Martes 17 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
27/12/2018

Operativo Libertad: penas de entre 7 y 3 años para dos familias

Se dedicaban hasta su detención en noviembre de 2016 a la venta de estupefacientes en los barrios Libertad y Camet. Ahora fueron condenados en el marco de un juicio abreviado.

Operativo Libertad: penas de entre 7 y 3 años para dos familias

Dos años y un mes después de un megaoperativo que incluyó más de 16 allanamientos realizados principalmente en  el barrio Libertad y también en Camet que terminaron con múltiples personas detenidas y el secuestro de más de 55 kilos de droga -entre marihuana y cocaína-, un millón de pesos y armas de fuego, catorce personas fueron condenadas por la Justicia Federal en el marco de un juicio abreviado en el cual se impusieron penas que van entre siete años y medio y tres años de prisión, según el grado de responsabilidad de los implicados, en su mayoría integrantes de dos familias dedicadas a la venta de estupefacientes.

Según informaron desde el Ministerio Público Fiscal, en el marco de un procedimiento de juicio abreviado el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata condenó a doce de los acusados por el delito de comercio agravado de estupefacientes, al considerar que integraban una organización dedicada al tráfico de estupefacientes en la zona de Camet y de Barrio Libertad, la cual tenía su principal bunker de droga en un lugar conocido como “El Chapón”, y además, comercializaban en viviendas y con la modalidad “delivery”.

Las penas de prisión fueron fijadas en siete años y seis meses y multa de $15.000 para tres personas a las que se les probó una mayor responsabilidad en los hechos juzgados, en seis años y multa de $8000 para otras ocho personas, y en tres años de efectivo cumplimiento y multa de $4000 para una persona que fue considerada partícipe secundario de la organización.

También fueron condenadas otras dos personas por los delitos de tenencia ilegal de arma de fuego y encubrimiento. Si bien estas personas tenían vínculos con los principales responsables de la organización, no se pudo probar que hubieran participado de las maniobras de tráfico de estupefacientes, por lo que sus penas fueron fijadas en dos años, y dos años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, respectivamente.

ALLANAMIENTO DROGRA OPERATIVO LIBERTAD (1)

La condena incluyó el decomiso de $940.007, U$S 558 y seis automóviles -entre los que se encuentran camionetas y autos de alta gama- que fueran secuestrados durante los allanamientos. Cuando la sentencia quede firme, el dinero y los vehículos decomisados serán puestos a disposición de la Comisión Mixta de Registro, Administración y Disposición ley 23.737 para que se los destine “a la lucha contra el tráfico ilegal de estupefacientes, su prevención y la rehabilitación de los afectados por el consumo de estupefacientes”, según remarcaron desde la fiscalía.

El Tribunal consideró que estos bienes eran el beneficio económico generado por el delito, ya que ninguna de las personas condenadas pudo acreditar que desarrollara una actividad lícita que justificara el dinero y los bienes que poseían.

 LA BANDA, DOS FAMILIAS 

Una banda, dos familias, un objetivo común: el narcotráfico. Esa es la base sobre la que se centró la investigación que derivó en 2016 en múltiples allanamientos en el denominado “Operativo Libertad”.

La metodología era proveerse de marihuana y cocaína para su almacenamiento en una casa de Gascón  a 8163 para luego distribuirla y venderla en distintos puntos de los barrios Libertad y Camet. Uno de esos puntos estaba ubicado en Bayley  entre Chacabuco y Ayacucho denominado “El Chapón”, que era “alquilado” a dos de los implicados con el reclutamiento incluido para seguridad y vigilancia.

Una metodología similar se daba en otros dos puntos: uno ubicado en Los Manzanos 3695 y otro en Libres del Sud 1860, 1º “B”.

ALLANAMIENTO DROGRA OPERATIVO LIBERTAD (3)

De acuerdo a la investigación iniciada por la fiscalía temática de estupefacientes de la Justicia provincial y que luego pasó a la Federal, la banda estaba compuesta, por un lado, por María Magdalena Rebollo y su hijo Gervasio Rebollo, y, por otro, por María de los Ángeles Ferreyra Juan Regino Casco, padres de Ana Cristina, María Soledad, Roxana Mabel y Héctor Andrés. En tanto, Cristian Sebastián Frías y Matías Abelardo Correa son sus yernos.

Juan Regino Casco, a su vez, es primo hermano de Juan Marcelo Ariel Martins Carlos y Diego Rafael Martins Carlos, a quienes les pagaban una suma aproximada a 30 mil pesos mensuales a modo de locación de “El Chapón” y por el servicio de seguridad que brindaban con personas dispuestas en la zona como “satélites”. Por su parte, en el domicilio de Silvia Rosana Gómez (Gascón 8163) era donde se almacenaba parte de la droga.

De acuerdo a lo expuesto en el expediente judicial que se tramitó en el juez federal de Santiago Inchausti, los investigadores dieron por probado la existencia de una estructura compuesta por doce personas organizadas que se dedicaban a la venta de estupefacientes en Libertad y Camet y que una parte de la droga, mayormente marihuana, era almacenada en el domicilio de Gascón 8163 y la otra parte, principalmente cocaína, se depositaba en el Libres del Sud 1860, domicilio donde vivía María Magdalena Rebollo.

ALLANAMIENTO DROGRA OPERATIVO LIBERTAD (2)

Asimismo, detectaron que el grupo coordinaba la compra de la droga que luego distribuían en los dos principales puntos de venta y que en determinadas circunstancias, cuando uno carecía de alguna de las dos sustancia que vendían, se intercambiaban la droga entre sí. En este sentido, los investigadores acreditaron que en el domicilio de Los Manzanos 3695 del barrio Camet y en el denominado “El Chapón”, ubicado en el barrio Libertad se vendía la droga a cargo de, en el primer lugar, la familia Rebollo, y en el segundo de la familia Casco.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios