Martes 19 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
26/09/2021

Tras 15 años, el Centro Cultural América Libre obtuvo el permiso de uso del espacio

Actividades artísticas acompañaron el aniversario que coronó con el anuncio de la habilitación de uso del edificio de 20 de Septiembre y San Martín.

Tras 15 años, el Centro Cultural América Libre obtuvo el permiso de uso del espacio
(Fotos: Qué digital)

El aniversario número 15 del Centro Cultural América Libre culminó con el mejor regalo: después de tanto tiempo de lucha y resistencia obtuvieron la habilitación de uso del espacio. Con un festejo al aire libre que incluyó juegos, actividades artísticas, una feria de emprendedores y bandas en vivo, La Casa del Pueblo celebró con la comunidad el permiso de uso gratuito y por tiempo indeterminado del edificio ubicado en 20 de Septiembre y San Martìn.

“Tenemos mucha emoción de compartir lo transitado desde el 24 de septiembre del 2006 hasta hoy”, expresó Susi Barbiuli militante de la organización Vamos dentro del Frente Patria Grande e integrante del Colectivo Faro de la Memoria, quien formó parte de la escritura original del proyecto cuando tomaron el espacio. Al dar a conocer la noticia, reconoció que “no está concluida la transformación pero sí hemos convertido esta Casa del Pueblo en algo real, está abierta y demuestra que es posible generar otra propuesta cultural y que es posible que el pueblo se acerque”.

El edificio donde funciona actualmente el América Libre pertenece a la Anses. En el 2006, el lugar se encontraba abandonado hacía varios años y fue recuperado para el desarrollo de la cultura local. “Lo que acordamos es el permiso de uso gratuito por tiempo indeterminado, en tanto cumplamos con el objetivo con el que se pidió y extendió”, señaló Daniel Blasina.

Y en este sentido uno de los integrantes de la mesa directiva agregó: “Entre otras cosas, esto nos permite avanzar en diferentes gestiones que siempre se nos han trabado por cuestiones legales. Por ejemplo, acceder a subsidios o, simplemente, no tener que estar lidiando con otras instituciones del Estado por la falta de este permiso. La legitimidad la tuvimos desde primer momento, la legalidad la conquistamos hoy”.

La jornada de este sábado se vivió con mucha emoción para quienes gestionan el espacio hace 15 años pero también por parte de la comunidad que asiste a los talleres y participa de las diferentes propuestas que ofrece el centro cultural. “Celebramos la decisión política que hace posible este permiso, porque es fundamental el Estado presente de esta manera. Pero hoy, sobre todas las cosas, queremos poner en valor y agradecer el recorrido, el trabajo y la lucha de tantos compañeros y compañeras, porque empezamos gestionando un comodato y 15 años después, logramos un permiso para seguir construyendo esta querida y necesaria Casa del Pueblo”, manifestó Carmen Domínguez, integrante del Centro Cultural América Libre.

UN FESTIVAL PARA COSECHAR LO SEMBRADO HACE 15 AÑOS

Bajo el lema “Sembrando cultura, cosechamos libertades”, este sábado por la tarde el centro cultural festejó un nuevo aniversario con un gran festival artístico que alternó escenarios entre el edificio del espacio y la Plaza Rocha.

Las actividades comenzaron con la banda marplatense Sparring y luego tuvo lugar una de las señalizaciones del proyecto “Esquinas con memoria”, que lleva adelante el Colectivo Faro de la Memoria. “Muchos de los que formamos y formaron parte del América venimos de las luchas populares sobre todo del 2001 y tomando como bandera la lucha de les 30.000 y laburamos muy de la mano con los organismos de derechos humanos”, aportó Carmen Domínguez en diálogo con Qué digital. Tras la señalización de la esquina se hizo entrega de un cuadro que representa el mural que fue pintado el pasado 24 de marzo y se ubica sobre la calle San Martín, bajo el lema “Caminamos con ellas”.

Leer también:

Al término de esa actividad, y bajo el lema “Sueños compartidos”, quienes se anotaron pudieron participar de un recorrido guiado por el centro cultural, que en 2006 –luego de años de abandono por parte del Estado- fue recuperado por un grupo de personas que formaban parte de agrupaciones políticas, estudiantiles, culturales y sociales, quienes soñaban un presente y un futuro de cultura popular.

Mambo Méndez y sus guayaberas, brindó un show musical al son cubano que le aportó calidez a la tarde. Y seguido a ese show, se presentó el “Punto Violeta” que funciona en el América Libre y que constituye, como tantos otros que funcionan en la ciudad y en otros puntos del país, un dispositivo de acompañamiento y asistencia a mujeres y diversidades violentadas por sus condiciones de género, en el marco de un programa del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad.

En un emotivo acto desde el América Libre reconocieron el acompañamiento del Movimiento Los Sin Techo y a Radio La Azotea, para luego compartir la noticia que vienen esperando hace 15 años: el permiso de uso por tiempo indeterminado. El acuerdo se suscribió entre la Asociación Civil Casa Popular de la Cultura Mar del Plata, la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). De la firma del compromiso participaron, además de referentes del centro cultural, los concejales Sol de la Torre, Virginia Sívori y Ariel Ciano, el titular local de la Anses, Pablo Obeid, y la directora de Despliegue Territorial de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, Carolina Albano.

A partir de ese momento reinó la alegría en la plaza que fue acompañada por el show de folklore de Marino Coliqueo. También hubo espacio de intercambio y reconocimientos bajo la característica consigna del América Libre: “Sembrando cultura, cosechamos libertades”. En la previa a la gran torta con velitas, se escuchó a la murga Mirá Qué Cosa y el cierre del Festival estuvo a cargo de Buenos Vampiros, banda marplatense que surgió en 2018, con influencias del post punk, new wave y dream pop.

“Hoy tenemos alrededor de 60 trabajadores que reciben remuneración económica por el América Libre. Tenemos actividades todos los fines de semana, tenemos una escuela de teatro,  el colectivo de arte y salud mental Crisálida que verles trabajar es hermoso porque sabemos que en otro lugar no se sienten así. Cada una de esas cosas nos emocionan”, cerró Domínguez entre la alegría compartida con sus compañeras y compañeros del centro cultural.

-¿Cuál consideran que fue la clave para sostener estos 15 años del América Libre?

– La clave y que fue un poco lo que ha sostenido estos 15 años del América Libre con la convicción de que un mundo mejor es posible. Y a partir de eso, eso que siempre hablamos de sueños posibles y de ideas, empiezan a concretarse en el día a día y eso me parece que es lo maravilloso y que hace que el América se siga sosteniendo.

Cada acción suma, cada acción por más pequeña va haciendo cada una de las personas que participan y pasan por el América, algunas dejan su marquita, su huellita y siguen camino pero forman parte de esta construcción. Tener esa capacidad de transformarnos y transformar creo que es la base que hace que sigamos creciendo.

– La pandemia conllevó a cambios drásticos ¿Cómo se organizaron para atender las demandas?

– Lo primero y la base fue intentar escucharnos nosotres, reconocernos y apoyarnos como hacia adentro porque hay compañeras y compañeros que laburan en el América y teníamos que ver cómo estaban, cómo eran sus situaciones dándonos tiempo también porque nos pasó en un momento de querer salir a atajar todos los penales y no se puede todo junto. Bajamos un poco y vimos hasta dónde podíamos. Como dice la gran Susi Barbiuli “¿Cuál es nuestro criterio de realidad?”. Como formamos parte de una organización partidaria la relación con el CBE de Don Bosco y la territorialidad del América vimos que hacía falta otro espacio y apareció esta idea de cómo aportar. En varias oportunidades nos habíamos planteado cocinar para afuera, nunca lo habíamos podido llevar adelante y ante la emergencia hubo que operativizarlo y hacerlo. Arrancamos con 50 viandas y hoy estamos entre 130 -140 viandas semanales y sabemos que es algo que no podemos abandonar; hoy es parte de nuestras responsabilidades.

– Cumplieron 15 años, lograron el permiso del uso del espacio ¿qué significa el América Libre?

-Cada cumpleaños es una magia distinta, nos pasa todos los años. Llega el cumpleaños del América y es como si fuera el primer cumpleaños, creo que eso es maravilloso y nos emociona. Sobre todo cuando escuchamos a compañeros más históricos, esas primeras personas que entraron, lo hicieron pensando que a los tres días los iban a sacar, que no iban a permanecer y si bien había un proyecto pensado nunca se creyó que realmente se iba a mantener en este espacio y llevamos 15 años. Es un montón la cantidad de gente que pasa, ahora en pandemia no tanto. El América nos ha transformado, ha marcado un camino.

-El 15 tiene una mística especial…

-Si, está eso instalado de los números redondos. Los 15 años como el cumplimiento de un ciclo, de una etapa que empieza a madurar. Podemos pensar también que los 9 y 10 años nos han llevado a otras aspiraciones, hoy en día con la participación de Sol de la Torre dentro de la concejalía nos lleva a proyectar de otra forma, a proyectar hacia adentro y hacia afuera la cultura que ya la venimos trabajando pero de otra forma. Esto de ir madurando, como los ciclos de la vida, porque realmente creo que es así como una persona, solo que acá es un espacio conformado por muchas personas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,