Sábado 21 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
13/05/2022

Federico Marín y el año de Peñarol: “Nos vamos con bronca pero con la frente muy en alto“

El “Pájaro”, uno de los referentes del elenco marplatense en la última temporada, analizó la eliminación en manos de Boca y habló de su futuro.

Federico Marín y el año de Peñarol: “Nos vamos con bronca pero con la frente muy en alto“
(Foto: Qué digital)
Federico Iavagnilio

Por: Federico Iavagnilio

Con el paso de los días las revoluciones bajan y se puede analizar con otra cabeza la gran temporada de Peñarol de Mar del Plata de la Liga Nacional de básquet que concluyó con la eliminación en cuartos de final ante Boca Juniors. Con una vasta trayectoria, el experimentado Federico Marín dialogó con Qué digital y dio su punto de vista en relación al año del Milrayitas y contó sus planes para el futuro.

“Con el correr de los partidos fuimos cumpliendo los objetivos que se había propuesto el club y que con el tiempo después nos íbamos planteando nosotros. Lamentablemente da bronca terminar la temporada así porque me parece que podíamos haber llegado mucho más lejos, pero el deporte es así y enfrente tenés otro rival que también trabaja y hace las cosas para poder llegar lejos, y más un equipo como Boca. A veces hay que reconocer cuando el otro hizo méritos para seguir, es por eso que nos vamos con bronca pero con la frente muy en alto“, comenzó la charla el Pájaro Marín.

Con más de 20 años de trayectoria, Marín disputó una nueva temporada en la máxima división del básquet argentino de la mano de un viejo conocido como el entrenador Leandro Ramella, quien lo había dirigido en Quilmes. “Fue una temporada que en lo personal disfruté muchísimo, más de lo que lo imaginaba, al menos antes de llegar al club porque cuando lo hice no se sabía cómo se iba a conformar el equipo y, obviamente, había que ver qué química iba a tomar el plantel, más allá de que a Lea (Ramella) lo conocía desde hace varios años y sabía qué pretendía. El equipo congenió y con el correr de los primeros meses sabía que nos iba a ir muy bien porque había mucho compromiso y una unión muy grande con muy buenos pibes y con hambre de gloria”, manifestó el alero.

Más allá de la gran temporada de Peñarol en la cual, con un muy buen nivel en ambos costados de la cancha, se adueñó del cuarto puesto de la fase regular -algo que muy pocos apostaban antes del comienzo del año-, y de haber dejado todo en la serie de cuartos de final ante el Xeneize, a Marín aún le cuesta digerir la eliminación Milrayitas. “Estoy asimilando este momento duro de quedar afuera, porque realmente tenía el sueño de pelear el campeonato. Hacía meses que lo venía hablando con los chicos y ellos también empezaron a creer”, se sinceró y mostró su dolor.

Le volvimos a transmitir al hincha esas ganas de ir a la cancha y de disfrutar. Este año la gente se ilusionó y eso te deja que hiciste cosas buenas

Federico Pájaro Marín Peñarol de mar del plata, Liga Nacional de básquet

(Foto: Qué digital)

– ¿Qué les faltó para poder llevar a un quinto partido la serie ante Boca?

Peleamos y llegamos a un final muy cerrado en el cual algunas situaciones de juego me parece que no fueron favorables para nosotros pero tampoco me voy a agarrar de eso. Se habló mucho del arbitraje y como nosotros nos equivocamos ellos también se pueden equivocar, a veces pasa a favor y a veces en contra, así es el deporte y no creo que haya mala intención en ellos, al menos no quiero pensar en ello.

– ¿Lo decís puntualmente por la polémica sobre la falta de Schattmann a vos?

Claro. A falta de 5 minutos estábamos 4 puntos abajo y una falta de Schattmann a mí no cobrada implicaba que él saliera por 5 faltas, que vaya a la línea, que el partido se pudiera poner a 2 puntos y, a tan poco del cierre y Boca sin el mejor jugador del partido y que marcaba la diferencia, hubieran pasado muchas otras cosas. Pero hablar de eso creo que no va a solucionar nada y nada va a cambiar. Solo hay que reconocer que Boca hizo un poquito mejor las cosas. En el segundo juego nosotros hicimos un partidazo y con una maravilla de Schattmann faltando 2 segundos terminan llevándose un punto que era fundamental.

– Por fuera de la eliminación en cuartos, la temporada de Peñarol fue muy buena a pesar de la diferencia de presupuesto comparado con muchos equipos de la Liga Nacional, ¿igualmente sintieron ese aspecto ante rivales de mayor poder económico?

Más allá que la plata no te asegura nada, en cierto modo te ayuda para cubrir falencias. Nosotros tuvimos en muchas oportunidades en desventaja y obviamente que por el presupuesto de Peñarol no teníamos la posibilidad de cubrirlo con un jugador inmediatamente. Sin embargo el equipo dio la cara y en los momentos más difíciles fue cuando más fuerte se hizo. Pero en cierto modo esa ficha que nos faltó durante toda la temporada nos hubiese venido de gran ayuda, incluso para darle una mayor rotación a los grandes. Por momentos Nico Franco lo hizo muy bien, nos vino bárbaro pero teniendo la posibilidad de sumar esa ficha creo que al equipo le hubiese servido mucho.

– Con tu experiencia en el básquet, ¿qué pensás sobre el futuro de Peñarol?

– Ojalá que por lo menos se queden los más jóvenes porque son el futuro del club y este fue el primer año en que Joaco (Valinotti), Monacchi pudieron jugar y tomar responsabilidades pesadas en el juego. Como el equipo no tenía una figura descollante, el juego pasó por todos. Y a estos sumarle un viejito como Phillip Lockett porque es un jugador que además de aportar experiencia y jugar una liga tremenda, también ayuda mucho al grupo y es un líder positivo. Era impresionante llegar a los entrenamientos y que media hora antes de que empecemos los chicos ya estaban transpirados por tirar al aro y por hacer trabajos individuales sin que nadie les exija nada. Eso habla del nivel de compromiso que había en el plantel.

Federico pájaro Marín peñarol de mar del plata liga nacional de básquet

(Foto: Qué digital)

Con 40 años, Federico Marín disputó una nueva temporada en la Liga Nacional de básquet en la que sufrió una lesión sobre el cierre del 2021 pero que a pesar de ello promedió en Peñarol 9.6 puntos, 2.8 rebotes y 1.5 asistencias en 21.30 minutos de juego.

Al ser consultado por su futuro, el Pájaro no ocultó su deseo de regresar a su ciudad natal, Olavarría, y vestir la camiseta de Estudiantes. “Ahora quiero disfrutar de mi familia y después veré. Sinceramente hace un tiempo que siempre trató de poner la mira de volver a Olavarría y jugar en Estudiantes y así estar más cerca de mi familia, que es algo que necesito. Pero una cosa y la otra, principalmente lo económico, el cambio es muy grande y lamentablemente no pude ni sentarme a hablar porque hubo intenciones de palabras pero nunca nos sentamos seriamente para que vuelva. Obviamente estoy dispuesto a hacer un esfuerzo económico“, expresó.

Más allá de la temporada en el Milrayitas y de lo que le deparará al futuro en su profesión, este año será un gran año para el Pájaro en lo personal ya que podrá tachar una cuenta pendiente que es terminar el secundario. “Estos contento en ese sentido porque es algo pendiente que tenía”, cerró.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios