Lunes 28 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/10/2014

Crimen del taxista: uno de los menores confesó ser el tirador

El chico de 15 años aprehendido el miércoles declaró haber sido quien le disparó a Ruben Cufré. Además dijo que el otro adolescente detenido en la causa era quien manejaba la moto en la que se movilizaban para cometer delitos.

Crimen del taxista: uno de los menores confesó ser el tirador
Foto: Supetax

El chico de 15 años aprehendido el miércoles declaró ayer haber sido quien le disparó a Ruben Cufré, el taxista asesinado el 23 septiembre durante un asalto, según informaron fuentes judiciales. Además, el menor dijo que el otro adolescente detenido en la causa era quien manejaba la moto en la que se movilizaban para cometer delitos.

El miércoles el adolescente se había negado a declarar, pero había pedido hablar el viernes. El fiscal que investiga la causa, Carlos Russo, decidió entrevistarlo hoy y, mientras tanto, la Justicia de Garantías mantuvo la medida cautelar sobre el menor quien siguió alojado en el circuito cerrado de Batán.

El fiscal explicó que en la entrevista el chico confesó el hecho y que su relato coincide absolutamente con las declaraciones de los testigos. En su declaración, el adolescente explicó que el 23 de septiembre había salido junto otro menor -quien fue detenido ese mismo día- en moto para intentar cometer algún asalto y conseguir dinero.

Esa noche, en Tierra del Fuego y Alvarado, el joven contó que vieron un taxi parado. Frenaron la moto y él se bajó con un arma en la mano, mientras que su compañero lo espera en el vehículo listo para huir del lugar. El chico abrió la puerta del taxi, le apuntó a Rubén Cufré con el arma y le pidió dinero, le dijo que era un asalto.

Al adolescente le pareció que Cufré buscaba la plata debajo del asiento, por donde está el freno de mano. En ese momento el asaltante miró hacia atrás para ver si su compañero seguía allí en la moto. En ese instante de distracción el taxista agarró el brazo del joven, se produjo un forcejeo -siempre según el testimonio del menor- y al chico se le se escapó un tiro. El joven en su declaración explicó que en ningún momento quiso efectuar el disparo. Dijo que ante lo sucedido se asustó y huyo corriendo del lugar, mientras que su compañero en la moto se fue hacia otro lado.

El fiscal dijo que el chico se mostró acongojado en el relato. Además agregó que hay pruebas suficientes, porque a la confesión se suman los testimonios de los testigos y las huellas del chico coinciden con las que la policía científica había tomado del vidrio del taxi de Cufré.

Los dos chicos continuarán alojados en el circuito cerrado de Batán. Al ser inimputables no hay otro tipo de medidas penales que se puedan realizar. Desde la Fiscalía de Menores elaborarán informes sobre la situación familiar, social y psicológica de cada uno.

Esos informes quedarán a disposición del Poder Ejecutivo, quienes podrán tomar medidas para que al menos estos chicos no incurran en un hecho similar.

Ver más: ,


Comentarios