Sábado 27 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
14/08/2021

Lesa humanidad: a nueve años de la condena, Casación absolvió a los hermanos Méndez

Habían sido condenados por el Tribunal de Mar del Plata como partícipes del secuestro y asesinato en Tandil del abogado laboralista Carlos Alberto Moreno en 1977.

Lesa humanidad: a nueve años de la condena, Casación absolvió a los hermanos Méndez
(Foto: archivo / Qué digital)

A nueve años de la condena dictada por el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata y luego de que a fines del año pasado la Corte Suprema de Justicia ordenara que se volviera a examinar el caso, esta semana la Cámara Federal de Casación resolvió absolver a los hermanos Emilio y Julio Méndez, que fueron condenados en 2012 por prestar su quinta de Tandil donde estuvo secuestrado y fue ejecutado el abogado laboralista Carlos Alberto Moreno en 1977. Para la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se trata de “otra muestra de la resistencia del Poder Judicial a avanzar contra civiles”.

Según informaron desde la dependencia, los hermanos Méndez habían sido condenados en 2012 por el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata -compuesto por Roberto Falcone, Néstor Parra y Mario Portela- a penas de 15 y 11 años como partícipes del secuestro y asesinato de Moreno, quien permaneció cautivo en una quinta de su propiedad en Tandil que fue utilizada como centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico militar.

El caso ya había pasado por la Cámara de Casación en 2013, cuando fueron confirmadas las condenas contra los dos civiles y las penas a prisión perpetua dictadas contra los ex militares Julio Alberto Tomassi, Roque Ítalo Papalardo y José Luis Ojeda.

Sin embargo, los hermanos Méndez recurrieron esa decisión y recién en diciembre del año pasado en un polémico fallo fueron beneficiados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ordenó que se volviera a examinar el caso. A partir de esa decisión, ahora la sala cuarta de la Cámara de Casación Penal, integrada por Javier Carbajo, Eduardo Righi y Ángela Ledesma, revisó la sentencia y resolvió absolverlos.

“El nuevo fallo de Casación anula así dos condenas que habían resultado paradigmáticas, por tratarse de las primeras recibidas por civiles en la provincia de Buenos Aires“, lamentaron desde la Secretaría de Derechos Humanos.

Y cuestionaron: “A pesar de dar por probado que el abogado laboralista estuvo en la quinta de los Méndez y de calificar como gravísimos los delitos de lesa humanidad que sufrió Moreno, Casación otorgó valor preponderante a las declaraciones de los propios imputados por sobre las de los testigos y omitió ponderar el contexto en el que sucedieron los hechos”.

En ese sentido, remarcaron que los jueces concluyeron que no estaba acreditado que los condenados “fehacientemente conocían la finalidad para la cual se utilizaba su propiedad“. “El fallo de la Cámara de Casación prescinde de cualquier evaluación sobre la eliminación deliberada de evidencias y el ocultamiento sistemático de pruebas que se advierte en las causas por crímenes de lesa humanidad en general, y en lo que concierne a la actuación de civiles en particular”, criticaron y denunciaron: “Es otra muestra de la resistencia del Poder Judicial a avanzar contra civiles“.

Asimismo, desde la dependencia nacional sostuvieron que la sentencia del tribunal marplatense de 2012 “había logrado reconstruir y articular pruebas y evidencias que permitían demostrar la presencia militar habitual en la propiedad de los Méndez, la importancia crucial de sus aportes para el plan criminal, el conocimiento por parte del personal de las fuerzas de seguridad de quiénes eran los propietarios de la residencia, las formas de utilización del espacio y la relación estrecha de los propietarios con las fuerzas militares”.

“La decisión de la Cámara de Casación representa un retroceso extremadamente preocupante en el juzgamiento de los responsables civiles del terrorismo de Estado”, concluyeron.

Según informó Página 12,  los hermanos siguen con prisión preventiva ya que se encuentran acusados en otra causa, conocida como “La Huerta”, por la que en los próximos meses deberán enfrentar un nuevo juicio ante el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, también por secuestros ocurridos en su quinta durante la última dictadura cívico militar.

Carlos Moreno era abogado de los trabajadores de la cementera Loma Negra. Fue secuestrado en la noche del 29 de abril de 1977 en las cercanías de su domicilio en Olavarría y trasladado a Tandil donde personal militar lo mantuvo privado de su libertad en la quinta de los hermanos Emilio Felipe Méndez y Julio Manuel Méndez, en condiciones infrahumanas y sometido a sesiones de tortura. En la mañana del 3 de mayo Moreno pudo escapar y buscó auxilio en una vivienda cercana. Pero luego fue nuevamente secuestrado y trasladado a la quinta, donde fue asesinado.

La aparición del cuerpo, entregado a sus familiares el 23 de mayo de 1977, se debió a las gestiones que se
efectuaron desde diferentes sectores con motivo de un habeas corpus firmado por gran cantidad de colegas de las ciudades de Azul, Tandil y Olavarría y como consecuencia de la comparecencia ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires del propio juez de la causa.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,