Domingo 25 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/07/2015

Violador serial: para la fiscalía está probado el abuso de arma

En la tercera jornada del juicio declararon una de las víctimas y sus familiares, quienes aseguraron haber sido atacados por Claudio Napolitano, luego de que el imputado violara a la mujer. El miércoles tendrán lugar los alegatos.

Violador serial: para la fiscalía está probado el abuso de arma
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

En la tercera jornada del juicio a Claudio Napolitano, imputado por siete casos de abuso sexual agravado por uso de arma de fuego y acceso carnal y siete robos agravados por uso de arma de fuego cometidos entre 2009 y 2013, las declaraciones estuvieron centradas no solo en el testimonio de una de las víctimas, sino también en el episodio que la fiscalía considera como abuso de arma de fuego.

Puntualmente, el Ministerio Público Fiscal, representado por María Isabel Sánchez, ya había adelantado que buscaría probar esta última cuestión, en relación a un incidente registrado en diciembre de 2012, contexto en el que el acusado “emitió varios disparos a un grupo de personas, uno de los cuales impactó en un hombre que recibió una herida de bala”.

En detalle, las personas que protagonizaron el episodio son familiares de una de las jóvenes que fue abusada, quien al momento del hecho tenía 34 años y fue interceptada en el barrio El Progreso por Napolitano.

De acuerdo al relato de los testigos, que va en línea con lo sostenido por la fiscalía, al día siguiente del hecho el grupo familiar fue a buscar al imputado, con el objetivo de que la víctima pudiera identificarlo y llamar así a la policía, luego de que un vecino les asegurara que se trataba de un hombre con antecedentes penales por violación. En ese contexto fue que se produjeron los incidentes que terminaron con uno de los familiares de la víctima con una herida de bala, aunque de carácter leve.

Sobre esto, Sánchez entendió que las declaraciones se mantuvieron en la línea de lo que había sido sostenido por el Ministerio y que los dichos de los involucrados fueron “más que claros”. “Para nosotros fue muy claro, ellos no fueron a hacer justicia por mano propia sino que lo querían era que la víctima identificada al presunto agresor”, apuntó.

Por su parte, el abogado defensor de Napolitano, Lucas Tornini, consideró que los testimonios de la jornada “fueron contradictorios e incongruentes”. Por eso, para el letrado, a la fiscalía “le va a costar mucho probar la acusación en relación al abuso de arma de fuego”. En ese sentido, apuntó, a su parecer “los familiares de la víctima fueron a buscar a su defendido para hacer justicia por mano propia, pero en ningún momento pudieron asegurar que lo identificaron”.

Finalmente, Tornini se refirió al pedido efectuado por el particular damnificado en relación a que se lo acuse también a Napolitano de abuso ultrajante por la utilización de otros elementos en el marco de las violaciones. Sobre eso, el abogado entendió que el planteo “no fue ni claro ni específico” y que él ya manifestó su oposición. “Si lo quieren incorporar como agravante está dentro de las posibilidades, pero eso no modifica el debate”, sostuvo.

En cuanto a la continuidad del debate, el próximo lunes será la última jornada en la que habrá tres testimonios – el de la última de las víctimas y el de  las dos policías que estuvieron cargo de la investigación que culminó con la detención de Napolitano- y luego se pasará a un cuarto intermedio hasta al miércoles, momento en el que las partes darán a conocer los alegatos. Luego, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 4, integrado por los jueces Alfredo De Leonardis, Gustavo Fissore y Jorge Peralta, deberá dar a conocer su veredicto y sentencia.

Ver más: , , , , , , , , , , ,