Siete años después, absuelven al acusado de matar a un hombre

Hermindo Andrada fue asesinado en 2011 en su casa en el marco de un robo. Este viernes Darío Medina fue absuelto por el homicidio, aunque lo condenaron por un robo.

26/10/2018
Siete años después, absuelven al acusado de matar a un hombre
El juicio se desarrolló en el Tribunal Oral N°2 (Foto: archivo / QUÉ Digital)

Un hombre de 37 años que llegó a juicio acusado de matar a golpes en el marco de un robo a Hermindo Andrada en 2011 fue absuelto este viernes por el crimen, aunque sí fue condenado a cinco años de prisión por un robo que cometió años después.

El caso, pese a haber ocurrido el 15 de diciembre de 2011, recién llegó a juicio la semana pasada y este viernes se conoció la sentencia. Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°2, Néstor Conti, Alexis Simaz y Roberto Falcone, resolvieron absolver a Darío Alberto Medina, de 37 años, por la acusación del homicidio en ocasión de robo al “no haberse acreditado la imputación fiscal”.

De todas maneras, sí lo condenaron por otro hecho por el que fue juzgado: el robo a un taxi. La pena que le impusieron fue de cinco años bajo el delito de “robo agravado por el empleo de arma cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse por acreditada”.

El fiscal de la causa, Fernando Castro, había pedido la pena de 14 años de prisión para Medina.

El homicidio de Andrada ocurrió el 15 de diciembre de 2011. Según recordó su hijo Javier -periodista de Radio Residencias-, el hombre fue sorprendido mientras dormía en su casa del barrio Dorrego, lo golpearon hasta provocarle la muerte y le robaron su jubilación.

A lo largo del juicio declararon varios testigos propuestos por la fiscalía. “Varios vecinos del barrio vieron salir a Medina de la casa de mi viejo esa noche”, había contado Javier en el inicio del juicio y había expuesto que algunos tenían miedo de declarar teniendo en cuenta que el acusado es un “personaje pesado del barrio”, con antecedentes penales.

En este marco, el hijo de la víctima relató la situación que atravesó una testigo que declaró haber visto salir a Medina salir de la casa donde ocurrió el homicidio durante la madrugada. “Una mujer mayor, frágil, abandonada por el Estado: cinco meses después, la banda de Medina asesinó a su hijo y a su hermano. Hace unos días, cuando recibió la notificación judicial, quisieron atropellarla. El día del juicio, el acusado pidió un careo con ella y el tribunal lo permitió sabiendo que la testigo estaba medicada y había pedido expresamente no cruzarse con él. Durante el careo, Medina intentó quebrarla hablándole de sus familiares muertos y tratándola como loca. Y lo logró. La mujer tuvo una crisis de nervios, el fiscal la ayudó a salir de la sala y llamó a una ambulancia que tardó una hora en llegar”, expuso Andrada al respecto, conocida la sentencia que concluyó con la absolución de Medina.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios