Jueves 12 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
22/05/2017

Procesaron a Ullúa por asesinar y secuestrar bajo el sello de la CNU

El abogado imputado estuvo prófugo 9 años y fue detenido en abril. Permanecerá detenido y se le trabó embargo por 2 millones de pesos. La Justicia lo consideró el principal colaborador del exfiscal Demarchi, condenado a prisión perpetua.

Procesaron a Ullúa por asesinar y secuestrar bajo el sello de la CNU

El juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti dictó este lunes el procesamiento con prisión preventiva del abogado Carlos Salvador Ullúa, acusado de conformar una asociación ilícita que actuó en el marco de la agrupación CNU (Concentración Nacional Universitaria) y de ocho homicidios cometidos en 1975.

Ullúa estuvo nueve años prófugo -se ofrecía medio millón de pesos por información sobre su paradero- hasta que el pasado 27 de abril fue detenido entrando a un departamento de la Capital Federal.

En la causa interviene la Fiscalía Federal Nº2 de esa ciudad, a cargo de Nicolás Czizik. A fines del año pasado en ese expediente hubo sentencia luego de un juicio de casi dos años de extensión, en el que resultaron tres condenados a prisión perpetua por su intervención en homicidios y otros cuatro a 3 (dos de ellos), 5 y 7 años de prisión. Y dos acusados fueron absueltos.

Según informó el sitio Fiscales.gob.ar, en su resolución Inchausti analizó -en primer lugar- la vinculación de Ullúa con la CNU, con sus integrantes y con los ámbitos de poder de entonces en Mar del Plata: la Universidad, la Fiscalía -que intervenía en la investigación de los homicidios-  y las fuerzas armadas y de seguridad.

En primer lugar, su vinculación con la CNU viene de años anteriores a los hechos: en 1971 estuvo implicado, junto a otros miembros de la agrupación, en el crimen de la estudiante universitaria Silvia Filler, de 18 años, quien recibió un tiro en medio de una asamblea en la Facultad de Arquitectura, en San Luis y Diagonal Alberdi, donde actualmente funciona el Rectorado de la Unmdp. Este episodio, reparó el juez, no hizo a Ullúa desistir en la participación de esta organización criminal orquestada.

Sus miembros permanecieron disgregados y apaciguados hasta los ataques armados perpetrados el 20 de junio de 1973 en Ezeiza contra las agrupaciones de la Tendencia Revolucionaria del peronismo. Si a esto se suma la inmediata contraofensiva armada que fue respuesta al asesinato de su líder, Ernesto Piantoni, marca una continuidad temporal de la asociación, describió. El fin era claro: “Oprimir y/o eliminar a todo aquel que se presente como opuesto a sus postulados políticos”.

Ullúa fue nombrado en 1974 en el cargo de auxiliar superior de la fiscalía federal, que estaba cargo Gustavo Modesto Demarchi, condenado a prisión perpetua en diciembre pasado.

Ver más: , , , , , , ,