Martes 26 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
30/08/2020

Proyecto Yanícola: “Buscamos cuidar y poner en valor sus obras”

El 1 de septiembre, en el aniversario del actor, dramaturgo y director, se presentará la iniciativa. Además, durante el mes habrá actividades e intervenciones.

Proyecto Yanícola: “Buscamos cuidar y poner en valor sus obras”
(Fotos: gentileza Proyecto Yanícola)
Alina Rodríguez Martín

Autor: Alina Rodríguez Martín

[email protected] @AlinaNahime

“Cuando me muera analicen mi obra”. Esas líneas pensadas tiempo atrás por Guillermo Yanícola y plasmadas en una de sus obras no fueron escritas al azar; casi como si el actor, músico, director y dramaturgo supiera habitar todos los espacios. Nació y murió un 1 de septiembre, y fiel a su estilo cumplió ciclos. Escribió, dirigió y expandió su música. Un referente de la cultura marplatense, un generador de ideas, un motivador de proyectos que partió pero dejó una semilla que recogieron sus hijas, Camila y Violeta, quienes junto a Claudia Mosso y Fausto Ruidiaz gestaron: “Proyecto Yanícola”.

La iniciativa se empezó a idear antes de la pandemia de coronavirus y busca “poner en valor y compartir su obra”, según resaltó Camila Yanícola en una charla con Qué digital. La idea era presentar algunas de las obras en lo que iba a ser el Festival de Teatro Independiente que ya lleva su nombre, también hacer una sección dentro del festival que fuera todo teatro Yanícola y que pudiera contar con intervenciones, textos, música.

“La idea estaba buenísima. Cayó la cuarentena y hubo un momento de impase, por un tiempo los elencos no sabían cómo organizarse y cuando vieron que esto iba para largo empezaron a ensayar, a ‘pasar texto’ por Zoom”, compartió Camila. Los meses pasaron y ante la llegada del primer aniversario de su partida física pensaron en qué podían hacer para rendirle homenaje a Guillermo Yanicola.

Este martes 1 de septiembre a las 19 se presentará “Proyecto Yanícola” a través de un vivo por Facebook e Instagram. Mediante la plataforma Zoom participarán del evento los elencos, representados por quien lleva la dirección de cada obra. También estará presente el profesor universitario, crítico e historiador teatral argentino Jorge Dubatti para abordar las obras del dramaturgo marplatense. Y sobre el final habrá un video homenaje con números de clown que contará con la participación de Sebastián Villar con música, como para no caer en la solemnidad y “recordarlo con amor y felicidad”.

“La idea es compartir en qué instancia estamos con ‘Proyecto Yanícola’”, explicó Camilia. Y en este sentido, detalló que en el evento virtual hablarán las y los directores para explicar en qué etapa están las obras, que podrán ser disfrutadas por el público cuando la situación epidemiológica lo permita.

El proyecto inicia con cinco obras escritas por Guillermo Yanícola. Claudia Mosso dirige “Disparate”, Marcelo Marán “Los fines”, Paola Belfiore y Federico Polleri están trabajando con “Los que están sentados” y Daniela Parrinello abordó “Estrella de Mar”. La única puesta que será autodirigida por sus actrices es “Floresta”. La propuesta es trabajar con el material disponible y “si se habilitan los teatros para la temporada la idea es que se puedan presentar dos o tres obras”, consideró la hija mayor del artista. Serán adaptaciones y la única puesta original va a ser “Floresta”, ya que participan las tres actrices que formaron parte del proceso creativo y de dirección.

Por otro lado, Camila recordó que en el último tiempo, Yanícola se encontraba trabajando con Jorge Dubatti respecto a su obra. “Es más, mi viejo tenía pensado sacar un libro. Como no llegó a hacerlo lo vamos a publicar nosotros. Ya tiene prólogo de Dubatti”, compartió.

“Proyecto Yanícola” es una iniciativa gestada por las hijas del artista -Camila y Violeta- junto con la actriz, docente y directora Claudia Mosso y el actor Fausto Ruidaz. “Tenemos mucho material que dejó mi viejo en las computadoras y discos rígidos pero también recibimos constantemente mucho material de alumnos o personas que trabajaron con él”, señaló.

Es que, si hay algo que caracterizó a Guillermo Yanícola fue su capacidad para generar material tanto teatral como musical. “Hasta lo último no paró”, destacó Camila y agregó, respecto al proceso: “Es un poco abrumador prender la computadora y encontrar sus ideas, un montón de propiedad intelectual”. Es por eso que desde el proyecto trabajan en reunir el material y darlo a conocer.

“Tengo una visión forjada de la vida del arte por mi papá que uno crea y después la creación ya no es tuya, es del mundo, es arte”.

“Lo que buscamos es cuidar y poner en valor la obra de papá”, sumó Camila y por eso explicó que este proyecto cuenta con mail, Facebook e Instagram para ponerse en contacto y aun más si la idea es utilizar la producción que legó el dramaturgo y compositor.

Yanícola tenía más de 30 obras de teatro registradas en Argentores, pero sus hijas calculan que escribió unas cincuenta. Por eso cuando murió desde la entidad tuvieron una contemplación y ofrecieron un permiso para que pudieran seguir realizando las obras que estaban en cartel. “‘Festival Salvatti’ y ‘Los cinco grandes del malhumor’ estaban registradas pero ‘Actores Extranjeros’ la registré a mi nombre”, expuso.

SEPTIEMBRE, EL MES  DE GUILLE YANÍCOLA

Durante todo el mes de septiembre se van a desarrollar actividades e intervenciones artísticas desde “Manija teatral” a cargo de la Asociación Trabajadores del Teatro Región Atlántica (Attra). Además, a nivel educativo desde el Dramatiza, docentes llevarán a cabo propuestas utilizando textos del dramaturgo para abordar en las escuelas. Y para que nadie se quede afuera también se podrá enviar material por mail para compartir.

Además, Attra impulsó un proyecto en el Concejo Deliberante para que Yanícola sea declarado como vecino destacado. “Para eso nos pidieron un currículum, en su computadora encontramos como cinco y elegimos uno que incluía las obras, los talleres y cursos, con unas 46 obras y música. Multifacético el tipo”, reconoció su hija mayor entre risas.

Más allá de sus obras y recitales Yanícola expandió la máquina creativa a través de sus talleres de teatro y clown, donde le cambió la vida a muchas personas que transitaron por sus espacios. “Sé que le gustaba aprovechar las mañanas. Desayunaba y se ponía a leer o escribir, no dejaba que una idea se le escapara. Se le ocurría algo y dejaba lo que estaba haciendo para anotarlo en algún lado”, rememoró Camila.

Si hay algo que caracterizó a Yanícola fue su espíritu generoso y humilde; no era un director mezquino sino todo lo contrario “Él siempre pedía opinión. Era abierto a crear e incluía a los actores en el proceso creativo, era muy flexible. Tenía mucha pasión por lo que hacía”, sostuvo su hija.

“Nos daba los borradores de los textos, a nosotros, a sus hijos. Recuerdo a los ocho años que me daba el texto de ‘Disparate’ para ver qué me parecía y también lo ayudaba a pasar texto. Así como lo hacía con nosotros, lo hacía con sus pares, alumnos, actores. Estaba sediento de aprender”, rememoró, antes de cerrar: “Tenía una necesidad tremenda de expresarse y de expresar lo inexpresable. De contar algo que quizás es difícil y se necesita evocar a una imagen, a una escena o a un personaje”.

A un año de su partida física, “Proyecto Yanícola” es la germinación de una de las tantas semillas que el músico, actor, director y dramaturgo dispersó. Guille, en su música y en sus obras, aún hoy se mantiene latente, con ese espíritu romántico y cuestionador de esta absurda vida.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,