Martes 22 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
23/03/2019

Molina: “Siempre soñé con este momento y jugar el pentagonal”

Mientras se recupera de un desgarro, el miramarense y referente de Alvarado habló con QUÉ Digital sobre lo que pasó y también sobre los cuatro partidos que separan al “Torito” del ascenso.

Molina: “Siempre soñé con este momento y jugar el pentagonal”
(Fotos: QUÉ Digital)

Es su tercer ciclo en Alvarado. Por todo ese tiempo y también por lo realizado dentro de la cancha, Francisco Molina se metió en el corazón del hincha, al punto que hoy es uno de los referentes. Al mismo tiempo, el cariño que tomó por el club lo hace estar viviendo días muy especiales porque, mientras se recupera de una lesión, busca llegar en condiciones al Pentagonal, un sueño y un objetivo que compartían con su gente, pero que hoy es una realidad y sólo cuatro partidos los separan del premio grande: la B Nacional.

En diálogo con QUÉ Digital, el miramarense de la zurda potente y un incansable ida y vuelta se refirió al octogonal que acaba de pasar, los momentos en que no se les daban los resultados y la confianza que tienen de cara a lo que viene. “Siempre soñé con este momento y jugar el pentagonal”, soltó.

En cada palabra se lo nota convencido. Convencido no solo por el presente del equipo, sino también por la necesidad de expresarlo después de semanas con mucha presión. Porque antes de la clasificación, cuando la seguidilla de empates sembró susurros en los pasillos del Minella, Molina y sus compañeros nunca sacaron el foco del objetivo que finalmente se dio. Quizás costó más de lo previsto, pero si hubo alguien que nunca titubeó, fueron los futbolistas.

Nos merecemos estar en el lugar que estamos porque trabajamos muy bien durante el año, perdimos pocos partidos, propusimos el juego que quería el técnico (Mauricio Giganti) así que estamos en el lugar que estamos por el trabajo y la dedicación que le metemos todas las semanas”, comenzó el volante devenido en extremo izquierdo.FRANCISCO MOLINA  ALVARADO INDEPENDIENTE DE NEUQUEN DEBUT  (25)

Después de haber sido el mejor de la primera fase, el Torito empezó el octogonal con un triunfo, pero después sumó una derrota con Sansinena y tres empates consecutivos que le quitaron algo más que comodidad. Logró enderezar el rumbo con una victoria sobre Unión y llegó  -gracias a una combinación de resultados- dependiendo de sí mismo en la última jornada.

Daba mucha bronca cuando no se nos daban los resultados. La seguidilla de empates nos afectó mucho a nosotros porque creo que en esos partidos merecíamos un poco más. Pero la clave fue esa tranquilidad de saber que veníamos haciendo las cosas bien. Hay un grupo bárbaro, muy unido, sin conflictos y cuando uno hace las cosas bien, después va todo de la mano”, comentó.

Luego de la clasificación, el desahogo de muchos de los futbolistas se pudo leer en las redes sociales. Había mucha presión acumulada: “Tuvimos que hacer nuestros descargos por los resultados. Uno entiende, se pone en el lugar del hincha y uno paga la entrada para ver a su equipo ganar. Pero el que sabe de fútbol y el verdadero hincha de Alvarado sabe que nosotros veníamos haciendo las cosas bien. La gente tiene que saber que uno trabaja durante toda la semana como para ganar, que no se piense que nosotros entramos a la cancha a ver qué pasa. Entramos a ganar y a llevar al club que hoy defendemos al Nacional B que es lo que se merece, porque tenemos todo para estar ahí”, manifestó.

FRANCISCO MOLINA ALVARADO INDEPENDIENTE DE NEUQUEN DEBUT  (41)

Pero Alvarado llega con mucho impulso a los cuatro partidos definitivos. “Estamos bien. Este pasito que dimos para el pentagonal nos hizo mucho más fuertes”, relató el miramarense y destacó el “ambiente” que se vive en el seno del plantel, como también la jerarquía de muchos de los que llegaron y que se convirtieron en piezas claves, como Roly Depetris y Cristian Canuhé. “Así como nosotros nos vamos a preocupar por ellos, ellos también se tienen que preocupar por nosotros”, confió.

Si bien muchos jugadores terminaron con sobrecargas musculares tras el trajín de partidos, incluido él mismo, que se está recuperando de su segundo desgarro del año, confía en que llegarán en condiciones al pentagonal y le restó importancia a los viajes: “Estamos acostumbrados. Tenemos muchos kilómetros y ruta encima así que eso no nos afecta. Tenemos los dirigentes que en ese sentido siempre se han portado de maravilla para mantener las concentraciones. En esta instancia no hay margen de error, no queda otra que ganar”, agregó.

Por último, no dejó de referirse al momento que vive a nivel personal y la ansiedad consecuencia de estar a cuatro partidos del ascenso: “Hace varios años que estoy en el club y siempre soñé con este momento, con tener la chance por primera vez en un pentagonal. Nos merecemos esto y también estar en otra categoría, desde el utilero hasta el canchero. Este año vamos a dar que hablar, y si no es en el pentagonal nos enfocaremos en la Reválida”.

Después de algunos días de merecido descanso, Alvarado volverá a trabajar el lunes, con el objetivo bien claro. Cabe destacar que el pentagonal empezará recién el fin de semana que viene, y que allí Alvarado tendrá fecha libre. El debut, donde Molina llegaría en condiciones de jugar, será el 6 de abril en Córdoba, ante Estudiantes.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,