Domingo 15 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
18/09/2019

Una audiencia contra el sobreseimiento del juez Hooft por delitos de lesa humanidad

Se realizó en la Cámara Federal de Apelaciones. La fiscalía y organismos de derechos humanos buscan que se revierta la resolución tomada por el juez Bava en marzo de 2018.

Una audiencia contra el sobreseimiento del juez Hooft por delitos de lesa humanidad
(Fotos: Marcelo Nuñez)

A pesar del paso de los años, la causa por delitos de lesa humanidad iniciada contra el juez provincial Pedro Hooft sigue teniendo instancias judiciales de abordaje. Luego de que en marzo de 2018 el juez que instruía la causa, Martín Bava, resolviera dictar el sobreseimiento del magistrado días después de que la Corte Suprema confirmara la absolución en el jury realizado en 2014, este miércoles se realizó una audiencia en la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata, ya que deberá resolver a partir de los planteos de la fiscalía y las querellas si confirma o revoca el sobreseimiento.

Hooft es acusado de tener participación en la “Noche de las Corbatas”, el megaoperativo represivo perpetrado por las fuerzas armadas y con la colaboración de integrantes de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) entre junio y  julio de 1977. Durante esas jornadas, un grupo de abogados laboralistas fue secuestrado y la mayoría permanece desaparecido.Para las querellas, el magistrado no sólo cajoneó los habeas corpus presentados por los familiares de los abogados, sino que ocultó el asesinato del abogado Jorge Candeloro.

En el marco de la tramitación de la causa judicial en su contra, Hooft fue sometido a jury de enjuiciamiento en 2014 y finalmente resultó absuelto.

Dos años más tarde, la Suprema Corte de Justicia, respaldó la absolución en ese jury y más tarde, en marzo de 2018, la Corte Suprema de la Nación hizo lo propio. A penas ocurrió ello, y pese a que anteriormente sostenía que la causa judicial se tramitaba independientemente de los resultados del jury, el juez Bava resolvió sobreseer a Hooft a partir de las resoluciones tomadas con respecto al jury por los máximos tribunales de justicia.

Previa esa decisión, Bava había establecido que un proceso del jury sólo tiene el objetivo de decidir si corresponde el apartamiento del magistrado y puntualizó que no persigue declarar la inocencia o culpabilidad penal del juez en cuestión.

En ese marco fue que tanto el Ministerio Público Fiscal y las querellas apelaron ese sobreseimiento y así recién este miércoles se celebró una audiencia en la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata -a la que no asistió Hooft- en la cual los jueces escucharon los argumentos de cada una de las partes. En ese sentido, se espera que en la próxima semana se dé a conocer su resolución.

La Cámara está integrada para este caso en particular por Alejandro Tazza -el único juez que la integra permanentemente-, Santiago Martín -que se desempeña como juez federal civil en Mar del Plata- y Julio Reborero -perteneciente a la Cámara de Apelaciones de La Plata y que no estuvo presente en la audiencia sino que lo hizo a través de videoconferencia-. Por su parte, el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal Horacio Azzolín y las querellas, por Gloria León -Secretaría de Derechos Humanos de la Nación- y Manuel Marañón -Secretaría de Derechos Humanos bonaerense-.

En la previa de la audiencia, organismos de derechos humanos reiteraron “la exigencia de justicia frente a los delitos de lesa humanidad oportunamente denunciados contra el juez Pedro Federico Cornelio Hooft”.

“Un reciente fallo de la Cámara Nacional de Casación Penal ha reafirmado que la inacción de los jueces que, antes o después del 24 de marzo de 1976, han permitido o facilitado la comisión de delitos de lesa humanidad, son participes primarios y co-responsables de la comisión de los mismos, lo que, en principio, justifica la continuación de la investigación penal en curso y la revocación del sobreseimiento otorgado en primera instancia, conforme la prueba acumulada a la fecha, en estas actuaciones, ahora a resolución de la Cámara Federal local”, explicaron.

Y remarcaron que “el juicio político o de responsabilidad funcional es diferente al proceso penal, y su resultado, de modo alguno, puede condicionar la continuidad de las presentes actuaciones”. Es que justamente cuestionan que la decisión del juez Bava de sobreseer a Hooft se basó simplemente en el resultado del jury y no de la prueba recolectada en la causa penal, en la cual Hooft nunca se presentó a prestar declaración indagatoria, pese a los numerosos llamados y a ser declarado en rebeldía, amparo en sus fueros.

Los organismos de derechos humanos que exigen que se avance con la investigación son la APDH Mar del Plata, Abuelas de Plaza de Mayo Filial Mar del Plata, Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas del Terrorismo de Estado del Centro y Sur de la Provincia de Buenos Aires, Asociación de Ex Detenidos del Sudeste, HIJOS Resiste, el Colectivo Faro de la Memoria y la Asociación Judicial Bonaerense (AJB).

A lo largo de la causa, la defensa de Hooft -encabezada por su hijo Federico, actual secretario de uno de los juzgados federales de Mar del Plata- ha denunciado en más de una oportunidad en distintas instancias judiciales que la causa contra su padre “fue armada”.

 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,