Martes 04 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
15/03/2016

Miramar: denuncian que policías torturaron a un adolescente

La víctima tiene 17 años y es el presidente del Centro de Estudiantes de su escuela. Tiene quemaduras hechas con cigarrillos y cortes, que asegura fueron generadas por efectivos de la bonaerense.

Miramar: denuncian que policías torturaron a un adolescente

La familia de un adolescente de 17 años denunció que policías de Miramar secuestraron y torturaron al chico el pasado lunes a la mañana. Según el testimonio del menor, efectivos de la bonaerense lo agarraron cuando iba al colegio, lo encapucharon, lo quemaron con cigarrillos, lo cortaron, lo golpearon y amenazaron con matarlo con un arma de fuego.

El chico se llama Lautaro, vive en Miramar, tiene 17 años, es militante de derechos humanos, posee estética punk y es presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Media Nº1 Rodolfo Walsh.

Según denunció, algunos efectivos de la policía en Miramar lo hostigan desde diciembre. Lo insultan, lo acosan y lo paran sin razón. “Esto es discriminación“, cuenta el padre del joven, quien cada vez que la policía lo demoraba les decía “tengo derechos, tengo derechos”.

Luego de esos primeros problemas con la policía, la familia de Lautaro pidió a la Justicia un habeas corpus preventivo, pero la juez Florencia Hogan, esposa del intendente de Miramar Germán Di Cesare, se lo negó.

La familia del menor relata que en la madrugada del sábado, cuando Lautaro volvía de un boliche, fue parado por la policía y que un efectivo le dijo que lo iban a llevar al vivero para matarlo. No pasó a mayores, pero encendió una alarma.

El lunes a la mañana, cuando Lautaro iba a la escuela Rodolfo Walsh, fue interceptado por un auto Fiat 600. Un hombre se bajó, lo amenazó con un arma, lo encapuchó y lo subió al auto. Según el menor, ese sujeto era el policía con el que había tenido problemas la madrugada anterior.

En la denuncia que presentaron los padres de Lautaro, figura que el menor fue llevado hasta el vivero de Miramar y allí fue golpeado, quemado con cigarrillos y cortado con cuchillo. Incluso, aseguran que al menor le hicieron con un cuchillo un cruz en el pecho y le decían: “Ahí te vamos a pegar el tiro”.

Te vamos a fusilar, nosotros también tenemos derechos”, dice Lautaro que le dijeron sus secuestradores, quienes lo golpearon hasta desmayarlo y se fueron, dejándolo tirado en el vivero.

La fiscal que investiga el caso, Ana Caro, explicó que se le dio curso a la denuncia y se inició una instrucción por “apremios ilegales” en la que están acusados personal policial del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) y de diferentes destacamentos.

La fiscal Caro explicó al investigarse a personal policial, tuvieron que hacerle a Lautaro exámenes médicos en el hospital público, para constatar las heridas denunciadas. En ese examen se corroboró que el joven presenta heridas en un brazo y la frente que “podrían ser compatibles con quemaduras de cigarrillos” y otras en el brazo que “son cortes superficiales”. Sin embargo, los médicos no certificaron la herida que presentaba en el tórax, donde denunció que le hicieron una cruz para “pegarle un tiro”.

En ese contexto, y para darle continuidad a la investigación, Caro pidió los registros de las cámaras de seguridad de la zona donde fue el secuestro y solicitó los nombres de todos los policías que estuvieron de turno en la madrugada del domingo. Además, ordenó que personal de Prefectura de Mar del Plata custodie la casa de la familia de Lautaro mientras termina de tramitar el sistema de protección del Poder Judicial.

Ver más: , , , , , , , ,