell, composición en tiempo real
(Foto prensa Gran Martell/Sombra)

Gran Martell, el trío integrado por Jorge Araujo, Tito Fargo y Gustavo Jamardo, se presenta este viernes a las 21 en Casa Rock en una noche en la que presentarán temas de su próximo disco, 4, un material de estudio con una alta cuota de improvisación y libertad.

Gran Martell es una de esas hermosas rarezas dentro del rock nacional. Jorge Araujo (baterista ex-Divididos) y Tito Fargo (guitarrista que participó en Los Redonditos en los discos Gulp! Y Oktubre) funcionan como una unidad creativa de alto vuelo, con furia y virtuosismo.

La banda está a días de sacar a la calle 4 su cuarto (o cuarto y medio dependiendo cómo se cuenta el disco doble Un Volcán) disco de estudio, el primero que editarán con el sello Oui Oui.

El material fue grabado el año pasado en los estudios Romaphonic y que contó con el ingeniero de sonido Barry Sage, una bestia de la industria que grabó discos de The Rolling Stones , Madenss y The Pet Shop Boys entre otras (entre otras que también figura La Oreja de Van Gogh).

El disco tiene varias aristas”, dice Arauja y sigue: “Teníamos la idea definida de meternos en un estudio de grabación con cuatro o cinco canciones y después como media hora de grabación improvisada a cinta abierta sin pauta previa. Para conseguir que eso se realice, con Fargo estuvimos como un año pensando en dónde podíamos hacerlo y con quién”.

“A Barry lo conocíamos con Fargo desde hace años. Ellos habían hecho algo juntos y con Divididos habíamos estado a punto de trabajar, pero no se dio”, dice el baterista sobre la elección del ingeniero de sonido, quien tuvo que buscar la forma de microfonear a toda la banda, a las tres baterías de Araujo, las guitarras, los bajos y grabar de una manera analógica a cinta abierta como la banda quería.


-¿Por qué improvisar medio disco?

-Por necesidad. La improvisación es una cosa que está pasando, no es mental. El grupo se propuso entrar en una cuestión más libre. Empezamos a poner en los shows momentos en donde no hay pautas. En la lista de temas a esos momentos los ponemos como “Zappa”. No se pautaba ni patrón rítmico ni sonoridad. Hacerlo en vivo es diferente estar en una sala en la que empezás a libertarte y otra cosa es estar en un lugar donde hay cosas pautadas. Y en un momento determinado entrar en esa temática con el público, hay una interacción muy importante con la gente mientras estás tocando en esos momentos.

-Bien, eso en la sala o en vivo. ¿Cómo se lleva a un disco?

-Ya hacerlo en un disco es todavía más difícil. Nosotros nos sentamos a tocar y a grabar lo que estábamos tocando sabiendo que eso iba a quedar en un disco. Este tipo de cosas tenían que ver con la artística como una propuesta nuestra.

-Y después de haberlo grabado ¿cómo se ensaya y se vuelve a reproducir algo que nació de la improvisación?

-Es increíble volver a tocar en vivo algo que salió como una improvisación. Yo creo que componer es improvisar en el momento. Cuando vos componés sobre algo que hacés estás improvisando y nosotros estaríamos de alguna manera componiendo en vivo. De todas maneras, cuando tocamos en vivo las cosas se modifican mucho.

-¿Qué pasaba si la improvisación no les gustaba? ¿La idea era registrar y salir adelante saliera lo que saliera?

-No me lo había planteado. Me pasó con Gustavo que él no escuchaba las tomas cuando grabábamos. Él decía que cuando tocaba algo que no le gustaba paraba y creo que si durante las improvisaciones sucedía algo que no nos tenía totalmente atrapados artísticamente hubiésemos frenado, charlado y seguido con otra cosa.

-¿Están contentos con el resultado?

-Estamos muy conformes con el sonido logrado y el desarrollo. Cuando entramos a tocar estuvimos muy conectados. Yo creo que lo que define es que llevamos 12 años de tocar juntos.

-En pocos días sale el disco ¿Por qué deciden fabricar discos físicos?

-Es una incertidumbre que tengo, como debemos tener la mayoría de los músicos. Supongo que los pibes más ligados a los cibernéticos ni siquiera sé si se plantean discos físicos. Con Fargo y Gustavo tenemos una cosa romántica con el disco físico, no sé cuánto de eso tiene que ver con una situación real de lo que necesita el oyente. Yo tengo mis discos, los escucho, pero no puedo medir que lo general es lo que a mí me sucede. Yo necesito tener un disco en la mano, todavía lo necesito. Me gusta mirarlo, ver el arte, informarme de los temas, saber quién tocó qué.

El futuro de Gran Martell avanza en tiempo real. Hay planes de una gira nacional para presentar 4, pero todavía no hay nada planeado. No hay pautas. Araujo, Fargo y Jamardo tienen esa libertad del rock de dejarse llevar sin pautas establecidas, que tanta falta hace.

Ver más: , , , , , , , , , ,

Comentarios