Domingo 22 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/11/2016

CNU: la fiscalía pide perpetua para Demarchi y otros cinco acusados

Se los acusa de integrar una asociación ilícita enmascarada en la Concentración Nacional Universitaria para cometer delitos de lesa humanidad. Para los otros tres imputados solicitaron penas de entre tres a nueve años.

CNU: la fiscalía pide perpetua para Demarchi y otros cinco acusados
El exfiscal Gustavo Demarchi, uno de los acusados (Foto: QUÉ Digital)

Con el pedido de pena de prisión perpetua para Gustavo Demarchi, Mario Ernesto Durquet, Juan Pedro Asaro, Raúl Rogelio Moleón, Raúl Arturo Viglizzo y Fernando Alberto Otero y otras tres de entre tres y nueve años, el Ministerio Público Fiscal cerró su alegato luego de tres jornadas en el marco del juicio que se lleva a cabo contra los integrantes de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) investigados por cometer delitos de lesa humanidad previos a la última dictadura cívico-militar.

Los fiscales Daniel Adler, Laura Mazzaferri y Eugenia Montero solicitaron, de esta manera, penas para todos los imputados del proceso en el que se juzga el accionar de un grupo violento que secuestró y asesinó en la antesala del último golpe cívico militar organizados en la denominada CNU.

A todos se los acusa de haber sido miembros de una asociación ilícita, entendida como un acuerdo implícito de voluntades para delinquir y poner en riesgo la tranquilidad de la población. En concreto, los fiscales pidieron para el exfiscal Gustavo Demarchi la pena de prisión perpetua, como jefe y organizador de esa asociación ilícita y coautor de los homicidios conocidos como “el 5×1”, que tuvo como víctimas a Enrique Elizagaray, Guillermo Enrique Videla, Jorque Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla y Bernardo Goldemberg, y la privación ilegítima de la libertad y posterior asesinato de María del Carmen Maggi.

La misma pena requirieron para Mario Ernesto Durquet, acusado además de ser coautor de la asociación ilícita, por los homicidios del 5×1, de Daniel Gasparri y Jorge Stoppani, y de Maggi, previo secuestro violento.

Para Juan Pedro Asaro pidieron también prisión perpetua por la privación ilegítima de la libertad de Maggi y su posterior homicidio; mientras que a Raúl Rogelio Moleón –quien siguió la instancia de alegatos por videoconferencia desde Marcos Paz- se lo acusa de ser coautor de los homicidios de la noche del 5×1, al igual que a Raúl Arturo Viglizzo.

En tanto para Fernando Alberto Otero se requirió la pena de prisión perpetua, pero no se lo acusó por la asociación ilícita –más allá de que pudo integrarla- porque ya pesa sobre él una condena por el crimen del diputado Ramón Rojas en San Juan, donde un grupo de miembros CNU acudieron para matarlo. A Otero se lo acusa de haber participado de todos los homicidios juzgados en el juicio.

Por otra parte, para los otros tres acusados, José Luis Granel, Juan Carlos Asaro y Roberto Alejandro Justel, solicitaron penas de nueve años, cuatro años y seis meses y 3 años, respectivamente, por considerarlos coautores del delito de asociación ilícita. Cabe señalar que durante el juicio fallecieron otros dos acusados Luis Roberto Coronel y Marcelo Arenaza.

Sobre el final del alegato -que fue en sintonía con las querellas-, Adler nombró una a una a las ocho víctimas que fueron asesinadas y también a 25 testigos del juicio que debieron irse de Mar del Plata y el país para no correr la misma suerte –muchos de los cuales estuvieron sentados entre el público-; a 12 personas que fueron detenidas en 1975 o los primeros años de la dictadura, y otras siete que sufrieron persecuciones y hostigamientos, incluido el obispo de entonces, Monseñor Pironio. “Este juicio ha honrado la memoria y ha surgido la verdad. Señores jueces, es la hora de la justicia”, finalizó Adler.

vctimas CNU

Arriba: Jorge Enrique Videla, Guillermo Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla y Bernardo Goldemberg. Abajo: “Coca” Maggi, Jorge Stoppani y Daniel Gasparri, y “Pacho” Elizagaray (Imagen: Fiscales.gob.ar)

LOS HECHOS

Para los fiscales, los acusados conformaron una asociación ilícita comandada por Gustavo Demarchi para perseguir y eliminar a opositores políticos vinculados a la tendencia revolucionaria del peronismo.

El  juicio  se  centró  en  la  revancha  criminal  que  llevó  adelante la CNU para vengar la muerte de su líder, Ernesto Piantoni, que fue bautizada  como “cinco  por  uno”.  La  serie  de  asesinatos,  que terminó con la vida de cinco militantes y ex militantes políticos de distintas  fuerzas,  fue  el  inicio  de  una  seguidilla  de  muertes que incluyó  a  otras  tres  personas  entre  febrero  de  1975  y  marzo  de 1976.

A Piantoni lo mataron el 20 de marzo de 1975 en una operación de Montoneros. Poco después, durante la noche del velorio -coinciden los testigos y lo subrayó la elevación a juicio-se decidió la serie de crímenes a cometer. Primera mataron a Enrique Elizagaray, uno de los referentes de la Juventud Universitaria Peronista, a su tío Jorge Enrique Videla, y a sus primos Guillermo Enrique y Jorge Lisandro Videla, todos militantes de la tendencia revolucionaria.

Luego, fueron a buscar a Bernardo Alberto Goldemberg, médico que había llegado de La Plata para instalarse en la ciudad junto a su familia. Todos los cuerpos aparecieron brutalmente acribillados.  Después del 5 x 1, la CNU asesinó al contador y militante de la Juventud Peronista, Daniel Gasparri, a su amigo, Jorge Stoppani y a la decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad católica, María del Carmen “Coca” Maggi.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios