Viernes 09 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/10/2022

Ivo Cassini, el marplatense que nada kilómetros en busca de un sueño

El nadador de 28 años dialogó con Qué digital y contó cómo se prepara para llegar a nadar tanto 10 kilómetros en dos horas como 32 kilómetros en siete.

(Fotos y video: Qué digital)
Federico Iavagnilio

Por: Federico Iavagnilio

Ivo Cassini, nadador marplatense de 28 años e integrante de la selección argentina de natación y aguas abiertas, nada kilómetros y kilómetros con la mente bien enfocada en un objetivo: seguir perfeccionándose día a día para cumplir su sueño, el de clasificar y disputar un juego olímpico.

Con un estado físico privilegiado y con una mentalidad de hierro, Ivo Cassini lucha a pulmón en un deporte amateur en el que, a pesar de haber salido en las últimas cinco ediciones campeón argentino y además sudamericano en el 2019, no se le atribuye el reconocimiento necesario. Además del aspecto deportivo, el nadador marplatense tiene su costado académico ya que estudia la carrera de Educación Física.

Su especialidad en aguas abiertas es la distancia de 10 kilómetros, aunque también en el último mundial compitió en los 25 kilómetros y, además, hace apenas un mes nadó 32 kilómetros en las aguas canadienses en lo que fue la primera fecha del Circuito Mundial Ultramarathon Swim World Series. Esa enorme distancia y con bajas temperaturas la logró en 7 horas y 12 minutos y se colgó la medalla plateada, una verdadera travesía que no es para cualquiera.

Con la mente focalizada en lo que será su próximo gran objetivo, los Juegos Suramericanos 2022 de Paraguay, el marplatense Ivo Cassini habló con Qué digital de sus comienzos en la natación y de la decisión de pasarse a aguas abiertas y contó cómo es un día habitual para un nadador que permanece durante horas en el agua.

SUS COMIENZOS EN EL AGUA Y EL PASO DE LA PILETA A AGUAS ABIERTAS

Los inicios de Ivo Cassini en la actividad deportiva fueron en el Club Kimberley, lugar en el que hoy continúa entrenándose. Si bien inicialmente se especializó en distancias cortas como los 1.500 y 4.000 metros, a los 22 años se dio cuenta junto a su entrenador, Federico Ané, de que su fuerte era nadar y que su desventaja era la parte técnica como son las partidas y las vueltas, por lo que ambos decidieron que lo mejor iba a ser especializarse en aguas abiertas, competición que tiene un mayor recorrido y en la que no es tan determinante la parte en la que él se sentía en inferioridad.

Es así que hace poco más de cinco años, Ivo se especializa y entrena día a día para las aguas abiertas, con un recorrido que va desde los 10 kilómetros (llegó a hacerlo en menos de dos horas) hasta los 32 kilómetros (un poco más de siete horas nadando).

Fue en el 2017 cuando debutó en Mar del Plata en un torneo 10 de kilómetros y desde ahí no se alejó más de la actividad: “Ese día me enamoré de las aguas abiertas, me encantó y con un buen resultado le seguí metiendo a full“, recordó Cassini y agregó respecto de la distancia: “Siempre fui resistente en las piletas. Fui probando, es como todo, hasta que no lo hacés no te das cuenta. Al comienzo me costó mucho, pero me daba cuenta que cada vez que intentaba iba mejorando”.

– ¿Cómo es poder nadar 32 kilómetros? Son más de siete horas…

– Físicamente es muy duro porque llega un momento que te duele todo y estás agotado, pero creo que mentalmente es más duro aún porque pasás por muchos vaivenes. Es como estar en una montaña rusa, por momentos te sentís bien, pero después te das cuenta de que vas tres horas y todavía te quedan cuatro, y por ahí te sentís mal y te quedan otras tres horas que parecen que es mucho más que las cuatro que te faltaban antes.

A veces te sentís muy cansado y (sentís) que llegás al límite y te falta una hora, y una hora es un montonazo y ahí tenés que ir jugando con los tiempos. Siempre hay que estar en un estado como automático de saber que siempre tenés que seguir nadando. Mientras sigas nadando podés pensar más positivo o negativo, pero lo principal es mantenerte nadando y eso es lo que te ayuda a avanzar.

– Sin dudas que la parte mental es muy importante ¿qué llegás a pensar durante la competencia?

– Uno mientras nada tanto piensa en un montón de cosas. Desde canciones, comidas, entrenamientos que hice, finales que tengo que preparar para la carrera de Educación Física, alguna conversación con alguna persona, vienen temas de todo en la cabeza.

– ¿Qué cambia en la preparación para nadar 10 kilómetros y 32 kilómetros?

– Me preparo de la misma manera para nadar 10 kilómetros que 32. La diferencia solamente es la distancia, por lo que para los 10 kilómetros es más corto y nado mucho más fuerte, y para los 32 lo hago con lo que me entrené para 10.

***

Para ser un deportista de élite en esta actividad amateur y soñar con la participación a los Juegos Olímpicos de París 2024 -estuvo cerca de clasificar a los de Tokio 2021-, Ivo Cassini se levanta todos los días a las 5 de la mañana y a lo largo del día llega hacer doble turno en pileta, gimnasio y hasta cursa la carrera de Educación Física.

“Me levanto a las 5 de la mañana, desayuno bien, lento y completo, algo clave. Me tiro al agua a eso de las 6.30 en la piscina olímpica del Emder y entreno durante dos horas. En el transcurso de la mañana curso, y luego regreso a casa y almuerzo. Luego, desde las 14 a 16 vuelvo a meterme a la pileta, esta vez en Kimberley. Después regreso a mi casa, meriendo y piso nuevamente Kimberley para hacer complemento de pesas o stretching en el gimnasio del club. En lo que queda del día vuelvo a cursar o, en su defecto, ya me acuesto a dormir”, enumeró Cassini en lo que es un día habitual para él, y agregó: “A la noche llego agotado”. Y no es para menos.

Mi sueño y para lo que me preparo es estar en los Juegos Olímpicos de París 2024

LA PREPARACIÓN PARA SU PRÓXIMO OBJETIVO, LOS JUEGOS SURAMERICANOS

En marzo, Ivo Cassini salió campeón nacional de 10 kilómetros por quinta vez consecutiva y, con ello, logró la clasificación tanto al Mundial de Budapest como a los Juegos Suramericanos 2022. Luego de un extenso año de preparación, el nadador marplatense sueña con volver a ser campeón sudamericano cuando este martes 11 de octubre desde las 11 de la mañana, horario argentino, compita en los 10 kilómetros en aguas abiertas en Encarnación, Paraguay.

“Para los Odesur estuve preparándome en La Paz, Bolivia, durante tres semanas junto a mi entrenador Federico Ané. Fueron días muy duros, con entrenamientos muy intensos y que costaban mucho la recuperación en la altura”, comentó el marplatense que terminó en la sexta colocación en los Panamericanos de Lima 2019.

A la pregunta de qué beneficios obtiene al entrenar en altura (hay 3.625 metros sobre el nivel del mar en la capital boliviana), detalló: “Entrenar en altura te ayuda a tener más resistencia cuando volvés al llano porque allá hay menos oxígeno y el cuerpo produce más glóbulos rojos, que es la célula que transporta el oxígeno. Cuando volvés al llano te quedan por 30 días esos glóbulos rojos, lo que se traduce en que transportás mucho más oxígeno en las mismas respiraciones, por ende, te cansás mucho menos”.

Tras ese entrenamiento extenuante, una vez de regreso en Mar del Plata, lo que resta es seguir moviéndose aunque sin ir al límite. “Una vez acá queda la descarga. Es cuando uno entrena menos y hace piques más cortos pero nada que sea extenuante ni cansador. El entrenamiento en esta época ya está hecho, simplemente queda recuperar y mantenerse nadando bien técnicamente”, mencionó.

En cuanto a lo que espera de la competición internacional del próximo martes, Ivo Cassini aseguró: “Va a haber un muy buen nivel. Creo que en el pelotón de punta vamos a ser ocho nadadores. El objetivo es repetir la medalla dorada del sudamericano pasado, y sino meterse dentro del podio también sería un resultado excelente”, se ilusionó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios