Sumo x Pettinato: “Esto no es tributo ni homenaje, yo fui parte”

Roberto Pettinato se presentó en un show que apunta a rescatar la locura y violencia de la banda de Luca Prodan. “Creo que Sumo es la banda más importante de Argentina a nivel compositivo, potencia, rock y personalidad”, dice.

11/09/2016
Sumo x Pettinato: “Esto no es tributo ni homenaje, yo fui parte”
(Fotos: Gregorio Escardó / Sumo x Pettinato)

1982, Argentina entra en guerra con Inglaterra por las Islas Malvinas. Prohíben las canciones en inglés en las radios y en algún bar, una banda under sale al escenario con un pelado con un colador de fideos en la cabeza como si fuera un casco, con canciones en un español deformado por el italiano y el inglés y con una baterista inglesa que se siente amenazada. Ver a Sumo en vivo de nuevo ya es imposible y como ningún genio inventó una máquina del tiempo, Roberto Pettinato -saxofonista y pieza fundamental de la banda- armó una banda para interpretar “Sumo x Pettinato”, una manera de rescatar toda esa violencia y locura de uno de los grupos más importantes del rock nacional.

Pettinato se presentará esta noche, desde las 21, en Casa Rock -Córdoba 2540- con un set que busca rescatar la primera época de Sumo, antes de los discos y cierta “prolijidad”. “La banda suena muy bien, muy maciza y realmente el sonido que yo intenté es el sonido que tenía Sumo. Que vos salgas destruido de la cabeza. Es así, no es una banda que suena fuerte, es una banda que suena potente, muy potente incluso en los momentos que suena pequeña. Es lo que tenía Sumo, Luca agarraba una guitarra, tocaba ‘Heroin’ y te volaba la cabeza igual como si hubiera tocado ‘Nextweek'”, dice Roberto.

-¿Por qué salir a hacer un show así ahora?

-Yo hice mucho para que con Sumo pudiéramos unirnos nuevamente y nunca pude lograrlo porque siempre había uno peleado con otro. Pasaron los años y un día hablando con mi manager  le dije: “¿Qué voy a hacer de mi vida, estuve en la banda más importante y trascendente de la Argentina y que voy a esperar que un tipo en la radio nos pase?”. Si yo estoy vivo, si Ringo Star sale y toca Submarino Amarillo, Paul McCartney toca 23 temas de los Beatles y 2 de su carrera solista, los Led Zeppelin se junta para no sé qué. ¿Yo por qué no puedo hacer mi versión?.

-¿Por qué remarcar que esto no es un homenaje?

-No es un tributo porque yo fui integrante. Si fuere una banda de tributo pongo un cantante que se parezca a Luca. Esto no es tributo ni homenaje, yo fui parte. Con ese mensaje de “no es un tributo, no es un homenaje, es Sumo x Pettinato”  es como lo que hice con el libro que se llamó igual. Yo me abro de gambas, hago mi versión y como en el libro yo recordé lo que recordé. No me acuerdo si lo recordé exactamente como fue.

“¿Dije por qué no? Y me puse a hacerlo seriamente. ¿Quién va a saber más que los integrantes del grupo cómo sonaba el grupo? ¿Quién va a saber más que los integrantes del grupo cómo hacer versiones? La otra vez Mollo vino a tocar un tema y se quedó nueve y eso habla que no estoy en el camino equivocado. Ricardo, de alguna manera, me certificó que no era una bosta ni estaba equivocado”, dice Pettinato.

-¿Cómo fue pasar a cantar los temas?

-Y yo lo canto, por eso digo que no quiero ser una banda tributo y poner un tipo que cante. Pero eso esto es “Sumo x Pettinato” y yo voy y salgo a cantar los temas. A mí me gusta ese estilo Peter Gabriel, con mucho eco que tiene que ver con cómo era Luca. Al principio no cantaba como la época que más se conoce. Al principio era más loco, usaba muchos ecos, efectos, le encantaba meter cosas re locas. Y yo trato de rescatar toda esa época de Sumo y hacemos temas como “Shut up Mark”. Hago temas raros de la primera época que nunca se tocaron en vivo. Las Pelotas tocó 100 veces “Yo quiero a mi bandera”, Divididos tocó 100 veces “Mejor no hablar”. Trato de que la canción tenga una historia, que vos lo escuches y tengas una historia.

-¿Algún fundamentalista de Sumo te puteó por lo que hacés?

-Hasta ahora no recibí una crítica en contra, ni siquiera en las redes sociales, raro.

Pettinato Mollo - Foto Gregorio Escardó

-¿Por qué te parece Sumo la banda más importante del rock nacional?

-Yo creo que Sumo es la banda más importante de Argentina a nivel compositivo, potencia, rock y personalidad. Es la banda más importante que dio este país, para mí. Vos me podrás decir, “pero Soda Stereo”… Y no, musiquita hay en todos lados, temas muy lindos, copados hicieron muchas bandas. Pero como banda, como banda monstruosa, tenemos a Sumo, Pescado Rabioso, Serú Girán e Invisible.

-¿Qué extrañás de la época de Sumo?

-Ahora extraño menos porque tengo la posibilidad de tocar los temas. Como los toco, lo vivo de otra manera. Se extrañan los años 80, esa locura. Yo no soy de los que dicen: “No hay que volver a esa época”. Al contrario ¡ojalá volver a esa época! Yo quiero volver a esa época, cómo va a ser espantoso eso. Pero son cosas que no volverán, no volverá esa locura.

-¿De Luca que extrañás?

-Extraño las charlas, estar con él, pelotudear. Era un tipo muy raro, a veces violento, en pedo, otras veces súper bien. Yo siempre me decía: “Estoy en un grupo inglés”. Tenía un magnetismo y una forma. Vos escuchabas la banda y te juntabas con él y esos ingleses de Hurlingham y sentías que estabas en Londres, en una banda de otro país. Y a mí me costaba entender dónde estábamos, y eso que yo entiendo todo, pero me costaba entender: ¿Por qué no estamos en Londres? ¿Por qué esto se está formando acá, con Luca cantando en inglés y una baterista paranoica que pensaba que la iban a matar?.

“Era loco estar con un tipo que todo el tiempo te marcaba cómo él veía a los argentinos. Y ahí te veías como un pelotudo diciendo todo el día “che boludo, che boludo”. Era medio socioloide. Él me enseño a hacer la música en serio, por eso cuando vean la banda van a ver que no es un chiste. Son los temas de Sumo con esa parte de zapada, de violencia y de locura. Sumo no era tan limpito como en los discos, era todo un delirio”, cuenta Pettinato.

-¿Cómo ves lo que se hace ahora en el rock nacional?

-No me interesa, sólo hablo de lo que estoy haciendo. La verdad que no me interesa y sé que debe haber un montón de bandas underground haciendo música interesante sin que nadie les dé bola, obvio. Pero bueno, no me llegan. Después, lo demás es todo música pop, rock comercial y nada más. No siento que se esté gestando algo como en aquella época. Ahora es algo comercial y nada más, pero porque en el mundo no se está gestando algo. La última vez fue en los 90, en Seattle con ese sonido liderado por Nirvana. No hay un movimiento de algo ahora. Son momentos que se dan, que aparecen un montón de gente interesante, pero bueno, los esperaremos, sé que va a suceder: sucedió con los Beatles, con los Rolling Stones, con Pink Floyd, con la psicodelia. Sin embargo son cosas que aparecieron y el mundo siguió andando. Y hoy en día el mundo sigue andando y en algún momento va a aparecer algo. Uno no se queda para siempre solo y amargado.

Sumo en vivo en los 80 es uno de los motivos que justificarían la invención de una máquina del tiempo. Pero no hay Delorean y el mundo sigue girando sin importarle un carajo. El rock nacional también sigue girando, ya no como un movimiento, pero sí como algo atomizado, disperso y por descubrir. Mientras esperamos que la música nos rescate de la soledad y la amargura, Pettinato trae a Mar del Plata la locura, el rock, la furia de Sumo, una banda que no es anacrónica, sino atemporal.

Ver más: , , , , , , , , , , ,

Comentarios