Jueves 01 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
31/12/2019

Homicidios en Mar del Plata: en 2019 se mantuvo la tendencia y crecieron los “ajustes”

Durante 2019 se registraron 46 asesinatos, cifra que se ubica en sintonía con la del año pasado, cuando se produjeron 44. En 2015 hubo 75; en 2016, 40; y en 2017 la cifra había bajado a 38.

Homicidios en Mar del Plata: en 2019 se mantuvo la tendencia y crecieron los “ajustes”
(Fotos: Qué digital)

La drástica reducción de homicidios dolosos registrada en los últimos años en Mar del Plata -se bajó de 89 a 38 en cinco años- tuvo durante 2018 un freno, cuando el número de asesinatos fue de 44. Y a lo largo de 2019 esa tendencia prácticamente se mantuvo y no pudo volver a reducirse, ya que se registraron hasta este martes 31 de diciembre 46 hechos, de acuerdo a un relevamiento de Qué digital. Un dato por demás significativo se centra en la mayor parte de las causas de esos homicidios, donde emergen con mayor intensidad los denominados “ajustes” y “peleas o riñas”.  Del total, 6 de los casos se produjeron en ocasión de robo y 2 fueron femicidios.

A lo largo de este 2019 -y con una variada periodicidad ya que hubo meses en los que se registraron hasta siete casos y otros en los que hubo sólo uno- Qué digital relevó a partir de su trascendencia pública 46 casos ocurridos en Mar del Plata que, preliminarmente, son considerados homicidios dolosos, aunque otras fuentes que trabajan sobre las causas dieron cuenta ante la consulta de este medio de unos 43 hechos de estas características a lo largo del año.

En cualquier de los casos, y con el grado preliminar que debe considerarse esta información teniendo en cuenta el estado en curso de las diversas investigaciones, la cifra se ubica en un rango similar al de año pasado, cuando se registraron -también bajo estos relevamientos- 44 casos, lo que marcó un alto en la tendencia a la baja que traía el indicador en la ciudad y que durante 2019 tampoco pudo retomarse.

Los datos, que este año también fueron cotejados con los exhibidos en los informes mensuales del Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito (Cemaed), dan cuenta respecto a los últimos siete años que en 2013 se produjeron en Mar del Plata 89 homicidios dolosos; en 2014 bajaron a 77; en 2015 se registraron entre 73 y 75; en 2016 descendieron a 40; en 2017, a 38 ; y en 2018 crecieron levemente a 44.

Si se tienen en cuenta los desencadenantes de los homicidios dolosos de este 2019 establecidos en las etapas iniciales de la mayoría de las investigaciones, se destaca que la mayor parte de los mismos estuvieron nuevamente vinculados a “motivos personales“, como pueden ser discusiones, “riñas” y “ajustes de cuenta”. Si bien esta tendencia se mantiene desde hace años, durante este 2019 el número alcanza a cerca del 70% de los casos.

Los homicidios dolosos son un indicador de violencia urbana y permiten visualizar cómo distintas conflictividades sociales escalan al extremo fatal. La gravedad de la muerte de una persona ocasionada por otra tiene un fuerte impacto en la percepción de la seguridad, en las dinámicas territoriales y sobre las políticas de seguridad. Los homicidios dolosos son muertes evitables, que ubican al Estado como el principal actor, por dirigir la política criminal, por detentar los medios de castigos y de la violencia legal, por dirigir los procesos de control social y porque está obligado a promocionar formas democráticas de resolución de conflictos“, describió el Cemaed en un estudio estadístico presentado durante este 2019 sobre homicidios registrados en la ciudad entre 2014 y 2018.

En una amplia mayoría-28 de 46-, los casos de este año fueron cometidos con armas de fuego, y en cuanto al período de tiempo, el último cuatrimestre del año registró 22 de los 46 totales relevados por Qué digital. En detalle, en enero se registraron 5 casos, en febrero 3, en marzo 3, en abril 2, en mayo 4, en junio 3, en julio 1, en agosto 3, en septiembre 6, en octubre 7, en noviembre 3 y en diciembre 6.

ROBOS

Del total de homicidios dolosos registrados este año, preliminarmente se puede establecer que 6 fueron cometidos en ocasión de robo, y en cinco de ellos se produjeron detenciones de sospechosos o implicados.

Unos de los de mayor trascendencia pública por la modalidad empleada fue el de Tomás Marcos, de 52 años, ocurrido el 2 de abril cuando fue asesinado de un disparo luego de que dos individuos lo abordaran para robarle la moto. Por el hecho fueron detenidos un joven de 20 añosque se desplazaba como acompañante en la moto y quien se sospecha fue el que disparó contra la víctima- y un menor de 15 años, que por su edad es no punible.

Y otros dos de importante trascendencia pública ocurrieron con escasas horas de diferencia. En la noche del 5 de septiembre Karina Fragoso fue asesinada de un disparo en la cabeza en el barrio Bernardino Rivadavia luego de haber sido abordada por una persona en la calle en un intento de robo fallido. El hecho generó conmoción ya que parte del ataque quedó registrado en cámaras de seguridad de viviendas de la zona.

En torno al caso fueron detenidas dos mujeres -una por el homicidio y otra por encubrimiento- aunque semanas después la Justicia de Garantías dispuso la libertad de ambas al entender que no se reunió la prueba suficiente para mantenerlas detenidas. De todas maneras continúan imputadas e investigadas, pero en libertad.

Y durante el final de la tarde del 6 de septiembre Mirta Graciela Zabalegui, encargada de un edificio ubicado en Bolívar y Corrientes, fue asesinada en el marco de un robo. Si bien la investigación fue compleja en su inicio, con el paso de las semanas los investigadores lograron detener a tres implicados: dos están sospechados de haber participado en el homicidio en tanto que al otro se lo acusa de encubrimiento y falso testimonio.

FEMICIDIOS

Al igual que el año pasado, en 2019 en Mar del Plata al menos dos mujeres fueron asesinadas por hombres con los que mantenían algún tipo de relación: la policía Gisel Varela y la joven Ana Laura Díaz.

En el primero de los casos, ocurrido el 8 de enero, la policía detuvo horas después del hecho a su pareja, quien tenía una orden de restricción de acercamiento a partir de denuncias previas.

En el segundo, ocurrido el 11 de noviembre, un hombre fue detenido por el homicidio y pese a que los investigadores dijeron al momento de concretar la imputación no tener elementos suficientes en ese entonces, y al menos preliminarmente, para calificar el hecho como un femicidio, se presume que el imputado mantenía una relación con la víctima.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,