Viernes 07 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
30/01/2015

La novena, una sinfonía

En otra notable producción colectiva, llegando al triple dígito, Peñarol consiguió su victoria número nueve en forma consecutiva. Justin Giddens y Martín Leiva, más una defensa perfecta, fueron los fundamentos de la victoria 100 a 67 sobre Argentino de Junín para ser único líder.

La novena, una sinfonía
(Foto: Lucho Gargiulo)

Una verdadera sinfonía. El 100 a 67 de este viernes por la noche sonó perfecto. Peñarol se impuso con total autoridad, sin fisuras, aun sin Alejandro Diez y Fabián Sahdi y con Leo Gutiérrez averiado. El “Milrayitas” anuló todas las posibles vías de gol de Argentino y en esa faceta se destacaron todos. En ofensiva, el local dio muestras de su enorme repertorio, pero sobresalieron Justin Giddens y Martín Leiva.

De esta manera, el conjunto conducido por Fernando Rivero acumuló su noveno triunfo consecutivo (sumando los tres por Liga de las Américas) y, con un partido más, superó a Obras en las posiciones y es el nuevo líder de la Conferencia Sur de la Liga Nacional.

Impecable comienzo de Peñarol. En defensa mostró gran solidez y con Leiva y Giddens como principales armas, en tres minutos marcó un parcial de 11 a 2. Pero mejor aún estuvo en los siguientes minutos. Argentino sólo encontró a Funes como vía de gol, ya que Konsztadt controló perfecto a Balbi, y el “Milrayitas” lastimó desde afuera y con mucha velocidad en las transiciones (21-7). Y aunque pasó dos minutos sin convertir, tampoco Argentino lo hizo en gran cantidad por la buena defensa que continúo. Además, Peñarol no se desesperó y se despachó con tres triples sucesivos y una gran penetración de Massarelli para ampliar diferencias en el cierre del cuarto (32-15).

Continuó la supremacía local en el segundo segmento. Castigó con el tiro exterior, se adueñó del rebote tanto defensivo como ofensivo y en tres minutos marcó un parcial de 9 a 3 (41-18), aun modificando el quinteto inicial. El elenco de Rivero mantuvo su fiereza y concentración defensiva, pero no tuvo la misma eficacia, por lo que no pudo acrecentar la diferencia, pero se fue cómodo al descanso largo por 51 a 35.

Arrancó mejor Argentino en el segundo tiempo. Con un parcial de 7 a 2 en menos de dos minutos, la visita se acercó (52-42). Pero en un abrir y cerrar de ojos, con buenas defensas y los cortes a la pintura de Boccia, el local recuperó la ventaja al contestar con un 9 a 2 (61-44). Esto reencausó al “Milrayitas” que volvió a ser el del primer tiempo. Retornaron los 20 puntos de distancia, sobre todo por la notable defensa, la certeza de Giddens desde el perímetro y la potencia de Leiva en la pintura. Por eso encaró el segmento final con una ventaja más que tranquilizadora (76-52).

A pesar de ello, Peñarol no cedió un centímetro ni reguló en ningún momento. Por eso en la primera parte del último cuarto coqueteó con alcanzar una brecha de 30 unidades (85-58). Leiva continuó como amo y señor de la pintura, Rivero hizo jugar a todos y ni así hubo una merma en el rendimiento. Los juninenses no tuvieron respuestas, salvo algunos arrestos individuales y el triunfo estaba consumado desde hacía ya varios minutos. Y así y todo, como quien no quiere la cosa, volvió a triunfar con triple dígito y por más de 30 puntos.

PEÑAROL ARGENTINO
PEÑAROL ARGENTINO
PEÑAROL ARGENTINO
[/su_slider]

PEÑAROL (100): Alejandro Konsztadt 10, Adrián Boccia 8, Justin Giddens 23, Leonardo Gutiérrez 7 y Martín Leiva 19 (FI) Luciano Massarelli 13, Gabriel Fernández 4, Franco Giorgetti 13, Jerónimo Barón 3, Eugenio Zustovich 0. DT: Fernando Rivero.

ARGENTINO (67): Franco Balbi 10, Fernando Funes 5, Juan Cangelosi 8, Daniel Stewart 7 e Ignacio Alessio 5 (FI) Chad Posthumus 20, Emiliano Basabe 4, Christian Schoppler 6, Agustín Bualo 2, Genaro Lorio 0, Mateo Pastorino 0, Agustín Acuña 0. DT: Ariel Rearte.

Parciales: 32-15, 51-35 y 76-52.

Árbitros: A. Ramallo y M. Aluz. Estadio: Once Unidos.

Ver más: , , ,