Martes 11 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
04/04/2020

Las dificultades y los desafíos de los nadadores para entrenarse en cuarentena

Con ejercicios desde sus casas y videollamadas, los nadadores marplatenses cuentan cómo se preparan sin su actividad principal: el contacto con el agua.

Las dificultades y los desafíos de los nadadores para entrenarse en cuarentena
(Fotos: archivo / Qué digital)
Federico Iavagnilio

Autor: Federico Iavagnilio

[email protected] @FedeeIava

Distintos aspectos como la salud o la situación socioeconómica y educativa se ven afectados directamente por la pandemia del coronavirus (COVID-19) y las diferentes medidas tomadas en el mundo para frenar la propagación del virus. A esto se le suman en menor dimensión – o igual-  los aspectos físicos en los deportistas de alto rendimiento, y más aún en los nadadores, cuyos entrenamientos se basan mucho en el contacto con el agua y hoy se ven imposibilitados a la hora de entrenar.

La cuarentena obliga a los deportistas a seguir con sus ejercicios desde sus casas y aunque la tecnología les permite seguir en contacto constante con sus preparadores físicos y entrenadores, lo cierto es que los entrenamientos no tienen el mismo impacto ni los mismos recursos.

Nadadores marplatenses dialogaron con Qué digital acerca de cómo les impacta este momento que el mundo está atravesando. La mayoría coincidieron en que los entrenamientos de fuerza a la mañana y una dieta equilibrada los ayuda a seguir en forma, además de entrenamientos mediante videollamadas para que su profesor los esté observando y guiando.

“Se nos complica bastante el entrenamiento ya que no podemos realizar nuestro ejercicio principal que es nadar. Realizamos diferentes ejercicios desde casa tanto de fuerza como aeróbicos para no sufrir la vuelta al agua. Hay que aprovechar estas semanas de cuarentena para adquirir fuerza y luego trasladarla al agua”, contó Matías De Andrade, medallista en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y ganador del Lobo de Oro del mismo año.

“El impacto físico es diferente al entrenamiento en el agua, así que con mi preparador físico llegamos a la conclusión de hacer en el turno mañana tres días de gimnasio y uno de descanso”, añadió el nadador que pasa la cuarentena con sus mascotas en Mar del Plata y su tiempo libre lo disfruta con diferentes videojuegos.

Guido Buscaglia, otro marplatense siempre protagonista en las diferentes competencias, está en una situación similar. “El tema del entrenamiento es complicado, trato de hacer lo mayor posible, físico y en conferencia con el preparador, eso sin dudas motiva aún más. La mayoría de los días estoy haciendo un turno pero generalmente además del turno fuerte en la mañana, hago movilidad y elongación por la tarde”, comentó el nadador del Club Once Unidos y gran destacado en el Campeonato Argentino de Natación.

Buscaglia se encuentra haciendo la cuarentena solo en su casa, ya que su familia vive en Rosario. Aprovecha su tiempo libre para estudiar, ya que es contador público en formación.

Otra de las nadadoras que prevalecen de la ciudad es María Belén Díaz, que pasa el aislamiento social, preventivo y obligatorio en Necochea junto a su familia. “Hace semanas que no toco el agua, igualmente lo llevo bien, con actitud, motivación y realizando cosas productivas. Entreno todos los días en un horario específico una hora y media, con mi preparador físico y compañeros del equipo que íbamos a ir al Sudamericano y otro grupo más por videollamada”, explicó detalladamente la nadadora del Club Once Unidos.

Además, ella se prepara mentalmente con actividades como la lectura y la práctica de yoga. También brinda clases de preparación física de forma online a sus alumnos del club marplatense.

Uno de los que enaltecen la natación de la ciudad es Ivo Cassini, nadador del Club Kimberley que está pasando la cuarentena con su padre en su casa. “A la mañana hago trabajos aeróbicos y a la tarde, de fuerza, de lunes a sábado. Por suerte en mi domicilio tengo armado un gimnasio donde me preparo siempre”, cuenta Cassini sobre cómo lleva su preparación física en épocas sin pileta.

A diferencia de los demás nadadores, él no realiza videollamadas con su entrenador: “Nos conocemos muy bien con mi preparador. Prácticamente ya nos sabemos todos los ejercicios, así que no hace falta, pero sí nos comunicamos vía WhatsApp“, narró.

El camino que le toca afrontar a la sociedad en épocas de pandemia no es sencillo para nadie, pero todos se deben adecuar a las medidas impuestas por el gobierno nacional y cuidarse los unos a los otros. La misión para los deportistas es seguir en forma, tanto mental como físicamente, para afrontar lo que vendrá una vez que esto finalice, aunque aún no hay fechas programadas ni competencias previstas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,