Martes 28 de mayo | Mar del Plata
13/02/2023

Lucía Pérez, segundo juicio: indagan por posibles irregularidades en el CAPS

Las abogadas de la familia se centran en cuestiones administrativas, como la firma de un certificado de defunción en blanco. Las declaraciones en el debate.

Lucía Pérez, segundo juicio: indagan por posibles irregularidades en el CAPS
(Foto: archivo / Qué digital)

La firma de un certificado de defunción en blanco el día en que Lucía Pérez entró fallecida al Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de Playa Serena y la ausencia de un reporte médico del ingreso de la adolescente son dos de los puntos en los que se centraron, por fuera de la acusación principal, las abogadas de la familia en la cuarta audiencia del segundo juicio. Lo hicieron teniendo en cuenta que este lunes se presentó como testigo quien era la coordinadora por entonces del CAPS y quien expuso ya en el primer juicio esas desprolijidades administrativas. Previamente ya le habían preguntado sobre esos puntos al ex subsecretario de Salud, Pablo De la Colina, que estaba a cargo de la guardia aquel 8 de octubre de 2016.

Durante el primer juicio realizado en 2018 la familia de Lucía Pérez, a través de su abogado de entonces Gustavo Marceillac, mostró críticas hacia Pablo De la Colina al acusar desprolijidades administrativas detectadas en la causa como “que el funcionario no plasmó ni una entrada ni salida” de Lucía al CAPS y que “firmó un certificado de defunción en blanco”.

Puntualmente, esas críticas se basaron en que no se había dejado asentado el ingreso de la joven en el libro médico de guardia y que sólo había sido referenciado en uno de enfermería y en que la por entonces coordinadora del CAPS, Luisa Sendra, había declarado que De la Colina firmó un certificado de defunción en blanco o incompleto.

Leer también:

El exfuncionario fue consultado durante su declaración en el segundo día de este nuevo juicio sobre esas situaciones en particular y, tras varias insistencias y poca claridad, recordó algunos detalles, pero les restó trascendencia. Contrario a lo afirmado por el enfermero que lo acompañaba ese día en la guardia, dijo que existía solo un libro de reportes y no dos -uno de médicos y otro de enfermería- y que allí el enfermero había realizado el informe del ingreso de Lucía acompañado con su firma.

Por su parte y también después de varias preguntas al respecto, dijo que el certificado de defunción correspondía que lo realizara la Policía Científica al estar ante una “muerte dudosa” y, además, al no conocer datos personales de la víctima ni la causa de la muerte. Tras varias insistencias de las partes, De la Colina le restó importancia al documento municipal que quedó incompleto y que él mismo firmó: “Cuando alguien deja un certificado de defunción incompleto no sirve”. E insistió en que esa tarea le correspondía a la Policía.

Este lunes con la presencia nuevamente de la por entonces coordinadora del CAPS -ya está jubilada- las abogadas de la familia de Lucía, María Florencia Piermarini y Verónica Heredia, profundizaron sus preguntas en el mismo sentido.

Con respecto al certificado de defunción, la por entonces coordinadora del centro de salud relató que aquel 8 de octubre la médica que reemplazó en la guardia de De la Colina le preguntó qué hacer con ese documento al encontrarlo. Ante eso, explicó, ella se lo guardó porque el certificado tenía la firma del funcionario y porque sabía era una documentación oficial numerada y registrada. También, dijo, no correspondía su confección debido a que tenía intervención la Policía.

A partir de esa situación, Sendra relató que el certificado se lo quedó entre sus pertenencias del CAPS. Y que algunos meses después cuando se encontró casualmente con De la Colina recordó ese certificado y le preguntó qué hacer. A ello recibió como respuesta que lo rompiera, aunque ella entendió que no correspondía y que debía anularse de manera formal, procedimiento legal que cumplió más tarde en la Secretaría de Salud.

Leer también:

Por otro lado, Sendra también aseguró que pese a que había dos registros de ingresos de personas al CAPS, uno de enfermería y otro médico, en el caso de Lucía sólo fue consignado en el primero y, contrario a lo dicho por De la Colina, sin su firma. El exfuncionario también había asegurado que no existían dos registros y que sólo se debía consignar en uno solo.

Al terminar la declaración de la ex trabajadora municipal, las abogadas pidieron al Tribunal Oral en lo Criminal N°2 incorporar como pruebas tres fotocopias que aún conservaba la mujer: copia de uno de los libros de reportes del CAPS, el acta de retiro del cuerpo de Lucía que confeccionó la Policía y el acta realizada cuando se anuló formalmente el certificado de defunción en blanco firmado por el funcionario.

Por qué De la Colina -que estaba en el CAPS esa tarde cubriendo la guardia por falta de personal- no completó el reporte médico de ingreso de Lucía al CAPS y por qué firmó el certificado de defunción en blanco siguen siendo, a esta altura, preguntas sin respuestas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

13/02/2023