Mauro Zelayeta, de volante de Aldosivi a medallista olímpico

La historia del marplatense que logró el bronce en el vóley playa de Buenos Aires 2018. Su pasado de futbolista, sus comienzos, su paso por los Juegos, la relación con su compañero Bautista Amieva y su proyección.

01/11/2018
Mauro Zelayeta, de volante de Aldosivi a medallista olímpico
(Fotos: QUÉ Digital)

Los lunes entrenaba vóley en el Club Once Unidos. El resto de la semana iba al predio de Aldosivi, donde jugó por la banda izquierda en las divisiones inferiores hasta los 15 años, cuando una lesión marcó su destino: dejó el fútbol y se probó en vóley playa, disciplina en la que dos años después logró, nada más y nada menos, una medalla olímpica. La historia de Mauro Zelayeta antes y después del bronce en Buenos Aires 2018 junto a su compañero y “hermano” Bautista Amieva, y su entrenador marplatense Ian Mehamed.

Al igual que los otros tres marplatenses, y como buena parte de los jóvenes que participaron en Buenos Aires 2018, Zelayeta vivió el sueño de participar de un Juego Olímpico, con el extra que significa de ganar una medalla y el agregado de hacerlo en su propio país. Pero hace poco más de tres años, este presente todavía era impensado.

Estar ahí ya era un sueño, después la medalla era un objetivo que teníamos nosotros, por suerte se nos pudo dar y la experiencia fue increíble: estar 12 días ahí con deportistas de todos lados, diferentes deportes, se vivió algo increíble. Y ojalá que en los próximos juegos los chicos que les toque ir lo puedan disfrutar de la misma manera que lo hice yo”, comentó Mauro en diálogo con QUÉ Digital.

Aunque desde hacía tiempo jugaba en la cancha del balneario San Sebastián, el camino de Mauro empezó a los 15 años, cuando el dirigente de Once Unidos, Alejandro Del Coto, le propuso ir a probarse al Campus donde se seleccionarían chicos para comenzar a entrenar de cara a los Juegos. “Ahí quedé seleccionado, hicimos una concentración en Santa Fe y decidí dejar el fútbol para seguir con el vóley”, explicó.

Además de quedar seleccionado, fue clave para Mauro haber sufrido una lesión en uno de sus tobillos que lo dejó siete meses parado y que lo terminó de convencer de inclinarse por el vóley. “Jugué en Boca de Mar del Plata y en Aldosivi, donde compartí equipo con Luis Ingolotti, hoy en el primer equipo. Fue duro, porque en Aldosivi tuve una lesión en los ligamentos del tobillo derecho, estuve siete meses parado y cuando volví no era lo mismo“, relató.

MAURO ZELAYETA JUEGOS OLIMPICOS DE LA JUVENTUD  (2)

El gran logro en Buenos Aires 2018 no podía faltar en la charla, pero tampoco la espina de la derrota en semifinales ante Holanda: “Teníamos para ganarlo. Habíamos ganado el primer set e íbamos arriba en el segundo, pero tuvimos un bache donde no podíamos hacer puntos y se nos fue el partido ahí. Una lástima que no se nos dio el llegar a la final. Igual estamos muy satisfechos por llegar a la de bronce“.

La gran -y particular- relación con su compañero de equipo fue clave para el gran torneo que disputaron. El seleccionado los unió por primera vez hace un año y medio en una concentración en La Rioja. Desde ese momento no se separaron, incluso vivieron el último año juntos y “algo más”.

“Hasta ese momento no habíamos jugado juntos. Ya veníamos siendo amigos y ahí ya pegamos onda. Dentro de la cancha fue diferente y este año se vino a vivir a mi casa. El chiste ese de mi hermana ya lo deben conocer, no es para quedar bien acá pero es verdad. Es un hermano más, lo quiero un montón y no podría haber elegido un compañero mejor para jugar, nos llevamos muy bien dentro y fuera de la cancha”, comentó, entre risas y satisfacción.

Otra particularidad de esta relación entre el marplatense y el tunuyanino es el paralelismo que tuvo con los Juegos Olímpicos juveniles de Nanjing 2010, donde la dupla argentina de vóley playa también fue integrada por un marplatense y un joven de Tunuyán, Santiago Aulisi y Leandro Aveiro, quienes incluso también obtuvieron el mismo resultado: la medalla de bronce.

A partir de ahora, antes que nada espera ponerse al día con la facultad (estudia profesorado de Educación Física) después de meses de ausencia por la preparación a Brasil y Estados Unidos y recientemente por las dos semanas de los Juegos. Incluso, comentó entre risas que apenas llegó rindió un parcial “con la medalla colgando” tratando de ganar algo por parte de los profesores. “Con el tema del estudio y los entrenamientos se complica. Algunos profesores te bancan, otros no. Pero bueno, si no puedo, seguiré el año que viene, total soy joven y tengo tiempo para esto“, agregó.

Deportivamente, el objetivo de Zelayeta será continuar compitiendo en el vóley de piso y sobre todo en el de playa, donde deberá disputar en compañía de su entrenador los Juegos Argentinos de Playa en Rosario, el 28 de noviembre. Ese será el próximo paso de Mauro, un marplatense más que participa y consigue una medalla olímpica juvenil y que a partir de ahora buscará avanzar en su carrera deportiva que consiguió un impulso sin igual.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios