Condenaron a 18 años al joven que mató a su hijastro de dos años

José Luis Liberti fue encontrado culpable por homicidio simple. La familia y la fiscalía se mostraron conformes aunque habían solicitado la prisión perpetua por considerar que se trató de un homicidio agravado con alevosía.

09/03/2016
Condenaron a 18 años al joven que mató a su hijastro de dos años
(Foto: QUÉ Digital)

José Luis Liberti, el joven de 23 años acusado de haberle provocado la muerte mediante golpes a su hijastro de dos años en la ciudad de Balcarce en septiembre de 2014, fue condenado este miércoles a 18 años de prisión por hallarlo culpable del delito de homicidio simple. A partir de la falta de prueba existente, los jueces descartaron la calificación de homicidio agravado con alevosía que había requerido la fiscalía y por eso había pedido la prisión perpetua.

A lo largo del juicio fue ventilado un contexto familiar violento, de descuido para con un nene y de miedo por parte de una joven madre que sufría amenazas y violencia por parte de su pareja.

El hecho se produjo el 24 de septiembre de 2014 en una casa ubicada en las calles 104 y 21 de Balcarce. La madre del pequeño, Rocío Stío, de 18 años, lo había dejado al cuidado de su pareja y, según la investigación, cuando llegó lo encontró desmayado, lo llevaron al hospital y allí llegó sin vida.

A lo largo del proceso, el fiscal Rodolfo Moure había sostenido la calificación de homicidio agravado por alevosía, e hizo hincapié en la indefensión del nene por su edad y por la ausencia de la madre y descartó, tal como lo hizo la defensa, que se considere al hecho como un homicidio preterintencional que se constituye cuando el agresor actúa con la intención de provocar lesiones a otra persona pero finalmente le genera la muerte.

Finalmente, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº1 , compuesto por los jueces Aldo Carnevale, Pablo Viñas y Alexis Simaz, decidió no dar lugar a esa calificación y se inclinó por la del homicidio simple. “La falta de pruebas era un factor que teníamos en cuenta que podía influir en la decisión porque los jueces”, explicó Moure que dijo estar conforme con la condena al igual que la familia Stío.

“Era un caso muy difícil de probar porque era creerle a un testimonio o a otro”, reparó el fiscal y explicó que en la sentencia los jueces rechazaron los planteos de la defensa que había pedido la absolución o en cambio que se había tratado de un homicidio preterintencional.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios