Lunes 26 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
19/10/2016

“La Justicia transformó el acto de amor de Hurtado en delito”

Un grupo de personas que figura como víctimas en la causa contra el pastor evangelista por trata de personas solicita ser quitado de la misma. Consideran que los fiscales y los jueces “manipulan” sus declaraciones.

“La Justicia transformó el acto de amor de Hurtado en delito”
(Fotos QUÉ Digital)

Un grupo de personas protestó hoy en la puerta de la Cámara de Apelaciones Federal para que la Justicia los quite como víctimas de la causa que investiga “trata de personas con fines de explotación laboral” por la que el pastor evangelista Isaías Hurtado lleva detenido más de 80 días en el penal de Ezeiza. “Nos catalogan de víctima cuando no lo somos. Acusan a Isaías Hurtado de manipularnos y la Justicia nos está manipulando“, expresaron.

Hurtado está imputado por 21 casos de trata de personas -la Justicia decretó la nulidad de seis casos y de cuatro de abuso sexual– y cerca de 10 personas que figuran como víctimas de la causa aseguran que no lo son. “Yo vivía dentro de la casa de Isaías, junto a otros chicos más, supuestas victimas. Hurtado nos brindó un hogar, una familia donde nos trataba como hijos a todos. Nos festejaba los cumpleaños, éramos una  familia del corazón”, cuenta Atilio, quien figura en la causa como víctima de trata de persona.

El acto de amor que hizo Isaías Hurtado con todos nosotros la justicia lo transformó en un delito. Una mentira en la que nos han puesto como víctimas de trata de persona, de servidumbre, de explotación laboral”, dice Atilio y pide ser sacado de la causa: “Hoy son 21 casos de trata de persona, donde más de la mitad hemos testigo a favor y dijimos que no éramos víctimas“.

TEMPLO HURTADO TRATA DE PERSONAS 05

Al día de hoy, Atilio dice “no entender” cómo es que algunos de sus “hermanos” del templo Monte Sion declararon en contra del Pastor Hurtado y del resto de los imputados –Patricia Padilla, Joel Opazo, Luis CortezCaleb Esteban Alday- ya que considera que “recibieron el mismo trato de amor” que él y los demás que hoy piden no ser considerados como víctimas.

“La Justicia dice que somos vulnerables y no es así. Queremos hacer es un pedido formal para poder hablar con los jueces de la Cámara de Apelaciones”, dice Atilio y agrega: “Esto lleva más de tres meses y lo único que vemos es que nos catalogan de víctima cuando no lo somos. Acusan a Isaías Hurtado de manipularnos y la Justicia no está manipulando“.

Hoy el templo Monte Sion -O’Higgins 333se encuentra clausurado y dentro viven Atilio y otras víctimas de la causa que no tienen otro lugar dónde ir. “Nos sentimos culpables, porque la verdad es que si hoy Isaías Hurtado, nuestro padre, está preso es culpa nuestra porque nos ha brindado amor”, finaliza.

TEMPLO HURTADO TRATA DE PERSONAS 03

LIBERTADES LIMITADAS

Para el Ministerio Público Fiscal, las personas que fueron “captadas” por Hurtado o el resto de los imputados y figuran en la causa como víctimas tienen restringida su libertad de autodeterminación, bien jurídico vulnerado por el delito investigado, sin perder de vista que “resultan ser personas inmersas en situaciones de vulnerabilidad, algunas preexistentes y otras generadas por los propios imputados, quienes logran alejarlas de su ámbito familiar, cultural y de confianza, lo que conforma un claro condicionamiento a esa libre voluntad”.

Esto es refrendado por los testimonios del expediente. Uno de ellos indica que “una vez que estabas dentro del lugar, si tenías que ir a comprar algo al supermercado o hacer un trámite, no podías moverte sin avisárselo”. Otros refieren las dificultades para seguir viendo a su familia. “Ver a la familia era muy difícil, yo mientras estuve allí nunca pude viajar a ver mi mamá”, señala una declaración, que agregó que no les permitía tener teléfono celular para no comunicarse con personas de afuera.

Para cumplir con lo que dice la iglesia uno debe congregarse, no comunicarse con otras personas que no sean del ministerio aunque sean familiares, amigos, cortás trato con todos, no leer bibliografía que no sea recomendada por ellos, de hecho nos hicieron quemar la biblioteca que teníamos en casa”, sumó otro testimonio.

¿CONSENTIR LA PROPIA EXPLOTACIÓN?

El Ministerio Público Fiscal aclara que los dichos de las víctimas y el consentimiento prestado para concurrir a las reuniones, entregar parte o la totalidad de sueldos, bienes o realizar tareas domésticas, deben ser analizados bajo el contexto descripto. Tal “voluntad”, de acuerdo a lo explicado por el fiscal Nicolás Czizik, “no implica la ausencia de indicadores de trata, sino la presencia de otros elementos, como las carencias sufridas y una situación de vulnerabilidad y desamparo extremos que viene a robustecer, en la víctima, la percepción de ausencia de mejores condiciones de vida a las ofrecidas por sus captores”.

Bajo ningún concepto las víctimas pueden libremente consentir su propia explotación, en casos como este, donde existe una clara afectación a la libertad personal de auto determinación de las víctimas. La libertad de elección de la víctima de trata se encuentra seriamente comprometida en el caso, y por ende, el vicio torna carente de relevancia el pretendido consentimiento en la propia explotación, ya que ante todo, la libertad de la persona es un bien jurídico indisponible”, ahondó Czizik.

Ver más: , , , , , , , , ,