Jueves 30 de mayo | Mar del Plata
13/10/2016

Trimarchi, el punto de encuentro para nerds e inquietos

Seba Acampante, uno de los organizadores de Trimarchi, habló con QUÉ sobre la nueva edición del festival más importante de diseño de la región, que arranca el viernes en el Polideportivo.

Trimarchi, el punto de encuentro para nerds e inquietos
(Fotos: QUÉ Digital)

Faltan horas para que arranque la 16º edición de Trimarchi y el Polideportivo es todo laburo, movimiento de personas, de cables, de instalaciones, de quilombo. Seba Acampante, uno de los organizadores, habla por teléfono desde las gradas con alguien sobre algo de algún área que está atrasado. Corta y mira la pantalla gigante que se usará durante las conferencias y dice: “Que lindo para jugar un arcade ¿no?“.

Trimarchi tiene un poco de utopía nerd, de triunfo ñoño. Un lugar de conocimiento para curiosos, perdidos y marginados que nunca fueron elegidos primeros para jugar al fútbol. Es, sobre todo, el festival más importante de la región de diseño. Y es una fiesta, un punto de encuentro para diseñadores, periodistas, fotógrafos, artistas, músicos y más, mucho más. Cada año es mucho más. “Los nerds y los inquietos nos encontramos acá“, dice el organizador.

Este año, el “slogan” de Trimarchi es “la caverna del saber“. Según Seba la caverna es una situación que se repite cada año, cuando termina Trimarchi y entre todos retoman en un punto. Termina un festival y quedan incognitas, ideas girando en la cabeza y después, cuando se reencuentran entre los que trabajan en el evento “cavan en las posibilidades”. “Es como un especie de hormiguero o esta caverna del saber, donde retomamos la posta desde donde habíamos dejado. Hay una correlación en las búsquedas año a año“, explica de alguna manera.

SEBA ACAMPANTE TRIMARCHI 01

En Trimarchi somos como mineros del conocimiento, damos con piedras preciosas, pulimos otras y encontramos cosas en bruto y huellas rupestres para ver de dónde venimos”, grafica y agrega: “Además, este lugar siempre nos pareció una cueva, es también un paralelismo al Polideportivo”.

“Hace años se habla de la antorcha, como que Trimarchi tiene una función antorcha en la comunidad de los que estamos en el campo visual. La gente descubre cosas en Trimarchi”, dice Seba.

-¿Antorcha?

-Nos gusta esa imagen de la antorcha, primero porque tiene esa doble función: por un lado alumbrar y mostrar y por otro prender fuego las cosas y poder reempezar algo de nuevo. La antorcha tiene ese doble filo, de ayudar a esclarecer y de romper todo para crear cosas nuevas. Está buena esa función creativa/destructiva que podemos tener.

-Este año hay un área nueva, Casa de Estudios, ¿de qué trata?

-Cuando empezamos el evento lo empezamos por una falencia del sistema educativo. Notábamos que el programa de estudio no contemplaba mucho de lo que buscábamos y surge una primera cosa que corregir, la primer necesidad de una antorcha: el sistema no nos está dando lo que buscamos, complementemos con una actividad. Muchos de los que empezaron de chicos en Trimarchi terminaron siendo profesores y mucho de lo que aprendieron en Trimarchi lo replican en sus cursos e institutos.

-¿Será un espacio de debate sobre la educación?

-Claro, pensamos que está bueno que todo ese cuerpo docente que participa de Trimarchi se conozca, interactue, evalue y debata sobre el sistema educativo actual y los programas de estudios actuales para ver cómo los pueden reconfigurar o reestructurar al ideal de enseñanza que vamos planteando de alguna manera con toda esta búsqueda empírica de conocimiento.

Casa de Estudios funcionará por primera vez el sábado a la mañana en el auditorium del Museo MAR, y ya tiene la capacidad colmada. “Es un lindo paso. El sistema educativo está muy estancado, hacen falta escenarios de debate para reevaluar la educación y es una posta madura de nuestra parte. Estamos pensando cosas de viejos ya, la ñoñez más grande del mundo”, bromea Sebastian.

SEBA ACAMPANTE TRIMARCHI 03

EL ESQUELETO DE LA CAVERNA

En el Polideportivo, el jueves a la tarde, se pueden ver a muchas personas trabajando para dejar todo listo para la inauguración de Trimarchi el viernes a las 13. El staff fijo de Trimarchi todo el año es de 40 personas, en la web figuran 68 que están a cargo de las 46 áreas del evento y este fin de semana trabajarán más de 200 para que las cosas salgan bien.

Entre las personas que se mueven para todas partes, casi al azar Seba menciona a tres que andaban por ahí: Luchi Camorra, músico que abría shows a Babasónicos , relacionado con Locomotion y que ahora trabaja en la puesta lumínica. Martín, a quien considera un “crack”, pionero en el mapping, hizo las visuales sobre la Casa Rosada y ahora está a cargo de las pantallas. Y Luisma, que hace instalaciones sonoras por todo el mundo y se encargará del sonido de los conferencistas.

Tenemos un dream team de profesionales, que jamás podríamos pagar sus verdaderos honorarios”, se ríe Seba y destaca la “buena onda” que se genera en Trimarchi, que suma profesionales y cráneos por todas partes.

 TRIMARCHI A PESAR DE LA CRISIS

Sí, el 2016 es un año complicado para muchos. No hace falta explicar mucho más los motivos, sólo mirar el contenido de la billetera. Para quienes organizan Trimarchi también fue difícil, con bajas de auspiciantes y sponsors, con delegaciones internacionales que se cayeron porque Argentina “les parece caro”, el evento tambaleó por momentos.

-¿Cómo hicieron para sortear la crisis?

-Nos vimos, no obligados, pero sí invitados, a entendernos como red con todos los gestores culturales que hay en la zona, para ver cómo nos afianzábamos y como nos ayudábamos tanto en difusión como en todo lo demás. Muchas veces no tenemos la oportunidad de poner a prueba la red que componemos, ver que hay una red que nos contiene. De repente, cuando surge una adversidad te das cuenta que hay gente que está ahí. Es algo clave este año y será un muy buen año a pesar de todo.

-¿Y cómo es que no deciden achicar un poco el evento “por las dudas”?

-No, de hecho apostamos a más. Nuestro contador tuvo un problema con nosotros, pero por suerte es un copado que supo bancarnos. Muchas veces es así y nos dejamos guiar por incoherencias, por más planificado que parezca la incoherencia es la que nos guía y muchas veces nos lleva por lugares escabrosos y riesgosos.

TAQUITO JOCOQUE Y PENNY RIMBAUD, LOS IMPERDIBLES

Para Seba Acampante, dos de los conferencistas imperdibles de esta edición de Trimarchi son la mejicana Taquito Jacoque y el inglés Penny Rimbaud.

“Taquito Jocoque es una chica muy atada al underground, a lo border y periférico. Es un caso muy particular de demencia, pero una demencia preciosa. Esa charla va a dejar a muchos temblando, pero el que sepa dar con su esencia va a flashear”, dice.

Sobre Penny Rimbaud es casi fanatismo. O casi no: es fanatismo. “Penny me parece algo único, es una vuelta de ciclo porque nos conecta con nuestro principio más autogestionado. Es la persona que leíamos en el momento de tomar decisiones del “hazlo tu mismo”.  Cuando organizábamos recitales antes de hacer Trimarchi y en los fanzines las mejores citas, las mejores datas que más te estimulaban eran de él. Siempre estuvo presente con su optimismo, con su anarquismo y su utopía práctica. Penny tiene los primeros pasos muy marcados, de cómo hacer de las situaciones utópicas realidades”.

Me gusta que venga a instalar en la mentalidad free lancer esa idea. El evento tiene un público free lance muy grande de diseñadores, publicistas, periodistas, fotógrafos, etc. Ser tu propio jefe tiene una responsabilidad y un compromiso importante y está bueno que alguien tan capo en administrar tu vida venga a bajar esa ficha y esa semilla”, considera finalmente sobre la llegada del punk y anarquista inglés.

Ya está todo listo para que la caverna del saber sea iluminada por la antorcha de Trimarchi una vez más.

CRONOGRAMA: ACTIVIDADES Y CONFERENCISTAS

Ver más: , , , , , ,

13/10/2016