Martes 07 de abril | Mar del Plata
¡Seguinos!
21/03/2020

A 25 años de la construcción del Polideportivo, sede de eventos que quedarán en el recuerdo

El “Islas Malvinas” se construyó en 1995, especialmente para los Juegos Panamericanos. Luego, se llegó a utilizar para diferentes acontecimientos. Los momentos más destacados.

A 25 años de la construcción del Polideportivo, sede de eventos que quedarán en el recuerdo
(Foto: Fabián Gastiarena)

| Por Federico Iavagnilio

Para muchos, 25 años pueden ser mucho tiempo, para otros algo ínfimo, pero todo lo que se vivió en el Polideportivo “Islas Malvinas” desde su creación es difícil de asimilar y explicar en pocas palabras para los propios trabajadores e incluso la gente que vivió aunque sea uno de los cientos de eventos que quedarán en el recuerdo desde los históricos Panamericanos de 1995.

Desde eventos deportivos y políticos a conciertos, muestras y exposiciones. Sin dudas que en el Polideportivo pasaron muchas de las actividades más destacadas que tuvo Mar del Plata en su último cuarto de siglo de historia.

Ubicado en Juan B. Justo al 3525 y con una superficie de 13 mil metros cuadrados, el Polideportivo “Islas Malvinas” empezó a construirse a mediados de 1993, con vistas a los Juegos Panamericanos de 1995, que pasarían a ser un verdadero éxito para la ciudad.

Para explicar con holgura y minuciosidad la construcción del Poli, Qué digital tuvo una extensa charla con Alejandro García Abalo, jefe del departamento técnico y encargado de 50 importantes obras en la ciudad, entre ellas la del Polideportivo Islas Malvinas. Nadie mejor para conocer el paso a paso de la construcción.

“Anteriormente en esa zona, hubo canchas de rugby. El primer inconveniente fue que nos encontramos con tierra, escombro, basura que habían sacado del Mundialista. Por esa situación tuvimos que cambiar el proyecto. Primero hicimos perforaciones que brindan la resistencia del terreno y se realizó un relleno con tosca traída de Batán”, explicó apasionadamente.

“Dejé mucho tiempo en el Polideportivo, toda una vida”, sentenció García Abalo con fuerte presencia, memoria envidiable, gran dedicación y sabiduría necesaria para ser parte fundamental en la construcción y mantenimiento en los primeros años del “Islas Malvinas”.

También, para tener mayores novedades y datos duros, este medio tuvo otra charla con Alejandro Partenzi, más conocido por todos sus allegados como Rulo. Fue miembro de la comisión organizadora hasta enero de 1996 y luego formó parte del Ente Municipal de Deportes (ente que administra todos los estadios que quedaron de los Panamericanos) desde su creación. Además, fue por 14 años (2000-2014) jefe del Polideportivo. “Inicialmente fue construido con 6486 butacas pero luego se fue incrementando con el pasar de diferentes eventos”, comentó Partenzi.

JUEGOS PANAMERICANOS 1995

La inauguración del Polideportivo Islas Malvinas no podía comenzar mejor. Se construyó para los Juegos Panamericano, el evento deportivo internacional de mayor importancia en el continente, y allí se disputaron dos deportes: vóley y básquet. Argentina, país anfitrión, se colgó la medalla de oro en ambos, con el condimento extra en que le ganó en las finales a Estados Unidos, siempre candidato.

El vóley dejó una gran huella, no solo por la gran performance del seleccionado argentino en el Panamericano, sino por la presencia de público impensada por aquel entonces. Por más que  había disponibles casi 6500 butacas, muchos hablan de que en la final hubo más espectadores.

El equipo conducido en ese entonces por Daniel Castellani, logró llegar a la cima del podio tras un torneo con prácticamente sin errores. Con el aporte de jugadores como Javier Weber, Marcos Milinkovic y Jorge Elgueta, Argentina venció 3-0 a Venezuela en semifinales para superar luego a Estados Unidos por 3-2 en una emotiva final que se vivió en el Polideportivo.

Foto: Fernando Skliarevsky

El plantel lo conformaban: Fabián Barrionuevo, Fernando Borrero, Jorge Elgueta, Sebastián Jabif, Christian Lares, Marcos Milinkovic, Pablo Pereira, Guillermo Quaini, Eduardo Rodríguez, Alejandro Romano, Camilo Soto y Javier Weber.

Pero aún quedaba el básquet. El segundo deporte más popular del país, luego del fútbol. Con enormes jugadores de experiencia y una base de los que habían participado en el Mundial de Canadá un año atrás, en el transcurso de la competencia el equipo que dirigía Guillermo Vecchio consiguió siete victorias en misma cantidad de presentaciones y se coronó como un indudable campeón.

Con certeza, lo más recordado fue la final ante Estados Unidos. Se disputó el sábado 25 de marzo y fue victoria Albiceleste 90 a 86. La algarabía que se vivió en el “Islas Malvinas” fue uno de los momentos más emotivos en todo el Panamericano.

Foto: Mauro Rizzi

PLANTEL
  • Bases: Marcelo Milanesio, Cristian Aragona y Gabriel Cocha.
  • Escoltas: Juan Espil y Jorge Racca.
  • Aleros: Esteban De La Fuente y Esteban Pérez.
  • Ala pivote: Luis Villar.
  • Pivote: Diego Osella, Fabricio Oberto, Diego Maggi y Rubén Wolkowyski.
  • DT: Guillermo Vecchio.

PRIMER PARTIDO DE LA LIGA NACIONAL DE BÁSQUET

Por su parte, Peñarol y Quilmes disputaron -y lo siguen haciendo- incontables partidos en la Liga Nacional pero el primero que se jugó en el Polideportivo “Islas Malvinas” fue el 30 de abril de 1995, con el clásico marplatense, en un encuentro correspondiente para abrir la serie de Reclasificación play-offs.

El primer choque se lo quedó el elenco Milrayitas por 108-89. Allí, sacó ventaja el equipo dirigido en su momento por Néstor Che García con un Raúl Chuni Merlo como el goleador de la noche con 32 puntos. Por el lado del conjunto dirigido por Daniel Frola, se destacaron los extranjeros Blanton y Jadlow, con 25 y 24 puntos respectivamente.

La serie terminó en manos de Peña por 3 a 1 con el escolta Merlo como jugador destacado, quien estuvo intratable durante toda la serie y promedió 27.5 puntos, además del buen aporte de Pérez con 23.7 puntos de promedio.

DEBUT DE EMANUEL GINÓBILI EN LA LIGA NACIONAL

Aunque a lo largo de 25 años varios jugadores debutaron en el Polideportivo hubo una fecha que quedará en la historia del básquet. El 29 de septiembre de 1995 hacía su debut en la Liga Nacional el mejor jugador argentino de la historia: Emanuel Ginóbili.

Fue cuando él defendía la camiseta de Andino de La Rioja. A pesar de que el bahiense ingresó como suplente y convirtió 9 puntos (3 de 4 en triples), su equipo cayó por 104 a 85 ante Peñarol, dirigido tácticamente en aquel entonces por Néstor Che García.

FINAL DE LA COPA DAVIS 2008

“El evento más importantes que yo viví fue la Final de la Copa Davis del 2008 entre España y Argentina”, revivió Alejandro Partenzi, palabra más que autorizada para poder destacar eventos en el Polideportivo por los muchos años en que trabajó allí.

Es que ese evento internacional no fue para menos. La sede se eligió 45 días antes de que comience. Estaba la puja entre el Orfeo de Córdoba y el Islas Malvinas. “Para ganarle el duelo al estadio cordobés, tuvimos incrementar el número de butacas. Para eso, como primera medida se contrató a un jefe de obra, luego se sacaron todas las butacas. En los codos se montó una estructura metálica que hacía incrementar 200 espectadores más por esquina. En el resto se empezaron a comprimir todas las butacas y fueron ganando espacio”, rememora con entusiasmo Partenzi.

“¡Lo que nos costó para que quede bien el campo! Era todo muy exigente”, recuerda con varias anécdotas el exjefe del Polideportivo entre los años 2000 y 2014.

La final de la Copa Davis entre Argentina y España se realizó entre el 22 y 23 de noviembre del 2008. Allí el equipo que capitaneaba Alberto Luli Mancini estaba conformado por Juan Martín Del Potro (número 9 en el ranking de la ATP), David Nalbandián, José Acasuso y Agustín Calleri.

Foto: Fabián Gastiarena

En tanto que España tuvo la dolorosa ausencia de Rafael Nadal, por entonces N°1 del mundo. Igualmente, el equipo que tenía como capitán a Emilio Sánchez Vicario contó con nombres importantes como David Ferrer, Fernando Verdasco, Feliciano López y Marcel Granollers, hoy compañero en dobles del marplatense Horacio Zeballos.

En el primer día de competencia, Nalbandian despachó a Ferrer por 6-3, 6-2 y 6-3, pero Del Potro, con problemas físicos, cayó ante Feliciano López por 4-6, 7-6, 7-6 y 6-3. Al día siguiente, el dobles, con una nueva derrota, oscureció aún más el presente argentino en Mar del Plata. Nalbandián/Calleri fueron la pareja de Argentina ante Verdasco y López, claves en la consagración española en esa final.

Aunque José Acasuso combatió durante 4 horas ante Verdasco, no le alcanzó y a la Albiceleste  se le escapó el trofeo de las manos. A pesar de la derrota y del segundo puesto, es un lindo recuerdo del Polideportivo “Islas Malvinas” por lo trabajoso y novedoso que fue haber sido anfitrión en ese estadio.

PRESENCIA DE DIEGO MARADONA

Uno de los deportistas argentinos más conocidos en el mundo -si no el más-, Diego Armando Maradona, estuvo presente en dos ocasiones en el Polideportivo Islas Malvinas. La primera de ellas fue el sábado 24 de julio de 2007, junto al empresario jamaiquino Max Higgins que había creado un reality llamado “World Football Idol” con el propósito de “encontrar a la próxima estrella del fútbol mundial”. Él pensaba que Mar del Plata era el lugar indicado.

Esa noche, con la presencia estelar de Maradona y Sergio Goycochea como conductor del reality, el estadio tuvo una gran concurrencia. Además de los infaltables “jueguitos” con la pelota de Diego, el público escuchó cantar a Soledad Pastoruti, a Los Nocheros y hasta a la artista estadounidense Gloria Gaynor.

Foto: Kaloian Santos Cabrera

Por segunda y última vez, el miércoles  19 de enero del 2011 Maradona jugó para el Showbol en un partido entre Argentina y Colombia en el cual hubo muchas figuras internacionales en cancha como Ruggeri, Ibarra, Mancuso, Calderón, Goycochea, mientras que en el Cafetero se encontraban el inolvidable Carlos El Pibe Valderrama, René Higuita, los campeones ex Boca Juniors, Mauricio Chicho Serna, Jorge Patrón Bermúdez, entre otros. Ese duelo finalizó 5 a 5 y brindaron un gran show ante cientos  de espectadores que le dieron un gran colorido a un recordado espectáculo que obsequiaron estrellas del fútbol.

RECITALES

Además de eventos deportivos, otro de los grandes acontecimientos que se desarrollaron -y se desarrollan- en el Polideportivo marplatense fueron conciertos musicales. Allí pasaron artistas que dejaron una huella imborrable en el país como el mítico Charly García que tocó en varias ocasiones, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota con doble función, el 26 y 27 de octubre de 1996, y Callejeros con dos funciones consecutivas en junio del 2008,.

Los Piojos tocaron por primera vez en enero del 2001, luego hubo dos recitales en 2008 y el último en 2009: Calle 13 el 30 de noviembre de 2011; y Divididos, Fito Páez, Los Fabulosos Cadillacs, Andrés Calamaro, Las Pelotas, Bersuit Vergarabat, León Gieco, Mercedes Sosa, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat y La Orquesta Sinfónica, forman parte de la lista entre muchos conciertos más.

Andrés Calamaro en uno de los últimos shows en el Polideportivo Islas Malvinas (Foto: archivo / Qué digital)

ACTOS POLÍTICOS

El Polideportivo no fue ajeno a actos políticos. Además de congresos de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), tuvo la presencia de expresidentes de la Nación como Carlos Saúl Menem, Néstor Kirchner –el 18 de febrero del 2005 en el marco de un encuentro con dirigentes partidarios de orden local, provincial y nacional- y la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Esta última fue una de las más recordadas porque en ese acto presentó las primeras cinco tarjetas de la Asignación Universal por Hijo con entrega de las mismas del exintendente de General Pueyrredon, Gustavo Pulti. Fue el viernes 4 de diciembre de 2009, junto a su compañero, Néstor Kirchner.

LA GENERACIÓN DORADA

La generación dorada de básquet se hizo presente en dos oportunidades en el Polideportivo Islas Malvinas. Primero en una concentración que duró una semana previo al Mundial 2006 de Básquet, a disputarse en Japón en el cual entrenaban en doble turno.

Y la más recordadas por los amantes del básquetbol y muchos marplatenses, el Preolímpico 2011. Allí, ante miles de espectadores que tuvieron la oportunidad de ver a los jugadores más trascendentes en la historia del básquet argentino, pudieron levantar un nuevo trofeo para asegurar su clasificación a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

En la final, Argentina se enfrentó a, ni más ni menos, que Brasil. Con Emanuel Ginobili y Luis Scola como grandes figuras, la Albiceleste se quedó con el primer puesto tras ganar por 80 a 75.

LIGA DE LAS AMÉRICAS

Uno de los torneos más importantes de básquet del continente tuvo diferentes encuentros en el Polideportivo en cuatro temporadas. En la primera edición de Las Ligas de las Américas, la temporada 07/08 y en la siguiente 08/09, Peñarol ganó la licitación y pudo ser local en Mar del Plata en la fase de grupos.

En la 07/08 logró el primer puesto en el Grupo D junto a Libertad de Sunchales, Brasilia y Liceo Mixto de Chile. Allí los dos equipo argentinos clasificaron a los cuartos de final. En esta edición, Peñarol se alzó con la tan ansiada competición internacional en Mexicali, México.

En la segunda competición, la del 08/09, Peñarol integró el Grupo B. A pesar de ser local, culminó en la segunda posición detrás de Biguá de Uruguay y quedó eliminado del torneo. Además la zona la integraban Regatas Corrientes y Universidad de Concepción de Chile.

Un año después, el Polideportivo Islas Malvinas fue el escenario que albergó las finales por primera vez. Peñarol hizo pesar de gran forma la localía: ganó los tres enfrentamientos ante Espartanos de Margarita (Venezuela), Halcones Xalapa (México) y Quimsa de Santiago del Estero, y se alzó como local con esa edición de la Liga de las Américas con Kyle Lamonte como jugador más valioso.

Por última vez, en el 10/11, Peñarol integró el Grupo A junto a Regatas (posterior campeón), Toros de Nuevo Laredo de México y Espartanos de Margarita de Venezuela. Allí el conjunto marplatense se colocó en la segunda posición y clasificó a la segunda ronda.

MUNDIAL DE VÓLEY 2002

Entre el 28 de septiembre y el 13 de octubre de 2002, Mar del Plata presenció el Mundial de Vóley. El Polideportivo fue una de las seis sedes de Argentina junto al Luna Park, el Orfeo Superdomo, el Estadio Demi de Salta, el “Ángel Malvicino” de Santa Fe y el estadio “Aldo Cantoni” de la provincia de San Juan. Aquella competición consagró campeón a Brasil, mientras que Argentina culminó en la sexta posición.

***

No alcanza sólo una nota para explicar todos los eventos que el Polideportivo brindó, pero no se puede dejar pasar momentos importantes como los Juegos Deportivos Para-Panamericanos de 2003, el Campeonato Mundial de Taekwondo I.T.F. 2009, el Mundial sub 21 básquet entre el 5 al 14 de agosto de 2005, el Mundial juvenil de Handball que se realizó junto al Club Once Unidos y el Torneo de bochas para discapacitados.

Además, actividades de diferentes credos religiosos se hicieron presentes en el Poli. Para sólo poner un ejemplo, los testigos de Jehová realizan seis asambleas por año con una concurrencia de 8000 personas en cada una.

Uno de los mayores altercados que se vivieron en los 25 años fue el show de “Stravaganza” del artista Flavio Mendoza en el 2015. Su espectáculo tenía piletones y se derramaron 30 mil litros de agua por el desprendimiento de una manguera, lo cual destrozó todo el piso. En ese “caos” que atravesó el Polideportivo, hubo que reparar lo más pronto posible el parqué ya que Peñarol y Quilmes disputaban sus partidos como local.

También a lo largo de los años en el Poli se desarrollaron eventos familiares como Titanes en el Ring y 100% lucha, el Cirque Du Soleil y el partido despedida del más ganador de la Liga Nacional, Leonardo Gutiérrez, además de Boxeo Internacional, Torneo mundial de gimnasia artística, un partido de la selección de fútbol para ciegos (Los Murcielagos) y hasta ediciones de Feria de Ciencias, Trimarchi y Expo Construcción.

En un sinfín de ocasiones, el Polideportivo brindó cientos de espectáculos en sólo 25 años. Miles de personas, diferentes eventos, y mucha vocación en sus trabajadores, fueron, son y serán característicos en el “Islas Malvinas”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,