Martes 07 de abril | Mar del Plata
¡Seguinos!
20/03/2020

Tras la suspensión por el coronavirus, la situación de los extranjeros de Peñarol y Quilmes

Ante la situación que atraviesa el mundo por la pandemia, los clubes marplatenses de básquet decidieron, por pedido de ellos, liberar a sus foráneos.

Tras la suspensión por el coronavirus, la situación de los extranjeros de Peñarol y Quilmes
(Foto: archivo / Qué digital)

Desde que la Asociación de Clubes de básquetbol decidió suspender todas las ligas -entre ellas la Nacional y la Argentina- como medida preventiva ante la posible propagación del coronavirus en el país, los clubes marplatenses, tanto Peñarol como Quilmes, se vieron afectados a tomar una resolución con respecto a los extranjeros, y de común acuerdo se decidió liberarlos y rescindir sus contratos.

En el Milrayitas, son cuatro los jugadores que ya fueron liberaron. Los dos primeros en irse de la ciudad fueron Tyler Harris y Melvin Johnson, con destino a Orlando y Miami respectivamente. Luego, fue el turno de Nash y Talbot, que partieron rumbo a Nueva York. Estos cuatro extranjeros tenían pasaje para septiembre, mes en el que estaba estipulado que finalice la competición, pero por la suspensión por la pandemia se cambió todo lo planificado.

A comienzo de año, tanto Johnson, como Nash y Harris le dieron una frescura que necesitaba el equipo que dirigía en su momento Gabriel Piccato. Con cuatro victorias consecutivas como local, el equipo parecía que había cambiado el chip luego de un primer semestre demasiado irregular, pero luego Peñarol entró en un bache difícil de salir, y con una defensa muy vulnerable, sumó seis derrotas consecutivas que le costó el puesto al entrenador.

Luego, Carlos Romano, un viejo conocido de la casa, llegó al Milrayitas y aunque le dio un cambio de aire al equipo, solo disputó cuatro juegos antes de la suspensión temporal que sufrió la Liga Nacional. Con un paso en limpio, el pívot Tyler Harris disputó 14 partidos en los cuales promedió 28.1 minutos y aportó 15.6 puntos y 8 rebotes. Por su parte, Melvin Johnson, que apareció como un jugador desequilibrante, su nivel fue disminuyendo y terminó con un promedio de 17.8 puntos, 2.3 rebotes y 2.9 asistencias en 29.2 minutos, también con 14 juegos defendiendo la camiseta Milrayutas.

El que más llegó a demostrar en un nivel parejo fue el ala-pívot Le’Bryan Nash. El estadounidense, disputó 13 partidos en el club marplatense y terminó con un promedio más que aceptable, (19.8 puntos, 4,6 rebotes en 29 minutos de juego). Por último, Gilbert Talbot, llegó a principio de mes a Mar del Plata como reemplazo temporal del lesionado Franco Barroso y se fue sin pena ni gloria. Solamente alcanzó a jugar 3 encuentros, de los cuales promedió 9.7 minutos, 8.3 puntos y 3.7 rebotes.

Por su parte, en Quilmes sucedió algo similar con su único foráneo, Paul Larsen. Debido a la situación sanitaria de público conocimiento, fue liberado para que pueda regresar a su hogar y estar con su familia. Había arreglado su contrato a fines de enero para reforzar la zona pintada ante un equipo diezmado por diferentes lesiones.

Larsen dejó una buena impresión en sus 10 partidos que disputó con la camiseta del Cervecero en la Liga Argentina. Promedió 15.7 puntos, 5.8 rebotes en 28.4 minutos. A diferencia con los extranjeros de Peñarol, quedaron en contacto para una vez que finalice las medidas tomadas tanto del gobierno nacional como de la Asociación de Clubes de básquetbol.

Aunque la suspensión rige hasta el 30 de marzo, hay incertidumbre de como se reestructurará las diferentes competiciones, y todo hace indicar que los extranjeros que pasaron por esta temporada en los clubes marplatenses, no volverán a vestir -por lo pronto- sus respectivas camisetas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,