Domingo 27 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
16/06/2020

Fernando Lario: a casi ocho años de la desaparición, buscan rastros en un pozo

Las tareas comenzaron a desplegarse días atrás a partir de la declaración de testigos. Los trabajos se centran en un pozo de 18 metros de profundidad.

Fernando Lario: a casi ocho años de la desaparición, buscan rastros en un pozo

A casi ocho años de la desaparición del arquitecto Fernando Lario en Mar del Plata, nuevas declaraciones incorporadas en la causa judicial derivaron en el comienzo de un operativo de búsqueda en torno a un pozo de unos 18 metros de profundidad ubicado en la zona de la Ruta 88 camino a Batán.

Si bien la información trascendió durante este martes, el operativo se inició días atrás a partir de la declaración de dos testigos que aportaron nuevos datos en la causa, que ahora encabeza la fiscal Andrea Gómez, tras dos cambios de fiscalías ocurridos a lo largo de los años.

Leer también:

De acuerdo a lo informado por el abogado de la familia de Lario, Julio Razona, y confirmado por fuentes allegadas a la causa, la búsqueda se centra en un pozo molinero de unos 18 metros de profundidad y 1.20 de diámetro.

“Un testigo ha dado información sobre el ocultamiento del cuerpo que estaría dentro de una heladera”, expuso el abogado de la familia.

Condicionados por los efectos del tiempo y por la complejidad de la tarea a realizar teniendo en cuenta el lugar señalado y el paso de los años, los investigadores están a la espera de poder avanzar con los trabajos con aparatología especializada y así poder confirmar la presencia o no de los restos del arquitecto en ese lugar.

En noviembre de 2017, a más de cinco años de la desaparición de Lario, el caso avanzó con nuevas pistas recolectadas y los investigadores -en ese entonces encabezados por el fiscal Fernando Castro- centraron la hipótesis en un posible homicidio en ocasión de robo, lo que motivó el cambio de calificación de la causa que hasta el momento se mantenía como averiguación de paradero.

“Esta línea de investigación es la que como particulares damnificados hemos sostenido durante años con la familia”, señaló Razona.

LA DESAPARICIÓN DE FERNANDO LARIO

El 6 de julio del 2012 Fernando Lario pasó la noche con su novia, Carmen. Al día siguiente, el sábado 7, ella lo llevó a la Facultad de Arquitectura, ya que ese día había elecciones del claustro docente. El arquitecto se despidió de Carmen, entró a la Facultad y volvió a comunicarse con ella cerca de las 13.45. Habló por teléfono más de 5 minutos. El arquitecto le mandó luego el último mensaje de texto del que se tiene rastro: “Los libros son para vos, los discos son para F… (su hijo). Hacé que esto se cumpla por favor. Perdón por todo, te quiero mucho. La vida es una mierda”.

Las cámaras de seguridad de la Universidad registraron a Fernando Lario minutos después mientras caminaba dentro del edificio. Subió a la sala de profesores, bajó dos pisos por las escaleras y se dirigió hacia el pasillo que conecta Arquitectura con la Facultad de Humanidades. Justo ese día una de las cámaras dejó de funcionar. “Desde entonces no se lo ve más a mi hermano”, relató su hermana Laura tiempo después. No tenía auto y su moto estaba en arreglo. Al día siguiente, una joven encontró el morral del arquitecto en Los Acantilados.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,