Miércoles 12 de junio | Mar del Plata
17/05/2023

Condenaron a perpetua al policía Panadero por el femicidio de Natalia Melmann

Los jueces consideraron que se probó durante el segundo juicio su participación en el brutal crimen cometido hace 22 años. Quedó detenido.

Condenaron a perpetua al policía Panadero por el femicidio de Natalia Melmann
(Fotos: Lucho Gargiulo / Qué digital)

Ricardo Panadero, el cuarto policía acusado por el femicidio de Natalia Melmann, fue condenado a prisión perpetua en el segundo juicio en su contra llevado adelante en el Tribunal Oral en lo Criminal N°4 de Mar del Plata. A diferencia del anterior debate realizado en 2018, los jueces consideraron que pudo probarse su participación en el brutal crimen cometido en febrero de 2001 en Miramar y por el que otros tres policías y un civil ya fueron condenados en 2002. Se ordenó su inmediata detención por lo que será trasladado a la cárcel de Batán.

El fallo fue dado a conocer este miércoles cerca de las 11 por los jueces Néstor Conti, Mariana Irianni y Juan Galarreta, que tuvieron a su cargo la integración del nuevo tribunal conformado para volver a juzgar a Panadero teniendo en cuenta que en un primer juicio realizado en 2018 había resultado absuelto pero al año siguiente el Tribunal de Casación anuló la sentencia y ordenó llevar adelante un nuevo debate.

De esta manera, los jueces por unanimidad condenaron a perpetua a Panadero por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia, abuso sexual agravado con acceso carnal y homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa, figura que representa que el asesinato se cometió para lograr impunidad.

Esa misma había sido la acusación impulsada por la fiscal Ana Caro y los abogados de la familia de Natalia, Federico Paruolo y Yamil Castro Bianchi.

La lectura de la decisión de los jueces se llevó a cabo en la sala del primer piso de Tribunales, en la que estuvieron presentes la madre de Natalia, Laura Calampuca, y el padre, Gustavo, y otras personas allegadas, entre ellas la mamá de Lucia Pérez.

Y una vez dada a conocer la sentencia los jueces ordenaron la inmediata detención de Panadero -que llegó al proceso en libertad- y su traslado a la Unidad Penal de Batán.

Leer también:

En el juicio realizado durante cuatro jornadas entre el 2 y el 5 de mayo no se discutió el crimen ya probado y con sentencia firme contra tres policías condenados a perpetua (Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez) y un civil (Gustavo “Gallo” Fernández) sentenciado a 10 años. Lo que estuvo en discusión es si Panadero participó o no de los hechos.

El foco de la discusión estuvo puesto en el valor probatorio a asignar a un estudio de ADN y a la credibilidad de un testigo clave, y en ese sentido los jueces consideraron que los elementos de prueba reunidos “resultan suficientes y aptos” para condenar a Panadero más allá de distintas contradicciones expuestas entre testigos.

Los magistrados se apoyaron en el testimonio técnico del perito Gustavo Penacino, que sostuvo que un vello púbico encontrado en el cuerpo de Natalia tenía una compatibilidad de un 97% con el perfil genético del acusado, y desacreditó los planteos de la defensa, a cargo de Lautaro Resúa, contra las explicaciones dadas por el profesional respecto a por qué no se llegaba a un nivel de certeza del 99,9%. El juez Conti en su voto habló de una “contundencia técnica y científica” expuesta por el profesional.

En ese sentido, valoró -con adhesión de Irianni y Galarreta- que el perito explicó la degradación que había sufrido la muestra recogida sobre el cuerpo de Natalia, pero reparó en que ello “jamás produce el cambio de patrón genético”. En tanto también destacó que ante sus consultas no dudó en referir en que el resultado “hubiera sido de certeza absoluta” si el rastro se hubiera encontrado en el momento del hecho sin degradación.

Justamente uno de los puntos marcados por Casación al anular el primer fallo había sido que los jueces anteriores no habían explicado los argumentos que llevaron a desacreditar los dichos de ese perito.

El brutal femicidio se produjo 4 de febrero de 2001 cuando a la salida de un boliche de Miramar Natalia Melmann, de 15 años, fue abordada por un grupo de policías, fue subida por la fuerza a un patrullero y trasladada a una casa del barrio Copacabana para violarla y asesinarla mediante asfixia con el cordón de una de sus zapatillas para después arrojar su cuerpo en el vivero municipal, donde sería encontrado cuatro días más tarde.

Leer también:

En octubre de 2002 los policías Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez fueron condenados a perpetua al ser considerados “coautores de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía y en concurso de dos o más personas para asegurar el resultado”. También fue condenado a 25 años Gustavo “Gallo” Fernández, por su participación en el secuestro, aunque la pena luego fue reducida a 10 años de prisión.

En aquel proceso no estuvo Panadero ya que la Justicia de Garantías lo había sobreseído previamente. Sin embargo, luego esa decisión fue revertida por la Corte bonaerense y así llegó a un primer juicio en 2018 y a este segundo debate tras la anulación de esa primera sentencia.

La familia de Natalia reclama que como parte del caso la Justicia también tiene pendiente desentrañar a quién pertenece un quinto perfil genético que fue hallado en un rastro en el cuerpo de la adolescente. “Ojalá que nos alcance la vida para poder condenar a todos”, dijo este miércoles su papá tras escuchar la sentencia contra el cuarto policía.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

17/05/2023