Miércoles 11 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
09/02/2017

Ataques neonazis: elevan a juicio la causa contra ocho imputados

Están acusados por amenazas, ataques contra inmuebles, lesiones y de conformar una organización para imponer ideas por la fuerza y propagar proclamas discriminatorias.

Ataques neonazis: elevan a juicio la causa contra ocho imputados
(Foto archivo QUÉ Digital)

El juez federal Santiago Inchausti resolvió elevar a juicio la causa por una serie de ataques nazis en Mar del Plata que tiene a ocho jóvenes acusados e imputados por una docena de hechos –que incluyen amenazas, ataques contra inmuebles, lesiones- y por conformar una organización para cometer estos delitos en función de proclamas neonazis.

En concreto, se acusa a Oleksandr Levchenko, Alan Emanuel Olea, Gonzalo Paniagua, Nicolás Caputo, Franco Martín Pozas, Giuliano y Giordano Spagnolo, y una persona menor de edad, de haber actuado, en grupo o individualmente, en diversos episodios de violencia –que van desde pintadas, daños materiales, amenazas de muerte y fuertes golpizas-, cuyas víctimas no son elegidas al azar, bajo la reivindicación del nazismo y el uso y difusión de simbología vinculada a ello, cuestiones contempladas como actos discriminatorios en la ley 23592. Esto, además de la pertenencia a un grupo organizado de personas, que actúa en relación a personas o grupos minoritarios.

Cada uno de los imputados deberá responder, además de los delitos de lesiones graves y leves, daños y amenazas de acuerdo a su participación en los doce hechos que forman parte de la investigación –encabezada por los fiscales Laura Mazzaferri y Nicolás Czizik-, como integrantes una organización destinada a imponer sus ideas por la fuerza, delito previsto en el artículo 213 bis del Código Penal, en concurso ideal con el delito de pertenecer a una organización y realizar propaganda basados en ideas o teorías de superioridad de una raza, religión o grupo étnico, reprimido en el artículo 3 de la Ley 23.592.

La elevación a juicio es parcial -y la investigación continúa- dado que aún existen autores no individualizados, aún respecto de hechos que integran esta requisitoria y de otros episodios que podrían haber sido cometido en el marco de la organización investigada.

CÓMO ACTUABAN

DETENIDOS ATAQUES NEONAZIS 03

Uno de los detenidos es llevado al Tribunal Federal para declarar. (Foto QUÉ Digital)

Los fiscales explican que el modus operandi de la organización, al menos desde el inicio de 2014, fue a través de pintadas con aerosol de carácter intimidante, con cruces esvásticas, y leyendas nazis del estilo “siegheil” y descalificativos discriminatorios como “reventadas” en los frentes de tres viviendas. También hubo amenazas mediante la utilización de frases intimidatorias tales como “te voy a matar hija de puta” o “tené cuidado que somos muchos los pelados en Mar del Plata”, “son una lacra para la sociedad, los vamos a matar uno por uno, sabemos dónde se juntan”, “vos cuidate porque te voy a acuchillar” entre otras, exhibiendo cuchillos y manoplas.

También hubo agresiones físicas en forma grupal a sus víctimas, golpes de puño, ataques utilizando elementos contundentes, con filo, caños de pvc rellenos con concreto, palos con clavos, manoplas, cascotes y cajones de verdura, “quedando de manifiesto, como característica común, la posición desaventajada de las víctimas, no sólo por no poseer herramientas de defensa, sino además por el número de agresores que generalmente rondaban en más de tres personas”, reparan los fiscales.

A su vez, se cometieron daños materiales en las propiedades que pertenecerían, o a las que concurrirían en forma asidua, las personas hostigadas, generando roturas de vidrios, ventanas y paredes. A ello se sumaban también amenazas en redes sociales.

Todo ello, consideran los fiscales, sustentado en teorías de superioridad de la ideología nazi, promoviendo la discriminación racial, alentando a la persecución o el odio contra grupos de personas minoritarios que profesan el derecho a la igualdad, con la finalidad de colonizar e imponer sus ideas nazis, combatiendo las ajenas por medio del temor o la fuerza, discriminando política, religiosa, xenofóbicamente y sexualmente a quienes consideran “diferentes”. Con esos objetivos, integraban el grupo denominado “Bandera Negra” o el “Frente Skinhead Buenos Aires Mar del Plata” (FSSBA), teniendo sus integrantes intervención conjunta y/ o alternada, con permanencia en el tiempo.

LOS HECHOS IMPUTADOS

MARCHA ANTI FASCISTA (8) juan martin amadi

Juan Martín Navarro, activista de Amadi, fue una de las víctimas de los ataques neonazis. (Foto QUÉ Digital)

Para el Ministerio Público Fiscal quedaron acreditados doce hechos concretos. En orden cronológico, el primero acreditado se cometió en la madrugada del 19 de octubre de 2013, cuando una joven fue interceptada por Olea y Franco Pozas junto a un tercero, quienes la amenazaron de muerte, por pertenecer al “colectivo Punk” y ser de ideología anarquista. Algunos días después, el 6 de diciembre, cerca de la medianoche frente a Plaza Mitre, los mismos dos imputados y un tercero le dijeron a un joven: “Eh punk, ¿vos sos punk?”. La víctima les preguntó si lo conocían y la respuesta fue una amenaza de muerte, mostrándole una manopla y un cuchillo. Además, uno de los imputados le mostró su tatuaje con un águila y una cruz esvástica en el centro y le dijo que deje de pasear por allí.

En septiembre de 2014 una mujer transexual fue agredida por cuatro hombres armados con palos, entre los que se encontraba Levchenko, quienes la golpearon, le generaron lesiones cortantes detrás de la rodilla derecha, la cabeza y el dedo meñique de la mano izquierda.

En la tarde del domingo 11 de enero de 2015, en la zona de Playa Grande, una joven fue interceptada por Franco Pozas mientras caminaba. “Tené cuidado porque somos muchos los pelados en Mar del Plata”, la amenazó Franco Pozas, luego de mostrarle su tatuaje del águila del Tercer Reich con la cruz esvástica. Todo porque la víctima llevaba un tatuaje que decía: “Ni sumisa, ni devota”. El 12 de octubre de 2015 un hombre militante de una organización que defiende la diversidad sexual fue amenazado en Balcarce entre Salta y Jujuy por Levchenko. “Vos cuidate porque te voy a acuchillar”, le dijo.

Días después, el 24 de octubre de 2015, en las inmediaciones de Plaza España, Olea, Marcos y Nicolás Caputo, Paniagua y Levchenko, entre otros, persiguieron, golpearon y lesionaron a dos víctimas, exhibiendo palos, tubos de PVC rellenos con concreto, maderas con clavos y otros objetos contundentes. Ese mismo día, Nicolás Caputo había amenazado a un joven que se encontraba en Plaza España. “Hija de puta te vamos a matar, sacate ese parche porque te voy a ir a buscar y te voy a sacar ese parche con una tenaza”, en alusión a una insignia de la agrupación Acción Anti fascista que llevaba la víctima en su brazo.

El 20 de noviembre de 2015, Giuliano Spagnolo y Levchenko, junto a otro sujeto, pintaron una cruz esvástica en el frente de una ONG. El mismo día, un rato después, pintaron leyendas neonazis en la casa de una víctima y en el local partidario del Frente para la Victoria.

Pintada Nazi La Cámpora ok

Pintada nazi en la pared del domicilio de una militante de La Cámpora.

El 8 de diciembre de 2015 dos hombres, uno de ellos el imputado Giuliano Spagnolo, agredieron a un joven militante de una organización por la diversidad sexual. Al advertirlos fuera de un negocio de comidas, del centro marplatense, salió del lugar. Cuando iba caminando sintió un golpe en la cabeza y una patada en la rodilla y cayó al suelo, perdiendo el conocimiento. Se despertó dos días después en el Hospital Regional con lesiones oftalmológicas, con pérdida de visión del ojo derecho, destrucción total del tabique nasal, lesiones en los pómulos y pérdida de una pieza dentaria.

Hubo un hecho que si bien se atribuyó a la organización, no se acreditó la identidad de los autores: fue una pintada, en diciembre de 2015, de una cruz esvástica en el comercio de un militante social.

El 14 de febrero de 2016 imputados en esta causa atacaron, con caños de pvc rellenos de cemento, cascotes y cajones de verdura, el local de un activista por la diversidad de género, que ya había sido amenazado. Uno de los agresores gritaba: “Homosexual, vamos a venir hasta que te podamos matar”, y otro exhibía un arma de fuego.

LA ORGANIZACIÓN

Plaza Pueyrredon (3) bandera negra fascistas

Los hechos que fueron acreditados a lo largo de la investigación no han sido aislados, ni episódicos. Por el contrario, Mazzaferri y Czizik explicaron que existen suficientes elementos de prueba para sostener que “se ha tratado del accionar organizado, planeado y continuado en el tiempo de un grupo de jóvenes violentos, cuyo propósito ha sido, mediante ataques cobardes a determinadas víctimas, con fines además discriminatorios,  y la ocupación de determinados espacios públicos, imponer sus propias ideas por medio del temor o la fuerza, y evitar que otros desarrollen normalmente sus planes de vida y se expresen libremente”.

“La pluralidad de hechos en un período de tiempo relativamente corto, la intervención en varios de ellos de las mismas personas, la modalidad empleada, y la elección de las víctimas, son elementos bastantes para tener por probado que los hechos aquí juzgados han sido cometidos de forma organizada“, añadieron.

A su vez, repararon en que a los hechos violentos les seguían por lo general una catarata de expresiones en las redes sociales vanagloriándose de sus “combates” y exclamaciones públicas sobre las banderas e ideas que representaban los aquí imputados, ligadas principalmente al nazismo.

Por otro lado, consta en el expediente que las víctimas no eran escogidas al azar. “La violencia no tenía como fin únicamente infligir un daño a una persona particular, sino que el hecho trascienda hacia otros que pudieran pertenecer al mismo espacio, o colectivo de personas”, sostiene el requerimiento de elevación a juicio.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,