Domingo 12 de julio | Mar del Plata
¡Seguinos!
14/01/2020

“Lo que quieren las guachas” suma una función por la respuesta del público

La obra de Mariana Cumbi Bustinza se presentará con entrada a la gorra los miércoles a 21 y a las 23:30 en El Séptimo Fuego, Bolívar 3675.

“Lo que quieren las guachas” suma una función por la respuesta del público
(Foto: prensa Lo que quieren las guachas)

El teatro independiente este verano le ofrece al público múltiples propuestas, artistas locales y de Buenos Aires se entremezclan para que el espectador se entretenga y a la vez reflexione. Tal es el caso de “Lo que quieren las guachas”, una de las obras de Mariana Cumbi Buistinza, que por el éxito en el estreno sumará una función.

La obra de Mariana Cumbi Bustinza, se presentará los miércoles a 21 y a las 23:30 en El Séptimo Fuego, Bolívar 3675, donde lleva a cabo su temporada todo enero y febrero, con entrada a la gorra.

Tras un debut a sala llena y con el público aplaudiendo de pie por varios minutos, “Lo que quieren las guachas” apuesta a la temporada local con fuerza y desde este miércoles tendrá doble función todos las semanas del verano. La obra cuenta con las interpretaciones de: Ornella Fazio (Yani), Luciano Crispi (Mariela), Iti el hermoso (Valentino), Sofía Black Kali (Mica), Ezequiel Baquero (Owen) y Martina Bajour (Sol), con música en vivo de Gia Vintiñi y Milagros Zabaleta, música original de Facundo Salas y Diego Domizi, y coreografías de Catalina Jure y Mariana Cumbi Bustinza.

“Lo que quieren las guachas” plantea certezas pero también abre interrogantes: ¿es siempre lo que quieren las guachas?. El deseo, el placer, la violencia, y el miedo a lo distinto. En escena se percibirán decisiones apresuradas e inconsciencia que marcan el destino, si lo hay. El descontrol juvenil en fiestas hace posible el encuentro que casi siempre termina en llanto.

La narración de esta pieza teatral hace, además, énfasis en la discriminación que existe en nuestro país y la intolerancia devenida en agresión originada por la situación económica, la ubicación social, el género, la vestimenta, etc. Se mezclan los sentimientos y las diferencias. Los prejuicios, los mandatos y lo clandestino. Y como en “Menea para mí”, perder la vida se vuelve una posibilidad. Entre cumbias, baladas, sintetizadores y bombos, la poesía que metaforiza junto a la tristeza cruda del lenguaje componen las letras de estas historias que no dejan escapar la imaginación:  porque hay cosas de las que no se puede escapar.

 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,