Domingo 23 de junio | Mar del Plata
24/09/2022

Estadio Minella: un año de clausura de la tribuna, anuncios cruzados e incertidumbre

Pasaron 365 días de la inhabilitación de la tribuna techada del Mundialista, entre anuncios del gobierno municipal y provincial y conversaciones con la AFA.

Estadio Minella: un año de clausura de la tribuna, anuncios cruzados e incertidumbre
(Fotos: Qué digital)

Este sábado se cumple un año de la clausura de la tribuna techada del estadio José María Minella por “fallas estructurales”, y en el transcurso de estos meses abundaron los anuncios en una especie de disputa política entre el gobierno municipal y el provincial, aunque lo cierto es que todavía se esperan certezas sobre el futuro: en el medio, una reunión entre el intendente Guillermo Montenegro y el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, tras lo cual se dejó trascender la intención de que la institución quede a cargo del estadio. Con el paso de las semanas, cómo siguen las negociaciones para que el Mundialista sea “la casa de las selecciones”.

El 24 de septiembre del 2021, a tan solo una semana de que se oficializara la vuelta del público a los estadios después de lo que fue el parate deportivo y las restricciones al ingreso de hinchas en el marco de la pandemia de coronavirus, la Policía, Bomberos y Defensa Civil junto al Ente Municipal de Deportes y Recreación (Emder) realizaron una inspección en el Mundialista y concluyeron que bajo la tribuna techada no podía haber público por el estado de abandono en que se encuentra la estructura.

Desde el día de la clausura hasta la fecha -un año exacto- lo que hubo públicamente fueron anuncios cruzados entre el gobierno municipal y el provincia, en tanto que lo último conocido fue un fuerte acercamiento entre Montenegro y Tapia bajo la proyección, que hasta ahora no fue confirmada oficialmente, de otorgarle la “concesión” del Minella a la AFA.

Según pudo saber Qué digital, más que concesión, tanto las áreas legales del Municipio como las de la AFA trabajan en la elaboración de un convenio marco en el que se definirá el plazo de la cesión y las obras necesarias: la AFA estaría dispuesta a estar a cargo del estadio por una serie de años y hacerse cargo de las refacciones para que sea “la casa de las selecciones nacionales”. Por eso, profesionales de la AFA ya están analizando qué hace falta no solo en torno al techo. Lo que atrasa las negociaciones, además, es la cercanía del Mundial de Qatar 2022 y las prioridades de la Asociación.

Para determinar el grado de deterioro que tiene el lugar -según señalaron las autoridades a lo largo de los meses- se necesita al menos un informe técnico, aunque no solo bastará uno para conocer específicamente qué es lo necesario para intervenir en el sector. Si el primer informe establece que es posible la intervención en el techo, el siguiente paso será que se realice un informe adicional y allí se especificará con exactitud cuáles son las tareas que hay que hacer.

Según pudo conocer Qué digital hace siete meses, la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) conformó un grupo de especialistas, ingenieros y arquitectos para poder realizar esos estudios -cada uno tiene un valor de 13 millones de pesos-, algo que no fue incluido en el Presupuesto 2022 del Municipio a pesar de que distintos sectores opositores reclamaron la incorporación de partidas para ese fin.

Así, por diez meses no hubo certezas acerca del origen del dinero para financiar los informes técnicos, más allá de que diferentes funcionarios de peso como por ejemplo el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, y la titular de la Secretaría de Deportes, la marplatense Inés Arrondo, manifestaron “su preocupación” por el estado del estadio José María Minella. Además, el propio Lammens había prometido financiamiento por parte de Nación para realizar obras en el Mundialista en una recorrida por Mar del Plata en medio de las elecciones legislativas del 2021.

Pero la primera “certeza” -que en función de las últimas novedades, quedó en un segundo plano- apareció a finales de julio, cuando en una reunión la titular de la Anses, Fernanda Raverta, junto al gobernador Axel Kicillof y el subsecretario de Deportes bonaerense, Javier Lovera, comunicaron que el gobierno de la Provincia se haría cargo del informe técnico que necesita el estadio para poder conocer el estado de las instalaciones, realizar obras y proyectar así el levantamiento de la clausura.

Pero cuando parecía que el gobierno provincial se había aventajado y se haría cargo de la situación del Minella, un mes después se conoció, a través de una comunicación oficial, que el intendente tenía otros planes.

Es que Montenegro se reunió en las oficinas de la AFA con el presidente Claudio Chiqui Tapia y en un comunicado desde el gobierno municipal y desde la AFA afirmaron querer que el estadio José María Minella sea “la nueva casa de las selecciones nacionales”, más allá de no mencionar avances en torno a las obras necesarias ni del estadio de deterioro en el que se encuentra. Así fue que el gobierno dejó trascender -sin que ningún funcionario lo confirmara públicamente- que la intención es que la AFA se haga cargo del estadio durante 30 años.

Claro está, eso implicaría que la entidad que rige los destinos del fútbol argentino realizaría las obras necesarias para ponerlo en valor y firmar un convenio que debiera ser convalidado por el Concejo Deliberante.

Así, tras esa serie de anuncios cruzados, la única certeza es que ante la falta de soluciones hasta el momento, y tras un año de la clausura, los y las hinchas, como así también allegados de los clubes -y gran parte de los y las periodistas- siguen sin poder concurrir a ese sector de la tribuna para los partidos que disputan tanto Aldosivi en la Liga Profesional como Alvarado en la Primera Nacional.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

24/09/2022