Sábado 19 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/06/2017

Caso Gianelli: critican a jueces por “arbitrarios” y “absurdos”

El abogado querellante César Sivo, en la apelación que presentó por la absolución a la docente de música Analía Schwartz por las denuncias de abuso sexual infantil cargó duramente contra los magistrados del Tribunal Oral en lo Criminal Nº1.

Caso Gianelli: critican a jueces por “arbitrarios” y “absurdos”
César Sivo, abogado de la querella. (Foto archivo QUÉ Digital)

Hace casi un mes, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 absolvió a Analía Schwartz en el juicio que se realizó en su contra por 9 casos de abuso sexual infantil y 6 de corrupción de menores en los colegios Fleming y Gianelli. En su momento, los jueces argumentaron la inexistencia de indicios físicos y cuestionaron duramente a la perito oficial encargada de las cámaras gesell.

Este martes, el abogado querellante César Sivo apeló a la Cámara de Casación ese fallo absolutorio y en su escrito fue muy duro contra los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas a quienes calificó de “arbitrarios” y absurdos”.

Para Sivo, el Tribunal “incurrió en absurda y arbitraria valoración de las pruebas incorporadas por lectura y producidas en el debate contradictorio” y además en “la omisión de tratamiento de varias cuestiones esenciales llevadas a su conocimiento y decisión, poniendo en crisis las garantías de debido proceso y tutela judicial efectiva”.

CRÍTICAS A LOS JUECES

Los jueces violaron la ley de protección integral de niños, niñas y adolescentes y la convención sobre los derechos del niño al difundir la sentencia donde no solo no tuvieron el más mínimo reparo sobre la preservación de la identidad de los chicos, sino que además ironizaron sobre el contenido de los relatos. los jueces fueron crueles con las victimas, incumpliendo con mandas que les vienen impuestas”.

“Los jueces fueron acríticos con los que más dudas arrojaban sobre su veracidad y sobre su credibilidad subjetiva: el personal del colegio“.

“Los jueces no vieron las inconsistencias en las forzadas, calcadas y evidentemente preparadas declaraciones de las personas del colegio”.

“Los jueces no tuvieron en cuenta las responsabilidades de las preceptoras y de las señoritas de sala, que debían declarar y aclarar sobre hechos propios, lo que le quitaba bastante crédito a cualquier cosa que dijesen”.

“A los jueces no les llamó la atención que cada declarante del colegio que fue deponiendo en días posteriores apareciese respondiendo cosas que todos los anteriores en idénticas situaciones, no podía responder”.

“Los jueces fueron acríticos con la imputada y sus evidentes mentiras; como por ejemplo que  estaba deprimida, desconociendo que estuvo cuatro años atacando a todos los operadores de esta causa, mediante el uso de redes sociales, creando perfiles falsos y  desconociendo que hacía otras actividades, que no paró un minuto negando inclusive la propia actitud en el juicio que ellos mismos pudieron observar durante tres meses de debate”.

“Los jueces se valieron de peritos de parte de la defensa que nada aportaron al juicio,  ya que hablaron sobre abstracciones, no vinculando nada de lo que decían con lo que había acontecido en la instrucción y con lo que estaba pasando en el debate”.

“Los jueces dejaron de lado el saber científico de los peritos psicólogos que  depusieron para valerse por un ‘supuesto sentido común’ o de sus propias vivencias como padres (de chicos que no han sido abusados por caso)”.

“Los jueces dejaron de lado también el análisis objetivo y pormenorizado de los relatos de los padres, para englobarlos en afirmaciones que no tienen correlación probatoria y que de haberlo hecho correctamente, los hubiera llevado a una condena”.

“Los jueces hablaron de los padres como sugestionables y dijeron que en esa misma sugestión y con desbordes emocionales terminaron inventando historias, sin tener en cuenta que: no hay ninguna constancia documental ni científica que así lo justifique, que los propios particulares damnificados pedimos como prueba que se los examine y se rechazó por el Tribunal la medida; que de las comunicaciones y las narraciones no se advierte ninguna contaminación de ninguna especie”.

“Los jueces no mencionaron además, cuales serian las cosas ‘que los padres querían que sus hijos dijeran’, ni cómo lo habían logrado, ni cómo ellos como jueces pudieron advertirlo”.

“Los jueces desoyeron lo que dijeron los niños en cámara gesell“.

“Los jueces se olvidaron de los niveles de análisis de las declaraciones de los niños y lo que dice la guía de las buenas prácticas de UNICEF. Ni cómo se validan los mismos”.

“Los jueces no tuvieron en cuenta toda la actividad ostensiblemente desplegada por el colegio Gianelli para encubrir el hecho o para forzar a dificultar el hallazgo y la comprobación de las situaciones abusivas”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , ,