Martes 22 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
21/07/2019

Tres años de prisión en suspenso por abusar de una nena: “No hubo justicia”

Juan Carlos Cisneros fue condenado por abusar de la nieta de su pareja de nueve años. La mamá de la víctima mostró su malestar porque el acusado “no vaya a la cárcel” y denunció que el juez leyó la sentencia sin convocarlos.

Tres años de prisión en suspenso por abusar de una nena: “No hubo justicia”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Hace más de dos años Silvia denunció ante la Justicia que su hija de nueve años había sido abusada por quien entonces era la pareja de su mamá y abuela de la menor. Esta semana el Juzgado Correccional N°5 condenó a Juan Carlos Cisneros por el delito de abuso sexual a la pena de tres años de prisión en suspenso. Y la familia de la víctima expresó su malestar por dos situaciones puntuales: primero, porque el hombre no deberá cumplir la condena en la cárcel, algo que les habían anticipado como una posibilidad, y segundo porque denuncian que tras una manifestación realizada en Tribunales durante el debate, el día de la sentencia fue adelantado, nunca les avisaron y el veredicto fue leído sin que se enteraran.

El juicio contra Juan Carlos Cisneros se llevó a cabo en el Juzgado Correcional N°5, a cargo de Leonardo Celsi, e intervino el fiscal Leandro Arévalo.

El caso llegó a juicio luego de que hace dos años atrás, Silvia denunciara que su hija de nueve años había sido abusada por quien era pareja de su madre y abuela de la mujer. “Juntas, estas valientes mujeres vienen peleando casi en soledad contra una inmensa justicia patriarcal”, relataron desde la organización Votamos Luchar, que acompañó a la familia durante el proceso, y remarcaron que la abuela de la menor “también fue víctima de la manipulación del abusador”.

De esta manera, y bajo la acusación de abuso sexual, Cisneros fue condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso –es decir que no se ejecuta en prisión y se la condiciona al cumplimiento de una serie de reglas de conducta- en base al artículo 119 del Código Penal que establece penas de entre seis meses a cuatro años para “el que abusare sexualmente de una persona cuando ésta fuera menor de trece años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio”.

Para Silvia, mamá de la víctima, la condena no significó lo que ellos esperaban teniendo en cuenta que el hombre “en todo este tiempo gozó del beneficio de la libertad y continuará con normalidad su vida”, según expuso la familia. “El padre de mi hija y yo hicimos todo por la vía correspondiente y la verdad es que no hubo justicia, sí hubo pero no la que tenía que haber, él tenía que haber ido preso“, sostuvo la mujer en diálogo con QUÉ Digital.

Asimismo, expresó su malestar e indignación a partir de no haber sido convocados para la lectura de la sentencia, que se realizó el martes pese a que inicialmente se había previsto que fuera el miércoles. “La sentencia estaba estipulada para el miércoles pero no nos avisaron y lo hicieron a puertas cerradas“, lamentó Silvia y sumó: “Es una falta de respeto porque no nos dejaron entrar. A mí llamó el juez y me dijo que ya se había hecho por la integridad del acusado“.

Y en el mismo sentido, apuntó: “Yo tengo derecho a expresarme, a llorar, a patalear. Tengo todo el derecho como mamá a presenciar la sentencia y no contaba con esta falta de respecto, que lo hagan a puertas cerradas y que me dejen afuera, por la integridad y porque mis familiares gritaban, como si fuese el primer juicio que pasa esto. Si yo hubiera querido violentar a esta persona la hubiera ido a buscar porque sé dónde vive. Y no hice nada de eso, yo hice todo por las vías legales como corresponde porque creía en la Justicia. Pero el accionar del juez Celsi no fue correcto”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,