Domingo 04 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
24/08/2020

CNU: Casación confirmó la prisión domiciliaria de Gustavo Demarchi

Por mayoría, la sala segunda declaró inadmisibles los recursos interpuestos por la fiscalía y las querellas. En julio pasado el exfiscal estuvo internado tras sufrir un ACV.

CNU: Casación confirmó la prisión domiciliaria de Gustavo Demarchi
(Fotos: archivo / Qué digital)

A ocho meses de concedido el beneficio, la Cámara Federal de Casación confirmó este lunes la prisión domiciliaria que cumple en su departamento de la zona Güemes de Mar del Plata el exfiscal Gustavo Demarchi, integrante de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) condenado en 2016 a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad. Por mayoría, la sala segunda de la Cámara declaró inadmisibles los recursos interpuestos por la fiscalía y las querellas.

La resolución fue tomada este lunes con los votos de los camaristas Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci y la disidencia de Alejando Slokar , quien a su vez había sido recusado por la defensa de Demarchi pero confirmado por sus colegas.

Al  declarar inadmisibles los recursos, los jueces entendieron que tanto la fiscalía como las querellas “se limitaron a señalar meras discrepancias con el criterio” adoptado en su momento por el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata (compuesto por Víctor Bianco, Alfredo Ruiz Paz y Luis Imas) que le concedió en diciembre de 2019 la prisión domiciliaria.

“Los acusadores no dan suficiente razón de los motivos que alegan, ni logran rebatir los argumentos del Tribunal Oral”, remarcó el juez Mahiques en su voto al hacer referencia a que el beneficio le fue concedido a partir de la rotura del talón de Aquiles, “lesión que impide su adecuado desplazamiento y que evidentemente repercutirá en la rehabilitación, cuestión que el propio cuerpo de peritos oficiales dejó librada a la prescripción de sus médicos tratantes”, según lo resuelto oportunamente.

Por otro lado, el juez reparó en que en julio pasado -tal como informó la defensa- Demarchi, de 74 años, fue internado tras sufrir un Accidente Cerebro Vascular (ACV) en la Clínica Pueyrredon de Mar del Plata e incluso tuvo en cuenta que en el lugar donde supo estar alojado cumpliendo su pena de prisión perpetua (Unidad N° 34 de Campo de Mayo) surgieron casos de coronavirus, como en el caso de Eduardo Ullúa, otro integrante de la CNU que es juzgado en este momento en dos juicio en Mar del Plata.

Leer también:

“Concurren elementales razones humanitarias -aún más evidentes luego de la reciente internación informada por la defensa particular del encausado- para morigerar la modalidad de detención conforme lo dispuso el órgano jurisdiccional”, concluyó Mahiques y a lo que adhirió Yacobucci, quien a su vez entendió que en los recursos “no se ha mostrado eficazmente que la decisión del tribunal se haya apartado de los estándares de proporcionalidad” al tiempo que remarcó que “el tiempo de detención que viene observando Demarchi no exterioriza una expresión de impunidad por los graves hechos por los que fue condenado”.

Al mostrar su disidencia, Slokar entendió -en coincidencia con lo sostenido por la fiscalía- que para conceder la prisión domiciliaria “debía analizarse si las patologías que presenta (Demarchi) podían ser abordadas en el lugar donde se encontraba alojado, tal como surge de los informes elaborados por profesionales del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y del Servicio Penitenciario Federal” al tiempo que entendió que tampoco hacían variar la situación la reciente internación.

Así, reiteró: “Debía primeramente analizarse si era posible abordar adecuadamente sus dolencias dentro del establecimiento penitenciario y derivar -llegado el caso- su tratamiento a instituciones extramuros a las que correspondiera eventualmente trasladarlo”. Y recordó que Demarchi fue condenado a la pena de prisión perpetua por considerarlo coautor del delito de asociación ilícita y homicidio calificado en perjuicio de cinco víctimas; y privación ilegítima de la libertad agravada y homicidio calificado en un caso. A su vez, también recordó que Demarchi estuvo prófugo por más de un año, y se asiló en Colombia, desde donde finalmente fue extraditado.

Demarchi fue condenado en 2016 a la pena de prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometido por la CNU en el marco de una “revancha criminal” que llevaron adelante contra la tendencia revolucionaria universitaria del peronismo por el asesinato de Ernesto Piantoni, líder de la banda integrada por el exfiscal.

Esa “revancha” conllevó los asesinatos de militantes de distintas fuerzas como Enrique Pacho Elizagaray, Jorge Enrique Videla, Guillermo Enrique y Jorge Lisandro Videla y Bernardo Alberto Goldemberg, víctimas a las cuales luego se sumaron otras tres personas: Daniel Gasparri, Jorge Stoppani y María del Carmen Coca Maggi, entre marzo de 1975 y febrero de 1976.

Actualmente, en el Tribunal Federal de Mar del Plata se desarrolla un segundo juicio (“CNU 2”) que tiene como acusados a dos exintegrantes de la organización civil y parapolicial de ultraderecha: Ullúa y Oscar Héctor Corres. 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios