Domingo 25 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
02/10/2015

Megacausa Base Naval: prisión preventiva para once imputados

Lo dispuso el juez federal Santiago Inchausti. Alcanza, entre otros, a tres médicos que se desempeñaron en centros clandestinos durante la dictadura. Se los investiga por homicidio, asociación ilícita, secuestros y tormentos.

Megacausa Base Naval: prisión preventiva para once imputados
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

El Juzgado Federal Nº3 decretó los procesamientos con prisión preventiva por delitos de lesa humanidad de once imputados en el marco de la megacausa Base Naval que fue fueron detenidos días atrás acusados de privaciones ilegales de la libertad, tormentos y homicidios calificados en perjuicio de cientos de víctimas cometidos dentro del centro clandestino que funcionó en la sede de la Base Naval de la ciudad, como así también en los centros asentados en la Escuela de Suboficiales de la Infantería de Marina (ESIM), y en la Prefectura Naval Argentina (PNA).

La investigación por los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Base Naval ya tiene condenados en el marco de su primera y segunda parte, un juicio que avanza por estos días en cuanto al tercer y cuarto tramo y días atrás tuvo doce nuevos detenidos, de los cuales once ahora fueron procesados en una causa caratulada “Pertusio, Roberto y otros s/homicidio calificado”.  A todos ellos, se les fijó un embargo de $2 millones.

Los procesamientos con prisión preventiva fueron dictados contra Raúl Enrique Pizarro, Carlos Alberto Mansilla y Miguel Ángel Domingo Parola –jefes de Sanidad de los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Base Naval y en la ESIM– por ser jefes u organizadores en el delito de asociación ilícita, figura que concurre en forma real con los delitos de privación ilegal de la libertad doblemente agravada por mediar violencia y amenazas lo que a su vez concurre materialmente con imposición de tormentos agravada por haber sido cometidos en perjuicio de perseguidos políticos, en concurso real con los delitos de privación ilegal de la libertad doblemente agravada por mediar violencia y amenazas e imposición de tormentos agravada por haber sido cometidos en perjuicio de perseguidos políticos y homicidio calificado.

A su vez, fueron cautelados, aplicándose la misma calificación jurídica, Oscar Ramón Gronda –comandante de la agrupación Comandos Anfibios asentada en el centro clandestino que funcionó en la Base Naval y subdirector de la ESIM–, Néstor Ramón Eduardo Vignolles –jefe de la Prefectura Naval Argentina en la época de los hechos–, Osvaldo Gaspar Siepe –jefe de Sección de Informaciones de la Prefectura Naval Argentina.

También se dictó la prisión preventiva con respecto a Policarpo Vázquez –suboficial que se desempeñó en la sección de inteligencia del centro clandestino que funcionó en la Base Naval-, Oscar Ayendez –suboficial que se desempeñó en la sección de inteligencia del centro clandestino que funcionó en la Base Naval– y Enrique Esteban Willig –asignado a tareas operativas dentro de la agrupación Buzos Tácticos asentada en el centro clandestino que funcionó en la Base Naval–, por la misma calificación pero en calidad de miembros o integrantes del delito de asociación ilícita.

Finalmente, fueron procesados Jorge Horacio Roque Vargas –jefe de la Central Inteligencia de la Base Naval– y Rodolfo Ludueña –jefe de operaciones de la Fuerza de Tareas 6– por ser jefes u organizadores en el delito de asociación ilícita.

Ver más: , , , , , , , , , , ,